Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Medios Militares de Emergencias, de los vehículos 4x4, a los complejos medios NRBQ

Las situaciones de emergencias son tan múltiples como el abanico de medios que pueden ser empleados para hacerlas frente. Las unidades dedicadas a ellas deben tener dos capacidades básicas: actuación inminente y despliegue.

Otro punto clave es el de la total adaptación a las situaciones cambiantes, tal y como reflexionó la Unidad Militar de Emergencias (UME) española cuando, en julio de 2013, descarrilaba el tren Alvia en Angrois (La Coruña) y se daba cuenta que, entre sus múltiples capacidades, no contaba con medios concretos para actuar ante una eventualidad de esta naturaleza, una reflexión que reforzó todavía más la idea de la Unidad de estar en permanente cambio para ampliar sus capacidades. No olvidemos, además, que en sus diez años de existencia se ha convertido en un espejo para muchos países, entre ellos varios latinoamericanos, para organizar localmente estructuras similares a la española. Repasamos  a continuación los múltiples medios que  hoy la UME tiene en dotación y otros que podrían perfectamente equipar  a unidades de este tipo en cualquier país.

En el caso de la UME, que en su ADN se configura como de gran movilidad, cuenta con una completa dotación de vehículos y medios de transporte medios y pesados, compuesta por un centenar largo de camiones de transporte, de carretera y todo terreno de los modelos Iveco 7226 y M250; camiones grúa Mercedes Benz Luna AT-35/32 y GT-12/16-R; cabezas tractoras Mercedes Benz Actros 3344 para las góndolas Gontrailer G-694;  y vehículos especiales multiplataforma de abastecimiento y recuperación todo terreno Iveco Vempar y TT, con los que se transporta, entre otras cargas, hasta la zona de operaciones a sus TOA M-113A1/A2. En el campo de los ligeros, se cifran en torno a 300 4x4 Santana Aníbal y Uro VAMTAC (Vehículo de Alta Movilidad Táctico), una veintena de ambulancias de Iveco, incluidas varias de soporte vital, y diversas motocicletas todo terreno Suzuki DRZ 400 S.

Foto: Uno de los medios más útiles que tiene el Batallón de Transmisiones de la UME son sus torres de control aéreo móviles (foto Julio Maíz).

Obviamente se intenta que los demás vehículos especiales se basen en los modelos generales, en aras a la simplificación del mantenimiento y sostenimiento de las flotas. La gestión de estas flotas de vehículos exige, además, dotarse de los correspondientes servicios propios de mantenimiento. En el caso de la UME se cuentan con unos excelentes talleres de 2º Escalón. Igualmente, se deben crear los correspondientes servicios de gestión de repuestos y los correspondientes contactos con los proveedores que aseguren un adecuado stock de piezas y la más rápida disponibilidad de adquisición de éstas, a la par que los correspondientes acuerdos con la industria para llevar a cabo tareas de 3º y 4º escalones de los vehículos.

Vehículos especiales

La dotación de camiones de bomberos de la UME está compuesta por en torno a 200 autobombas de ataque al fuego (Uro BFP 40-106 J-1884 e Iveco FF140E28W y ML140E28W), que también son utilizadas en invierno para bombeo de nieve, agua y lodos. También cuenta con 62 nodrizas Iveco 260 T-35 con una capacidad de 13.500 l., que se utilizan para recargar las autobombas en sus actuaciones durante los incendios. Están en servicio también 36 autobuses, kits de cuñas quitanieves pesadas y ligeras con expendedoras de sal Giletta que se montan en camiones Iveco; y más de un centenar de máquinas de ingenieros de distinto tipo.

Foto: Tecnove Security tiene entre sus líneas de trabajo la adaptación  de vehículos  con equipamientos NRBQ, o de bomberos…, para llevar a cabo misiones de emergencias (foto Tecnove Security).

