Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Las Fuerzas Armadas uruguayas monta carpas y hospitales de campaña donados por EEUU para recibir refugiados cubanos y venezolanos

Aún con Uruguay sometido a un estricto cierre fronterizo debido a la pandemia, la llegada de inmigrantes cubanos a la conurbación entre la uruguaya Rivera y la brasileña de Santana do Livramento, alejada de cursos de agua o grandes aeropuertos internacionales, ha crecido enormemente desde hace meses.

Los migrantes caribeños arriban a esta urbe binacional, que en conjunto orilla los 180.000 habitantes, un largo periplo que empieza tras arribar desde Cuba a Guyana o Surinam (únicos países que aún no les requieren visa a ciudadanos de este origen), atraviesan grandes áreas de selva amazónica e inmensas distancias dentro del oeste y el sur de Brasil. Como Rivera y Livramento, al conformar-en la práctica- una sola ciudad, sin una línea divisoria a priori precisa, los inmigrantes se presentan a las autoridades uruguayas reclamando el estatus de refugiado, con lo cual comienzan a regularizar su situación legal, recibiendo algunas ayudas básicas, sin necesidad de atravesar previos controles migratorios, los cuales se emplazan hacia las rutas nacionales lejanas al centro urbano.

Al superar este -hasta hace pocos meses inusual -flujo de personas , las posibilidades asistenciales locales, el gobierno nacional ha debido comenzar a implementar carpas donadas hace unos  meses (y recibidas recientemente) por Estados Unidos para que las Fuerzas Armadas puedan enfrentar contingencias como la actual pandemia o  las habitualmente resultantes de desastres naturales junto al Sistema Nacional de Emergencias, aplicándose ahora a este caso excepcional, luego que se empezara a conformar en Rivera un nuevo  barrio marginal con centenas de cubanos y algunos venezolanos viviendo en condiciones  precarias.

El material recibido, forma parte de una iniciativa del Programa de Asistencia Humanitaria (HAP) del Comando Sur de los Estados Unidos, en una ayuda de unos 2.500.000 dólares.

El primer hospital está compuesto  por:

  • 4 carpas X-32 de 9,76 x 6,10 x 3,05 metros.
  • 1 carpa X-HUB de 6,40 x 6,40 x 3,20 metros.
  • 1 generador diésel de 70 kva con su respectivo tráiler
  • 40 camillas portátiles de acero inoxidable con sus respectivas colchonetas
  • 1 kit de paneles de distribución de 200 amperes con caja rígida
  • 5 paneles de distribución de 50 amperes
  • 4 equipos de aire acondicionado de 5.1 toneladas
  • 1 equipo de aire acondicionado 3.5 toneladas
  • 5 ductos de renovación de aire

Además, se instalará, más al este del país, en la ciudad fronteriza de Chuy (limítrofe con la brasileña homónima), próximo a la frontera atlántica entre Brasil y Uruguay, segundo polo en la recepción de refugiados cubanos y venezolanos, otra estructura desmontable que tiene un valor de u$s 221.188,22 y está compuesta por:

  • 1 carpa de 12,19 x 36,58 metros
  • 16 lámparas LED colgantes
  • 2 extractores de aire
  • 10 propulsores de aire
  • 2 puertas de acceso
  • 1 puerta rampa levadiza
  • 2 ventanas para ventilación
  • 14 puertos eléctricos
  • 1 buzón
  • Entramado metálico y su correspondiente lona.

Según las informaciones de las autoridades locales en Rivera y de los especialistas, el flujo de ciudadanos cubanos podría aumentar (más, tras un severo ajuste económico mediante el cual la dictadura caribeña octuplicó precios y tarifas públicas) por lo cual la municipalidad va a requerir ayudas adicionales por parte de las Fuerzas Armadas, Policiales, autoridades sanitarias y entidades sociales, así como mejor información al respecto por parte de la embajada uruguaya en La Habana, representación hasta hace pocos días en manos de funcionarios afines al anterior gobierno uruguayo,antes proclive al cubano.

Una opción que se está considerando para cada hospital de campo, es que la Cruz Roja Uruguaya, organización con la que la Embajada de Estados Unidos cooperó en el marco de la pandemia, lo gestione como centro de contingencia para las personas que ingresan al país en condiciones de vulnerabilidad. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.