Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El ATF Lautaro, dado de baja en la Armada de Chile podría ser donado a Uruguay, que también examina otras opciones

El viejo remolcador de altura que la Armada de Chile está desprogramando tras 21 años de servicio, y otros 17 anteriores en la actividad petrolera, hasta hace poco basado en Punta Arenas y afectado a la Patrullas Antártica Naval Combinada con la Armada Argentina, ha sido ofrecido a Uruguay. Para examinarlo, viajarían en algunas semanas oficiales navales uruguayos, además, estimando los gastos implícitos en el cambio necesario de uno de sus motores al límite de su vida útil. Está artillado con un cañón Bofors L'70 de 40 mm y utiliza un radar  de navegación Furuno FR '240y un Terma Pilot  7T-48.

Además, se gestiona la posibilidad de incorporar uno o dos veteranos patrulleros costeros Clase  Chamsuri  (diseño de 1970), de los cuales el principal usuario actual es Filipinas, seguido por Bangladesh y Timor. De 170 toneladas de desplazamiento y también armados con un cañón Bofors de 40 mm, secundado por dos Sea Vulcan de 20 mm. y motores -de difícil mantenimiento en Uruguay- sistema CODAD 2 × MTU MD538 TU90 Diesel .

Asimismo, se gestionan en Alemania, otras dos lanchas SAR gemelas a las dos incorporadas en 2018, provenientes de la entidad humanitaria germana DGZRS, una de las cuales con muy pocas horas remanentes, un interesante precio político propuesto, de 1 euro por unidad, y un apreciable stock de repuestos,  aunque cual hay que sumar el flete de las mismas, que puede orillar los 600.000 dólares, tras los últimos aumentos en ese tipo de ítems, así como el de las unidades coreanas, el millón de dólares.

Respecto al navío chileno Lautaro, la reparación o cambio del motor averiado, si se optara por el buque, insumiría alrededor de 7 meses, más allá de sus altos costos. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.