Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Arma de Ingenieros del Ejército Uruguayo adquiere 4 detectores F3 a la australiana Minelab

Sin  controles complicados, este dispositivo  permite que el operador se pueda concentrar en la tarea  de detectar minas. Si ello ocurriese en un medio ambiente considerado “difícil”, como por ejemplo un terreno altamente mineralizado o donde existe interferencia eléctrica causada por líneas de alta tensión aéreas o por otras fuentes, el operador puede iniciar procedimientos semiautomáticos simples y rápidos que permiten el funcionamiento continuo del detector al máximo de su capacidad.

El F3 incorpora varias características de seguridad tales como advertencias de Carga de Batería Baja, advertencias de Fallos; confirmación audible al completar procedimientos específicos de uso y un sistema interno y constante de auto prueba controlado por un microprocesador. Incluye una pieza de pruebas para  que el operador lleve a cabo un chequeo  rápida y sencilla para comprobar si el detector opera de acuerdo con su capacidad funcional  Detecta restos explosivos de guerra, minas terrestres, artefactos explosivos improvisados IED y municiones sin detonar.

Su sensibilidad es seleccionable mediante 'tapas terminales de sensibilidad' capaces de detectar todas las minas de metales y de metales mínimos a una sensibilidad total, independientemente del contenido mineralizado del suelo, identificando los objetivos con rapidez . El F3 puede soportar la inmersión hasta una profundidad de 3m por cortos periodos de tiempo.

En la Escuela de Ingenieros del Ejército "Mayor Oscar O. Gorgoroso", según informa la Fuerza, se acaba de realizar la re/instrucción en Desminado Humanitario, en la cual participaron 19 efectivos del Arma pertenecientes a los Batallones de Ingenieros de Construcciones Nº 5 y de Combate Nº 6 ya utilizando este sistema. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.