Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Día de la Marina de Guerra del Perú

En la Plaza Grau del Callao se conmemoró el 198º aniversario de la Marina de Guerra y el 140º de la gesta del Gran Almirante del Perú Miguel Grau Seminario, al mando del legendario Monitor “Huáscar”, en el Combate Naval de Angamos en 1879 durante la Guerra del Pacífico. La tradicional ceremonia contó con la asistencia del Presidente de la República, Martin Vizacarra Cornejo, del Ministro de Defens, General (r) Walter Martos Ruiz, y del Comandante de la Marina de Guerra del Perú, Almirante Fernando Cerdán Ruiz.

En su proclama, el Almirante Cerdan Ruiz  resalto la figura de Grau, señalando que “de su gesta, ejemplo y virtud nos nutrimos los marinos del Perú para el ejercicio de las funciones de hoy, para el  cumplimiento de las tareas encomendadas, la del fin fundamental constitucional para la defensa, soberanía e integridad territorial, así como también las de activa participación en la pacificación nacional”, agregando que conscientes de la importancia de dimensionar y consolidar una marina moderna, flexible y dinámica, que responda a la amplitud funcional que se nos ha asignado, acorde a los retos y desafíos que el presente y futuro nos demandan, mantenemos actualizados nuestros planes estratégicos en las áreas operacionales, personal y material, a fin de tener una institución eficiente y profesional, que sea competente en el cumplimiento de sus tareas y capaz de desenvolverse ante las nuevas coyunturas del orden mundial, debiendo agradecer la continuidad expresada por el gobierno que ha permitido que se continúe con la actual construcción de un segundo buque multipropósito en el SIMA Callao y de las quinta y sexta patrulleras marítimas en el SIMA Chimbote”. A su turno, el Presidente Vizcarra manifestó que "Los miembros de la Marina y las Fuerzas Armadas están forjados en el servicio. Así lo han demostrado cada vez que han defendido a la Patria, del terrorismo en el pasado reciente; de la delincuencia, la criminalidad y el narcotráfico en la actualidad” y que “El Perú esta redefiniendo hoy su futuro, ad portas del Bicentenario de nuestra independencia, el Perú está iniciando una nueva etapa donde debe prevalecer el respeto a las instituciones, el diálogo, la transparencia y el bienestar general. Tenemos que dejar la polarización y la obstrucción que solo traen atraso y subdesarrollo".

La ceremonia concluyo con un desfile en el que participaron Batallones de Cadetes de la Escuela Naval (ESNA), del Centro de Instrucción Técnico Naval (CITEN) y de la Escuela Nacional de Marina Mercante “Miguel Grau”, así como Destacamentos de las Fuerzas de Infantería de Marina y de Operaciones Especiales (COMFOES), y de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI), a los que se sumaron, entre otros, jeeps KIA KM-420 (4x4), camiones MAN TGS-MIL 29.440 (6x6) y vehículos blindados RAM MK-3 y LAV II Caimán (8x8). Finalmente, frente al embarcadero de la Escuela Naval, se realizo el lanzamiento de la ofrenda floral en memoria del Almirante Grau y la revista a las unidades navales fondeadas en las inmediaciones, destacando, entre otros, la fragata BAP Bolognesi (FM-57), el submarino BAP Pisagua (SS-33) y el buque oceanográfico polar BAP Carrasco (BOP-171), así como la patrullera marítima BAP Rio Cañete (PM-205) y el remolcador de salvamento BAP Morales (RAS-180). (Alejo Marchessini, Corresponsal de Grupo Edefa en Lima).

Proclama por el 198º aniversario de creación de la Marina de Guerra del Perú y el 140º aniversario del Glorioso Combate Naval de Angamos

(Almirante Fernando Cerdán Ruiz, Comandante General de la Marina de Guerra del Perú)

“Esta mañana, la Marina de Guerra del Perú, institución tutelar de la patria, celebra con júbilo 198 años ejerciendo la vigilancia y protección de los intereses nacionales en el ámbito acuático, labor que realizamos a la luz de notables marinos de extraordinaria trayectoria y de paso imborrable en la bitácora de nuestro país.

