Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Sistemas antidrone para los aeropuertos argentinos

El ministro de Transporte de la República Argentina, Guillermo Dietrich, se reunió con su par estadounidense, Elaine Chao. Entre los temas tratados como parte de la gira que está llevando adelante el Gobierno norteamericano, hablaron sobre los desafíos de las nuevas formas de movilidad, entre ellos el del uso de RPAS (Remotely Piloted Aircraft System). Una de las primeras medidas a nivel local será la de la instalación de nueva tecnología para inhibir su uso en aeropuertos. Además de presentar los avances del plan nacional de transporte que lleva adelante su cartera, el ministro trató varios temas de movilidad de vanguardia, como son los automóviles autónomos y el uso de RPAS. Sobre este último punto, la Administración Nacional de Administración Civil (ANAC) argentina ya se encuentra trabajando con su entidad paralela norteamericana, la FAA (Federal Aviation Administration).

Una de las primeras medidas será la instalación de un sistema especial de sensores y radares, que no sólo localicen los RPAS operando en los alrededores de los aeropuertos, sino que también puedan bloquear su señal. Están en análisis las alternativas existentes a nivel mundial, que van desde la inhibición del uso hasta traspasar el manejo del aparato a modo de “hackeo”. El estudio, a cargo de la ANAC junto con el concesionario de aeropuertos AA2000, comprende en primera instancia la instalación de la tecnología en Buienos Aires/Aeroparque “Jorge Newbery”, que es el segundo aeropuerto más importante del país, pero el más cercano a una ciudad tan importante como es la capital de la nación. Según establece la regulación argentina, los vehículos aéreos no tripulados no pueden ser operados en un espacio aéreo controlado o dentro de un radio de 5 km. respecto del centro geométrico de la pista de un aeródromo.

En el encuentro binacional, Dietrich y Chao intercambiaron los lineamientos de sus respectivos planes de gestión. El ministro hizo hincapié en las oportunidades de inversión que representa el plan de infraestructuras argentino, en especial a partir de la licitación de autopistas y rutas seguras a través del esquema de participación público privada. Chao puntualizó que la Administración estadounidense quiere impulsar también la participación de inversiones privadas en materia de infraestructuras para no depender enteramente del presupuesto estatal, teniendo en cuenta que planean invertir 200.000 millones de dólares en los próximos 10 años. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Buenos Aires).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.