Viernes, 1 de marzo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Así será la coproducción del fusil de asalto ARAD de 7,62 x 51 mm. en el Perú

SITDEF 2023

Nathan Hendler de IWI y el Coronel Marco Antonio Vega Oliveros de FAME SAC junto al ARAD de 7,62 x 51 mm. y de 5,56 x 45 mm.
La Fábrica de Armas y Municiones del Ejército del Perú (FAME SAC) e Israel Weapons Industries (IWI) han dado detalles a defensa.com del Contrato de Asociación Estratégica para el “Ensamblaje, Coproducción, Comercialización, Mantenimiento y Transferencia Tecnológica de Sistemas de Armas” suscrito, el pasado 29 de marzo.

El Contrato regirá por al menos 5 años, periodo durante el cual la empresa israelí asumirá totalmente la inversión financiera y brindará la correspondiente transferencia tecnológica a FAME SAC, la cual incluirá la capacitación y especialización de su personal, así como el “know how” requerido, a fin de que eventualmente se pueda diseñar y fabricar fusiles de asalto con sus respectivas certificaciones internacionales.

El Fusil de Asalto IWI ARAD de 7,62 x 51 mm.

El Fusil de Asalto IWI ARAD de 7,62 x 51 mm.

En una primera fase, IWI montará una línea de ensamblaje de Fusiles de Asalto ARAD de 7.62 x 51 mm, que deberá convertirse más tarde en una línea de coproducción. Este modelo fue seleccionado, tras ser sometido por una Delegación de FAME SAC a un Protocolo de Pruebas, realizado en Tel Aviv (Israel), que comprendió una serie de Pruebas Operacionales y de Tormento: resistencia en arena, lodo, inmersión en agua salada, de resistencia a bajas y altas temperaturas (-33°C y +55°C, respectivamente) y de seguridad (caída de 1.5 m. con cartucho en la recamara) sin incidente alguno.

Además, se realizaron una serie de Pruebas de Precisión con blancos ubicados a 100 m, obteniéndose un resultado menor a 3 MOA. De esa línea de coproducción, deberán salir los 10.000 ARAD de 7,62 x 51 mm. que se espera suministrar al Ejército del Perú en el marco del Programa de “Adquisición Fusiles de Asalto para el Comando Operacional del Sur (COS), que remplazaran a los FN FAL 50-00 y 50-63   cuya situación se definió en su momento como de “operacionales con limitaciones”.

La Línea de Ensamblaje, en vías de implementación y que ocupara un área de 240 m, contara con maquinaria de última generación, así como de herramientas especiales y documentación técnica. Otros 90 m. están destinados al área administrativa y otros 315 m. a un Polígono Interior para Pruebas de Precisión a 25 m.

Al momento, ya se está designando al personal que será capacitado en la Planta de IWI (Israel) y se está organizando la recepción de personal especializado que vendrá a Perú, para supervisar la implementación de la planta. De acuerdo con información recabada por defensa.com, en una segunda fase, se ensamblará y coproducirá el ARAD en versión 5,56 x 45 mm, mientras que en una tercera fase, miras ópticas Meprolight. Dependiendo de los requerimientos operacionales de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, la línea de ensamblaje o fabricación se podría ampliar a fusiles de asalto de otros calibres, como 5.56 x 45 mm. o 7.62 x 39 mm, y de francotirador, así como a subfusiles, ametralladoras ligeras, lanzagranadas de 40 mm y una variada gama de accesorios.

El contrato dará un gran impulso a la Industria de defensa nacional y elevará sustancialmente su nivel de competitividad en el mercado regional, pues podrá brindar soporte técnico y servicio postventa a nivel local, con la consiguiente reducción de plazos de entrega, costos, y la dependencia tecnológica del extranjero.

Más importante aún, se generarán un importante número de puestos de trabajo directos e indirectos, beneficiando a pequeñas y medianas empresas nacionales del sector privado, principalmente para la fabricación de partes y componentes. Además, generará un Programa de Compensaciones Sociales e Industriales (Offset), que incluye transferencia tecnológica, que beneficiará directamente al Ejército del Perú.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.