Los cimientos de nuestra institución se inician en los albores de nuestro nuevo estado independiente, período donde destaca la figura del vicealmirante Jorge Martín Guisse, distinguido oficial de marina de origen inglés, quien, con el apoyo del entonces Ministro de Guerra y Marina, Don Bernardo Monteaguado y con una primera generación de jóvenes marinos peruanos, pusieron las bases para una adecuada y sólida marcha institucional.

A lo largo de esta singladura, la Marina de Guerra del Perú ha sido parte importante en la vida nacional, a través de acciones concretas que fortalecieron nuestro liderazgo en la región. Fuimos pioneros en la navegación a vapor al adquirir el buque “Rímac”; en circunnavegar el mundo a bordo de la Fragata “Amazonas”; en desarrollar la industria naval con el establecimiento de la Factoría en Bellavista (Iquitos), en 1845; así como en explorar la inmensidad de los ríos de nuestra selva. 

Los intentos de España de retomar las posesiones en américa, pusieron en evidencia la vocación de servicio y entrega del marino peruano. ya que, durante esa época, la Escuadra peruana hizo frente a la flota española, no sólo en nuestras costas, en el Combate Naval del Callao, sino en el sur del continente en el Combate de Abtao, frente a las costas chilenas, para defender los intereses de la patria.

Esa misma convicción del hombre de mar, quedó grabada hace 140 años, en Punta Angamos, cuando la tripulación del Monitor “Huáscar”, al mando de nuestro Gran Almirante Don Miguel Grau Seminario, protagonizó uno de los capítulos más memorables que se ha escrito, no sólo en la historia de nuestra patria, sino en la historia de las guerras que se han dado en el mar. Es por ello, que, al reunirnos en esta tradicional Plaza del Callao, nuestra institución se hace presente para recordar, honrar y compartir con todo el pueblo peruano, la hazaña de la figura más señera y admirada de nuestra historia republicana, la del Gran Almirante Don Miguel Grau Seminario, y la pléyade de sus ilustres marinos que lo acompañaron en su inmortalidad.

Grau no es el producto de un aislado acto heroico, es el marino forjado a golpe de mar, de aspirante a grumete mercante a guardiamarina experto, joven cultor de su profesión y perfeccionamiento, Comandante de la “Unión” en Abtao; hace del “Huáscar” la nave que soporta una campaña marítima impidiendo la terrestre mientras estuviera a flote. Grau, Comandante del “Huáscar”, ha dejado para la conciencia peruana un ejemplo de vida y dedicación y sigue siendo el Comandante del “Huáscar” mítico que forma nuestra nación y que los peruanos todos debemos tripular.

De su gesta, ejemplo y virtud nos nutrimos los marinos del Perú para el ejercicio de las funciones de hoy, para el  cumplimiento de las tareas encomendadas, la del fin fundamental constitucional para la defensa, soberanía e integridad territorial, así como también las de activa participación en la pacificación nacional, hoy en el VRAEM como ayer donde nos fue requerido, del Mar de Grau a nuestras serranías y montañas, pero también velando con otros sectores por la controlada explotación de recursos y facilidades, respondiendo con toda su capacidad para asistir poblaciones afectadas por desastres, salvaguardando la vida humana de acuerdo a los compromisos internacionales asumidos por el estado, llevando este a los pobladores amazónicos, luchando contra la minería y tala ilegal, liderando la ciberdefensa, trabajando articuladamente con la comunidad marítima internacional contra ilícitos trasnacionales en el mar, así como proyectando, con nuestras actividades, una activa contribución a la política exterior del estado incluyendo naturales intereses antárticos.