Se busca racionalizar los modelos de vehículos, intentando que sean del menor número posible de proveedores, como es el caso de la UME con los sistemas basados en las firmas Iveco y Urovesa, que, por otra parte, son también muy usados por el resto de las Fuerzas Armadas (FAS) españolas. No obstante, la referida y la continua evolución de las necesidades y la urgencia de obtener medios específicos a veces obliga a la compra de material de otras marcas. Así, la Unidad ha incorporado a su parque camiones de Renault equipados con grúa de recuperación de vehículos ligeros y cabezas tractoras de la alemana MAN.

Medios de ingenieros, comunicaciones y mando y control

Una de las bases de actuación en las zonas de catástrofes es la maquinaria de ingenieros, que primero limpia y desescombra los viales afectados para dar acceso a los otros medios de ayuda. Es una indispensable labor, que se completa con múltiples capacidades de ingeniería, que van desde la preparación de un terreno para instalar un campamento de refugiados, a la construcción de diques para parar una inundación, la apertura de cortafuegos, y un largo etcétera de capacidades. Actualmente, y siguiendo el ejemplo de la UME, todas las unidades básicas de actuación deben tener dicha capacidad, que en el caso de la española son los batallones de Intervención de Emergencias (BIEM). Cuentan con una Compañía de Ingenieros, compuesta por una Sección de zapadores y otra de Máquinas.

En el caso del BIEM I, se elevan a dos sus secciones para asegurar el montaje, una vez situado en zona, en un plazo máximo de 24 horas del puente logístico de la firma Mabey, que tiene asignado la Unidad. Respecto a los sistemas de plantilla de todas las compañías, se cuenta con los de apuntalamiento polivalente, de la holandesa Holmatro y la estadounidense Paratech, que son ampliamente utilizados en situaciones de derrumbe de edificios, corrimientos de zanjas, vuelque de vehículos, etc. También son vitales los de ingenieros de la multinacional británica JCB, que suministró 2 de sus principales sistemas, la máquina cargadora de 13 ton. y la excavadora de cadenas mono pluma.

Otro de los medios más utilizados, la joya de la corona, como nos refiere un capitán de ingenieros de la UME, es la empujadora de cadenas D7R, que fabrica la empresa líder del sector, la norteamericana Caterpillar. En el caso del BIEM V, dada la estrechez de las vías de su zona de actuación, el Noroeste de España, también usa la D5R, que es más versátil y menos ancha. En otro escalón de trabajo, también se emplea un material de menor tonelaje, como son las máquinas retroexcavadoras JS-2000, de AUSA, que también ha suministrado a la UME, las minimáquinas Mustang 2076. Finalmente, mencionamos que este tipo de unidades suele emplear otros medios de obras públicas, como son las excavadoras de cadenas Volvo 170 y su versión de ruedas, mucho menos agresiva con el firme donde opera, y otros equipos necesarios para los continuos desafíos que encuentra en su labor diaria.

El concurso de estas unidades y medios, tras múltiples acciones previas, tuvo su punto culminante, mediáticamente hablando, durante el terremoto que asoló la ciudad murciana de Lorca el 11 de mayo de 2011. Tan solo dos horas después llegaban a la ciudad los efectivos del BIEM, procedentes de su acuartelamiento de Bétera (Valencia). Esta avanzadilla realizó una rápida evaluación y reportó las necesidades más urgentes. Así, la UME montó hasta tres campamentos para alojar a las casi 5.000 personas cuyas viviendas habían sufrido daños. Mientras, los ingenieros de la Unidad trabajaron muy duro para apuntalar edificios, asegurar estructuras, derribar fachadas y partes peligrosas, y evaluar la viabilidad de reparar o derribar los edificios dañados.

En el vital campo de los sistemas mando, control, comunicaciones e inteligencia (C3I), las unidades de emergencias deben ser totalmente autónomas de otras redes y sistemas fijos, ya que tienen que operar en escenarios de devastación total.  La UME, en el momento de su fundación hace diez años, tuvo claro que debía tener su propia red de mando y control, que fuera autónoma y de autogestión total. Así la primaria unidad de transmisiones de la UME empezó a diseñar sus objetivos CIS (Communication and Information Systems), con la ambición de crear una potente red de con plena capacidad de C3I.

