Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Estados Unidos autoriza la venta de aviones de ataque Super Tucano a Nigeria

El presidente Trump ha cumplido su promesa de facilitar la venta de la versión norteamericana del aparato brasileño A-29 Super Tucano a Nigeria para combatir a los terroristas islámicos de Boko Haram en esta zona de África Occidental. El pasado 3 de agosto se hacía público que Departamento de Estado norteamericano, a través de la aAgencia de Cooperación de Defensa y Seguridad, más conocida por las siglas DSCA (Defense Security Cooperation Agency), había notificado  al Congreso su intención de vender 12 aviones de ataque turbohélice Embraer A-29 Super Tucano a Nigeria.

La clave de la operación, que previsiblemente no tendrá la oposición del Congreso, es que también incluye el entrenamiento, suministro de repuestos, apoyo al sistema, hangares y la infraestructura necesarias para poner en marcha el sistema de armas de tipo COIN (Counter Insurgency). La ayuda norteamericana para lograr una rápida y segura activación de medios tecnológicos muy avanzados, como son los A-29, aunque es siempre muy importante, es vital para países sin apenas infraestructuras ni personal de mantenimiento/sostenimiento como es el caso de Nigeria.

Por tanto hablamos de un programa integral, similar al facilitado a Afganistán y Líbano, que también utilizan la versión del A-29 Super Tucano, que fabrica, tras un acuerdo con Embraer, la empresa Sierra Nevada Corporation en Jacksonville (Florida), que es la contratista principal  de la operación valorada aproximadamente en 593 millones de dólares. La Fuerza Aérea de Nigeria previamente gestionó la adquisición de tres de estos aparatos, que vendrían directamente de Brasil, de excedentes de la Força Aérea Brasileira (FAB), según informó defensa.com

Nigeria, gravemente atacada por el terrorismo islámico, buscaba desde 2015 obtener el permiso para adquirir una flota de estos aparatos y el apoyo para ponerla en marcha, cuya eficacia demostró previamente la Fuerza Aérea de Colombia contra los narco terroristas. La Administración Obama mantenía bloqueada la iniciativa antiterrorista, aduciendo las violaciones de los derechos humanos en este país africano; un veto, que este año, tras una conversación telefónica entre el presidente nigeriano Muhammadu Buhari y Donald Trump se desbloqueó. Según la DSCA los nuevos aviones permitirán “apoyar las operaciones militares de contra Boko Haram y los grupos del Daesh en África Occidental, además de servir contra el tráficos ilícitos en Nigeria y el Golfo de Guinea”, igualmente servirán para “reducir las bajas civiles durante las operaciones aéreas", gracias a su gran precisión en misiones de ataque al suelo.

El grupo terrorista islámico Boko Haram lidera una sangrienta campaña desde 2009 que se ha saldado con unos 20.000 muertos y lo que es casi más grave 2,6 millones de refugiados y desplazados, que han generado una hambruna que se está cobrando miles de víctimas.  Mientras la Fuerza Aérea de Nigeria, a falta del apoyo de Obama, se ha tenido que surtir de los más diversos medios, como ya informamos (Julio Maíz Sanz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.