Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Emiratos Árabes Unidos abandona las conversaciones con BAE Systems para la adjudicación de su programa de cazas, lo que impide la llegada de un acuerdo por el Eurofighter Thypoon

(defensa.com) El Eurofighter Thypoon no será el cazabombardero elegido por Emiratos Árabes Unidos (EAU) para reforzar su fuerza Aérea, al menos de momento. Según un comunicado de BAE Systems, el país árabe habría abandonado las conversaciones con la firma británica para una posible compra de 60 cazabombarderos, aunque todavía no se han confirmado oficialmente los motivos reales de la paralización de las negociaciones de un contrato que está valorado en unos 7.000 millones de euros.

Según algunos expertos, el reciente acuerdo nuclear alcanzado con Irán es una de las principales causas de la suspensión, ya que el país del golfo consideraría que en este momento no es prioritario llevar a cabo una inversión tan elevada en el terreno militar sabiendo que la tensión en la región se ha reducido considerablemente, o al menos será así durante los próximos seis meses. Pero, más allá, la falta de acuerdo entre las partes habría sido trascendental, ya que en ningún momento se llegó a un punto en común sobre el precio o la colaboración industrial que llevarían a cabo los interesados.

Con este nuevo revés para el consorcio europeo, ahora el país podría intentar retomar las negociaciones por el Rafale de Dassault e incluso el F-35 de Loockheed Martin, lo que sería un nuevo jarro de agua fría para la exportación del  Eurofighter después de que Corea del Sur confirmase el mes pasado que había seleccionado a Lockheed Martin como firma adjudicataria de su proyecto de aviones de combate F-X.

BAE Systems ha confirmado en el comunicado que, pese a las conversaciones que se han mantenido, Emiratos Árabes Unidos ha decidido “no seguir adelante con las propuestas en este momento”. Con todo ello, la firma británica, que forma parte del consorcio en el que también se encuentran Finmeccanica y EADS, ha reconocido estar dispuesta a cooperar con EAU cuando sea necesario “para hacer frente a requisitos futuros”.

Con BAE Systems al frente para liderar este campaña de exportación, se había conseguido que incluso mediase en persona el primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron. Fue durante el pasado mes de octubre cuando el Eurofighter Thypoon formalizó su candidatura como candidato potencial al proceso, algo que podía suponer la llegada de miles de empleos al Reino Unido dentro de un contexto de fuertes recortes presupuestarios en el sector en la mayoría de países occidentales.

Problemas con Arabia Saudí


Al mal trago al que tuvo que hacer frente la compañía británica durante el día de ayer, hay que sumar las malas noticias que también llegan del golfo, concretamente desde Arabia Saudí. Según confirmó en el mismo comunicado la propia empresa, las negociaciones con Riad por las obligaciones en la fijación de precios definitiva en la venta de los Eurofighter Thypoon no habían llegado a buen puerto, aunque se explicó que Arabia Saudí sigue siendo “un cliente muy valioso”, y que durante este último mes han firmado un contrato para el suministro y mantenimiento de los misiles guiados de las aeronaves, valorado en 2.400 millones de dólares.

El acuerdo se firmó en 2007 pero éste incluía una serie de renegociaciones de las condiciones económicas, que podían ir variando a lo largo del tiempo. Con todo ello, las entregas siguen yendo viento en popa, habiéndose certificado ya 28 de las 72 pactadas, y con seis unidades más a la espera de que sean entregadas antes de que termine 2013.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.