Foto:  Una de las grúas Luna AT 35/32 que la UME  usa para la elevación de cargas, así como para la recuperación y remolque de vehículos  (foto Julio Maíz).

Teniendo claro lo que se quería lograr, la UME sustentó su progresivo y continuo crecimiento hasta lograr el objetivo primario de dotarse de una serie de módulos y equipos de telecomunicaciones de un socio tecnológico de amplia capacidad, como es la multinacional española Telefónica. Paralelamente, y según iba recibiendo los equipos requeridos y realizando los preceptivos cursos impartidos por la empresa, la UME fue creando su propia capacidad de gestionar, incluido el mantenimiento, reparación en sus talleres, y almacenamiento/abastecimiento de repuestos a través de su 3er Escalón y su relación con sus proveedores. Igualmente la red debe ser capaz de enlazar plenamente con las CIS del resto de las FAS y civiles, para lograr una coordinación con las demás fuerzas implicadas en las gestiones de catástrofes.

Asimismo, la red de la UME, además de tener una plena capacidad de gestión desde su propio centro fijo de mando C3I sito en Torrejón de Ardoz (Madrid), es totalmente desplegable a cualquier punto donde se requiera su acción. La clave de la última de las citadas capacidades son los satélites de comunicaciones, que en el caso de la UME utiliza el gubernamental español al servicio de las FAS y demás instituciones del Estado, el Spainsat, que opera la empresa Hisdesat. Igualmente, las comunicaciones se benefician de los acuerdos de España con el consorcio Inmarsat, que tiene sede en el Reino Unido y cuenta con una constelación de 11 satélites de comunicaciones, y con el proveedor de comunicaciones vía satélite Thuraya, que con sede en los Emiratos Árabes Unidos, que asegura las transmisiones, ya sea por telefonía móvil o fija, SMS, fax, datos, y GPS. Es un arduo trabajo que ha convertido a la UME en la Unidad de las FAS con los mejores medios en este campo españoles, que obviamente comparte cuando es posible, tal y como acaba de ocurrir en apoyo al reciente macro ejercicio de la OTAN, Trident Juncture 2015.

Vehículos de comunicaciones

Las redes de comunicaciones necesitan para su proyección a las zonas de desastre de módulos transportables sobre vehículos, que, en aras de facilitar el comentado sostenimiento y mantenimiento, se basan en las citadas plataformas 4x4 Santana y Uro, y los camiones Iveco. En el campo de las transmisiones el elemento de más bajo nivel, el de Sección, está confiado al sistema denominado Mérida A, que se monta en un 4x4 Anibal, y en su versión más avanzada, la B, integrada en un Uro VAMTAC. A nivel de compañía, las comunicaciones se confían a los León B, también montadas en los VAMTAC.  Las estaciones, que llevan los nombres de diferentes ciudades españolas, las ha desarrollado Telefónica a requerimiento de la UME.

El siguiente nivel sería el de BIEM, que utiliza, además de una estación León y una Simancas, que actúa como servidor, un sistema de mando y control, todos desplegables, que consta de sendos módulos de usuario de Batallón Mallorca y Menorca, montados sobre camiones Iveco M-250. También dispone de la estación Móstoles, montada en un Uro VAMTAC, que le sirve el jefe del Batallón como Puesto de Mando móvil. La última incorporación al servicio del Batallón de Trasmisiones de la UME, que es heredero de la citada Unidad dependiente del Cuartel General, es un equipo C3I, mediante el cual el general jefe de la UME y su Estado Mayor pueden asumir en cualquier lugar la conducción y dirección de las operaciones. 