La Marina de Guerra del Perú para cumplir con estas tareas prioriza en sus mujeres y hombres identidad, formación en valores y consciente disciplina, usa las capacidades que la nación nos da para la finalidad que la constitución establece y los roles que los tiempos han incorporado de acuerdo a ley. Desde la Marina de Guerra nos sentimos orgulloso de servir al país en cada función que la patria nos ha llamado a efectuar, en un desempeño que conscientemente conoce de riesgos y deja de lado horarios, libertad de residencia y desafíos de estabilidad familiar, por lo tanto constituye primordial preocupación institucional la consecución de las mejores condiciones de salud, bienestar, educación, justicia y retribución que permitan su conducción y reconocimiento.

Es en ese contexto, menester honrar y reconocer a nuestros mártires y héroes contemporáneos, así como a los hombres y mujeres que no están hoy en este acto de gratitud y recuerdo por estar prestando justamente servicios desde buques, submarinos y aviones en el mar y litoral, en las bases de control fluvial y el despliegue de infantes de marina y operadores especiales en el VRAEM, en los ríos de nuestra Amazonía y en el altiplano. a todo nuestro personal naval con uniforme y sin él, nuestro mayor reconocimiento y el compromiso de seguir esforzándonos para ejecutar los proyectos y programas que los doten de las condiciones y equipamiento material necesarios para cumplir con nuestra labor.

Conscientes de la importancia de dimensionar y consolidar una marina moderna, flexible y dinámica, que responda a la amplitud funcional que se nos ha asignado, acorde a los retos y desafíos que el presente y futuro nos demandan, mantenemos actualizados nuestros planes estratégicos en las áreas operacionales, personal y material, a fin de tener una institución eficiente y profesional, que sea competente en el cumplimiento de sus tareas y capaz de desenvolverse ante las nuevas coyunturas del orden mundial, debiendo agradecer la continuidad expresada por el gobierno que ha permitido que se continúe con la actual construcción de un segundo buque multipropósito en el sima callao y de las quinta y sexta patrulleras marítimas en el sima chimbote. La continuidad de esta decisión permitirá incorporar al país capacidades para enfrentar con éxito las tareas de ayuda humanitaria y apoyo a la poblaciones que han sufrido como consecuencia de los desastres naturales y al mismo tiempo, contribuir con la defensa y seguridad del ámbito acuático de la nación.

Es importante destacar la participación institucional en las acciones de respuesta ante las inundaciones durante el segundo trimestre del presente año, en donde los medios navales demostraron su efectividad de empleo, como fue el caso de los vehículos anfibios Tipo LAV, las compañías de intervención y respuesta rápida, las bases modulares, el BAP “Pisco”, así́ como unidades de superficie y aeronavales, pero por sobre todo quisiera destacar el notable compromiso que nuestro personal evidenció en apoyo de las poblaciones afectadas demostrando que somos una marina con una clara vocación de servicio a la sociedad.

También considero oportuno resaltar lo importante que viene siendo la firma de una serie de convenios de cooperación interinstitucional con ministerios, gobiernos regionales, municipalidades e instituciones públicas y privadas, con la finalidad de financiar una serie de proyectos, los cuales tendrán un importante impacto en el personal naval y ciudadanía en general, coadyuvando al aporte de la Marina de Guerra del Perú al desarrollo nacional. al respecto quisiera hacer una mención especial al gobierno regional del callao, con quienes nos une un estrecho vínculo de colaboración.

Personal Naval

La Marina de Guerra del Perú es una institución de sólidos e inquebrantables valores, que siempre caracterizaron a los que nos antecedieron, siendo herederos de una gran tradición construida con el esfuerzo y la sangre de nuestros ilustres marinos, que ofrendaron su vida al servicio de la nación. Los exhorto a mantener el rumbo trazado por el ejemplo de Grau, nuestros antecesores y los valerosos marinos que forjaron las tradiciones y sólidas bases sobre las que trabaja nuestra marina de guerra, así como los exhorto a seguir desarrollando cada una nuestras funciones, importantes todas desde el grumete menos antiguo hasta este comando general, con la misma lealtad, honor y sentido estricto del cumplimiento del deber.

