Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Alemania aprueba la venta de tres submarinos a Israel

El Consejo Nacional de Seguridad alemán ha aprobado la venta por parte del consorcio Thyssen-Krupp de tres submarinos de la clase Dolphin-2 a Israel por un valor de 1,5 millones de euros, de los que el Estado alemán financiaría, en concepto de ayuda al Gobierno de Jerusalén, en torno a un tercio.

Los submarinos se construirían en Kiel (norte de Alemania) en  los astilleros Howaldtswerke-Deutsche Werft, que pertenecen a la multinacional de construcción naval alemana Thyssen Krupp Marine Systems (TKMS). El precio de 1.500 millones de euros, citado por el medio alemán Der Spiegel, sería el coste mínimo por unidad, ya que los requerimientos de equipamiento y sistemas que instala Israel son muy importantes y costosos.

Actualmente la fuerza naval de Israel Defence Force (IDF) tiene en servicio tres submarinos de la clase Dolphin, entregados entre 1999 y 2000, a los que se han ido sumando, ya en este siglo lo más avanzados de la citada clase Dolphin-2. De estos, ya se han entregado dos el Israel Navy Ship (INS) Tanin entregado en septiembre de 2014; y el INS Rahav, que llegó a Haifa en enero de 2016, como informó defensa.com. Mientras que un tercer submarino de esta clase, el INS Dakar, está previsto se entregue el próximo año.

De cerrarse el nuevo contrato, los nuevos submarinos no empezarían a llegar hasta la próxima década, momento en que según calculan los mandos navales de la IDF, los tres Dolphin hoy en servicio estarían al final de su vida operativa, por lo que serían sustituidos progresivamente por los nuevos. Además, con la operación se estandarizaría la flota con un solo tipo de submarino, si bien los nuevos vendrán equipados con sistemas más modernos de navegación, guerra electrónica, comunicaciones y sensores de captación de inteligencia. De hecho, la IDF hace un intenso uso en este campo, como en el de infiltrar/exfiltrar fuerzas especiales y agentes.

El otro gran rol de los submarinos israelíes es ser el segundo escalón de disuasión, tras los aviones de ataque dotados con armamento nuclear. En el año 2000 se filtró, que la Marina de la IDF había realizado pruebas de lanzamientos de misiles AGM-142 Have Nap modificados y navalizados por Rafael, denominados Popeye Turbo, además, previamente el submarino Dauphin fue adaptado, supuestamente con ayuda técnica alemana. El éxito de la pruebas realizadas en el Indico, en la cercanías de Sri Lanka, habría posibilitado convertir a los submarinos del Gobierno de Jerusalen en plataformas para lanzar misiles cruceros o Submarine-Launched Cruise Missile (SLCM), a través de los tubos lanzatorpedos, equipados con cabezas nucleares de 200 kilogramos, de los que 6 serían de plutonio.

Lo único que podría frustrar la venta sería la sospecha de corrupción en la compra de los anteriores Dauphin 2. Tanto en Israel como Alemania se abrieron sendas investigaciones acerca de las acusaciones de que el abogado personal de Netanyahu influyó supuestamente en los acuerdos valorados en miles de millones de shekel firmados por Israel en favor del constructor alemán Thyssen-Krupp. Analizado la operación desde el punto de vista práctico y de defensa, la decisión de adquirir submarinos de mismo fabricante, y la actual intención de dotarse de tres más, parece lo más lógico. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Uno de los submarinos “Dolphin” de Israel emergiendo. Foto: Wikipedia.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.