El sistema consta de un modelo de comunicaciones Bilbao, con capacidad diez veces superior al León, y su módulo de anclaje, ambos montados sobre camiones de Iveco, que proveen al sistema hasta 150 puestos de comunicaciones. Igualmente, la capacidad de mando y control se asume mediante una estación Córdoba y su módulo de expansión, unidos por un pasillo. Finalmente mencionaremos los dos sistemas de torre de coordinación aérea móviles, que, con una dotación de dos controladores y un especialista, permiten gestionar las operaciones aéreas de una manera plenamente autónoma, con el concurso de un sistema de telecomunicaciones León o Bilbao.

Sistema RNBQ y otras capacidades

Además de todas las citadas capacidades, la UME guarda una poderosa carta en la reserva con la que reforzar la actuación de cualquiera de los BIEM, el Regimiento de Apoyo e Intervención en Emergencias (RAIEM), del que dependen el Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y Medioambientales (GIETMA) y el Grupo de Apoyo a Emergencias. La Unidad contempla entre sus misiones las derivadas de las situaciones de emergencia como consecuencia de riesgos tecnológicos, ya sean por accidentes en procesos productivos complejos, como durante la utilización y el transporte de materiales o agentes radiactivos, nucleares, biológicos y químicos (RNBQ). Para hacer frente a estas amenazas, se creó en 2012 el GIETMA, que, tras un arduo trabajo, logró su calificación final en 2014. Además, en caso necesario, la UME contaría con el apoyo del Regimiento NRBQ del Ejército de Tierra.

Las unidades de reconocimiento del grupo poseen el VELIRE (Vehículo Ligero de Reconocimiento), basado en el Uro VAMTAC, con capacidad de detección, identificación y toma de muestras de todo tipo de agentes químicos, radiológicos y biológicos. Adicionalmente, los equipos de intervención están dotados de vehículos especialmente preparados para actuar en áreas contaminadas, los VINTAC (Vehículo Polivalente de Intervención Táctica) I y II, que han sido diseñados y fabricados por la austriaca Rosenbauer y son capaces de intervenir en ambientes contaminados, con gran capacidad de aporte de agua, espumógeno químico o polvo para ayudar al control de incendios o nubes toxicas.

Foto: Imagen de uno de los vehículos especiales para tareas de NRBQ denominados VINTAC (Vehículo Polivalente de Intervención Táctica), montado sobre un camión de Scania (foto Julio Maíz).

Las capacidades del GIETMA se basan también en las estaciones móviles de descontaminación masiva de personal, otras de materiales pesados y vehículos y una destinada al material sensible e interiores. El Grupo dispone igualmente de un laboratorio móvil de identificación rápida, capaz de hacer lo propio con tóxicos químicos y agentes biológicos. Finalmente, en el ámbito del medioambiente, es capaz de aportar medios para apoyar el control y mitigación de los derrames en agua y tierra de elementos contaminantes, así como el tratamiento de las aguas contaminadas. También se podría citar en este campo a diversas PYME (Pequeña y Mediana Empresa) españolas, como Hispano Vema, dedicada al diseño y fabricación de equipos de descontaminación NRBQ, que se ha convertido en uno de los principales proveedores de las FAS nacionales, utilizando su equipo tanto la UME, como el Ejército del Aire.                                                                      

Los sistemas de infraestructuras de habitabilidad portátiles y otros elementos permiten los despliegues de las unidades de emergencias, tanto para sostener a sus propias fuerzas y equipos, como para acoger a la población afectada por catástrofes, que hayan perdido sus viviendas, ya sean de forma temporal o total. Así, la UME confió en una empresa asentada en el País Vasco, CEHAPO, que ha proporcionado sendos sistemas integrales para damnificados. El elemento básico es el módulo de alojamiento, denominado Célula de Habitabilidad Polivalente (CEHAPO), que es un iglú para seis personas construido con durcronite-composite, lo que da como resultado una estructura rígida a la que no afecta el viento, lluvia o nieve, en parte también por su diseño aerodinámico.