Ante el monumento de nuestro gran almirante como silencioso testigo de nuestra identidad, reafirmemos el juramento que hiciéramos por la defensa y seguridad de todos los peruanos, orgullosos de vestir el naval uniforme de la patria. Les reafirmo una vez más, el compromiso del alto mando naval de dirigir a nuestra institución con transparencia, justicia e integridad, que el espíritu de nuestro gran almirante sea el faro que guíe nuestra derrota y nos fortalezca para cumplir con éxito la tarea encomendada.

Señor Presidente de la República, dignas autoridades, compatriotas todos:

Esta mañana frente a la efigie de nuestro Gran Almirante Don Miguel Grau Seminario, la Marina de Guerra del Perú, les reitera su compromiso de servicio a la patria y de continuar trabajando con profesionalismo, dedicación, lealtad, integridad y sacrificio, protegiendo en todo momento los sagrados intereses de la nación, tal como lo hizo nuestro Gran Almirante Don Miguel Grau Seminario y nuestros valerosos marinos que ofrendaron su vida, en acciones relacionadas al frente externo y frente interno.  A lo largo de estos 198 años, nuestra institución se ha ido fortaleciendo para hacer frente a los riesgos y amenazas con que se enfrenta la nación y se mantiene alerta, preparada y siempre lista para acudir en cumplimiento de su misión constitucional, con el fin de garantizar la seguridad del estado, base indispensable para lograr el desarrollo y bienestar de nuestra población.  

Gracias por permitirnos servir al país desde su Marina, la Marina de todos los peruanos.

Gran Almirante del Perú Don Miguel Grau Seminario:

Han pasado 140 años desde su elevación hacia la inmortalidad. aquí nos encontramos sus herederos con y sin uniforme, civiles y militares, buscando emular su vida, para rendirle justo homenaje por lo que nos enseñó. queremos manifestarle nuestra eterna gratitud por su sacrificio por la patria, tierra de nuestros padres y que nuestros hijos heredarán. su inmolación nos ha marcado el derrotero a navegar en estos mares turbulentos, que exige lo mejor de cada uno de nosotros, hombres y mujeres de la Marina de Guerra del Perú.

Tenga usted la certeza de que su sacrificio no ha sido en vano; ya que aquí usted tiene una Marina de Guerra del Perú, que se ha forjado con su ejemplo, heredando sus sólidos valores, compromisos y responsabilidades, que marcan el derrotero de cada uno de nosotros, con un horizonte de patriotismo y honor, y, observando su grandeza.

Hoy frente a su efigie, están sus fuerzas navales, quienes han aprendido de su sacrificio y valor derrochado, al guiar a su tripulación a la gloria, llevándolos a ser dignos imitadores de arrojo e hidalguía, reafirmando, con sus proezas, que la patria se hace fuerte y poderosa, gracias al amor de sus hijos que la defienden y están dispuestos a dar la vida por ella.

¡Viva el Gran Almirante del Perú Don Miguel Grau Seminario!

¡Viva la Marina de Guerra del Perú!

¡Viva el Perú!”

Fotografía: El Presidente de la Republica, Martin Vizcarra Cornejo, acompañado del Ministro de Defensa, General (r) Walter Martos Ruiz y del Comandante General de la Marina, Almirante Fernando Cerdan Ruiz.

·Almirante Fernando Cerdán Ruiz, Comandante General de la Marina.

·Fragata BAP "Bolognesi" (FM-57).

·Submarino BAP "Pisagua" (SS-33). Mas atras, se observa a la Patrullera Maritima BAP Rio Cañete (PM-205) y al Remolcador de Salvamento BAP Morales (RAS-180).

     


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.