Domingo, 26 de junio de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

El Ejército Uruguayo subastará sus Land Rover Defender y Jeep J-8 buscando recursos para modernizar su flota

Durante las conmemoraciones del 18 de mayo por el día del Ejército Uruguayo, su Comandante en Jefe, el general  Gerardo Fregossi se refirió a diversos aspectos operativos en presencia del Presidente de la República. Fregossi habló de la continuación del programa de patrullajes conjuntos inter Fuerzas “Fronteras Seguras” (que abarca un área limítrofe de 1.500 kilómetros), una compensación extra al personal destacado en Misiones Operacionales de Paz y  aspectos relativos al estado del  material actualmente en uso  y al necesario para cumplir los cometidos de la Fuerza en un futuro inmediato.

“La ampliación de las operaciones del Ejército ha tenido su impacto sobre el personal, la logística y el equipamiento. Particularmente nuestros vehículos, tanto los administrativos como los de combate, que ya han sobrepasado largamente su ciclo de vida útil, demandan particular atención pues requieren un recambio a corto plazo.

Además, se debe tener presente que los compromisos internacionales asumidos por el país con la Organización de las Naciones Unidas exigen un equipamiento moderno y en permanente operatividad. Más importante aún, la propia complejidad creciente de los ambientes en que se deben cumplir las Misiones de Paz impone que los soldados deban operar con niveles de protección y seguridad más elevados, que les aseguren el cumplimiento de la misión a pesar de las amenazas existentes, recalcó el jefe del Ejército uruguayo.

La realidad del presupuesto asignado por el Estado al Ejército sólo hace posible la inversión esencial en equipamiento,  un monto muy pequeño, menos del 1% del total, situación que se viene decantando desde hace muchos años. “Y al referirme a inversiones en equipamiento no estoy hablando de comprar armamento, sino de otros elementos esenciales para nuestras misiones en territorio nacional o fuera del mismo, tales como, los vehículos blindados de transporte de personal.

Procurando hacer frente a esta importante limitación con recursos propios, para subsanar parcialmente las necesidades de mayor movilidad, se llevarán a remate buena parte de los vehículos livianos que presentan carencias operacionales, para obtener como contrapartida otros que puedan adaptarse para múltiples propósitos.

General Fregossi

Complementariamente, gracias a la adecuada administración de los dineros provenientes de Naciones Unidas, se destinará parte de éstos a financiar licitaciones destinadas a recuperar la capacidad de transporte de cargas de la fuerza. Resaltando que estos procedimientos no implican gastos adicionales para el Estado, resulta muy importante la función de los organismos de contralor para el eficaz desarrollo de éstos, pues constituye un asunto vital para el Ejército poder finalizarlos antes de fin de año.

En la búsqueda de soluciones para sortear este problema estructural, en conjunto con el mando superior, se hacen esfuerzos para encontrar donaciones por parte de países amigos. En particular y en virtud de los altos costos que tienen los vehículos blindados de transporte de personal, resulta destacable el compromiso asumido por los Estados Unidos de América en contribuir con una donación de este tipo de material, esencial para nuestras Misiones de Paz, aunque esto no signifique una solución completa del problema”, expresó en su alocución.

Flotas obsoletas que deben actualizarse

La ONU, por ejemplo,  requiere que los blindados involucrados en Misiones Operacionales de Paz  no superen los 10 o 12 años de antigüedad, por lo cual se espera parte de esta solución, por intermedio del aporte del Comando Sur de los Estados Unidos, que cederá a Uruguay entre 30 y 40 vehículos, tras desarrollarse próximamente una licitación bajo su órbita.

Fundamentalmente, el Ejército Uruguayo busca rematar un lote muy apreciable de 4 x 4 Land Rover Defender, de los Jeep J-8 (recibidos 34 en 2011 en Haití durante la MINUSTAH ) y de algunas camionetas 4x4 y 4x2 de procedencia principalmente china y rápido desgaste. Con el producto de esta venta se deberán incorporar camionetas originalmente comerciales , pasibles de recibir mejoras que la aproximen a un rodado multipropósito, como barras protectoras que incluyan un afuste para ametralladoras, mejoras en su tracción ,etc.

Asimismo, se deberán substituir lo antes posible, se estima en no mucho más que 18  o 20 meses, la gran mayoría de los camiones Ural, muy especialmente los afectados a Misiones de Paz, ya que tras décadas de uso, con un servicio muy cuestionable de posventa y de cara al actual escenario bélico en Rusia, no se muestran fáciles de conservar ni de mantener, dificultades logísticas  éstas apreciablemente menores en unidades Mercedes Benz (alemanas o brasileñas) o en las holandesas DAF. (Javier Bonilla)

Fotografía portada: Jeep J-8 del Ejército Uruguayo.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.