Con varios de estos sistemas se puede montar un campamento básico para damnificados, que puede alojar hasta 102 personas, que, además, se completa con cocinas, duchas, lavabos, fosa séptica, dos depósitos flexibles de agua, carpa comedor, camión aljibe, grupo electrógeno y sistema de iluminación. Igualmente, según las necesidades, se pueden montar campamentos más grandes con los CEHAPO, y un mayor número de los referidos medios colectivos y auxiliares, para alojar hasta 500 personas. Arpa es otro de los proveedores de elementos para estos campamentos. De empezar suministrando cocinas de campaña, actualmente ofrece un amplio elenco de elementos logísticos desplegables.

PUENTES DE CAMPAÑA

La UME utiliza el puente logístico Compact-200 de Mabey, un probado sistema. La responsabilidad de su instalación la asume el BIEM I, siendo su último despliegue real el realizado en el municipio zaragozano de Boquiñeni, que se convirtió en una isla, como consecuencia de la crecida del río Ebro de marzo de 2015. El sistema se puede montar en múltiples configuraciones, con hasta dos puentes de 39,62  m., o uno de un máximo de 57,91, que permite el paso de personal y vehículos, llegando a soportar medios de hasta 110 ton.

Otro gran fabricante de puentes de campaña europeos es la británica WFEL, que ha diseñado una completa gama para estas eventualidades, que define como Sistema de Puentes para Ayuda en caso de Emergencias y Catástrofes. Fabrica, en este segmento, el denominado Dry Support Bridge (DSB), que tiene capacidad para cubrir  brechas de 22 a 46 m. en incrementos de 6 m., capaz de soportar vehículos de hasta 120 ton. Adicionalmente WFEL ofrece el Air Portable Ferry Bridge (APFB) y el Medium Girder Bridge (MGB), que puede ser rápidamente construido sin necesidad de utilizar ningún tipo de maquinaria ni equipos de izado, y que está en uso en 38 países.

Otro constructores de puentes de campaña son la multinacional norteamericana General Dynamics European Land Systems (GDELS), y la empresa Bailey, asentada en Alabama (Estados Unidos), que recoge la tradición británica de esta mítica marca de puentes desplegables, un inventó del ingeniero inglés Donald Bailey, que fue clave para la victoria aliada en la II Guerra Mundial.

Foto: Miembros del 1º BIEM de la UME montando un Puente Logístico de Mabey en la localidad de Mestanza,  en Ciudad Real (foto UME).

CASLI

CASLI es un grupo de empresas, de capital 100 por ciento español y privado fundado en 1943, que representa a firmas de reconocido prestigio a nivel internacional, aportando valor añadido en el asesoramiento técnico, suministro y mantenimiento integral, creando valor para fabricantes, clientes y usuarios finales y optimizando el coste del ciclo de vida de los productos mediante un excelente servicio técnico. Dispone de más de 150 empleados altamente cualificados enfocados principalmente al servicio y asesoramiento técnico, 5.000 m2. de talleres, 2.000 de almacenes, bancos de pruebas y ensayos homologados, herramientas especiales, ingeniería de ventas, equipos móviles, red de servicios oficiales, salas de calibración, formación Cuenta con las certificaciones de calidad ISO-9001, PECAL-2120, ISO 14001, etc.

En el ámbito de la Defensa, actuando como Distribuidor de MTU-Detroit Diesel, Allison Transmission y Kárcher-Futuretech, desarrolla programas de mantenimiento y suministro de sistemas de propulsión de vehículos: M-113  (TOA), M-109 (ATP), M-60, ASCOD, Leopard, VAMTAC, RG-31, etc., así como la gestión de programas de modernización y mantenimiento integral de vehículos blindados y acorazados. Distribuye equipamiento de campamentos, sistemas de purificación de agua y sistemas de defensa NRBQ. Participa activamente en el desarrollo e innovación de los productos y su adecuación a las necesidades concretas de los nuevos escenarios y pone a punto soluciones energéticas (económicas, funcionales y limpias) basadas en la cogeneración, microcogeneración y bioenergía.

Foto:  Imagen de la estación de limpieza “Futuretech”, del Grupo CASLI que utiliza la UME para descontaminar su equipo pesado, como es el caso del Santana “Anibal” (foto Grupo Casli).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.