Miércoles, 10 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

S-45 Baalam: El primer UAV armado hecho en México

Hydra Technologies, empresa mexicana especializada en el diseño y fabricación de Sistemas Aéreos No Tripulados, o UAVs por sus  siglas en inglés, para uso militar, policial y civil, ha dado un salto cualitativo relevante al presentar en Farnborough International Airshow, Inglaterra, su primer  UAV táctico artillado, capaz de realizar ataques a tierra: el S-45 Baalam.

El modelo fue desarrollado por la compañía mexicana en colaboración con la Industria Militar de Turquía (Turkish Defense & Aerospace), cuyo catálogo muestra el desarrollo consolidado de cinco aeronaves no tripuladas avanzadas: Anka, Bayraktar, Karayel, Anka Aksunaur y Bayraktar Akinci. Este último es el modelo armado que puede llevar cohetes y sistemas de ataque con un peso de 1.350 kilos.

El S-45 Baalam  de Hydra Technologies es una versión avanzada del S-4, de uso extendido entre las fuerzas armadas, la Guardia Nacional, cuerpos de seguridad e instancias de protección civil que han dedicado el uso de estos sistemas al seguimiento y control de plagas y el combate a incendios forestales como instrumentos de alerta temprana.

El S-45 Baalam es capaz de realizar ataques a tierra lanzando municiones guiadas y municiones merodeadoras sobre objetivos definidos. Esta aeronave viene siendo operada desde 2004 sin armamento por las fuerzas armadas mexicanas y por la Guardia Nacional (antes Policía Federal), en misiones de vigilancia estratégica, de resguardo de instalaciones estratégicas y de apoyo en eventos diplomáticos. 

La aeronave mostrada en Farnborough es la primera de su tipo que fabrica Hydra Technologies. El S-45 Baalam puede operar de día y de noche, en cualquier condición climatológica, tiene un radio de operación de hasta 120 kilómetros, una autonomía de 12 horas de vuelo, puede despegar con un viento en contra de hasta 22 nudos de velocidad (alrededor de 40 kilómetros por hora), tiene un peso de 80 kilogramos, puede operar en pistas de enrtre 350 y 500 metros de longitud, su techo operativo es de 17 mil pies (unos 5 mil metros de altura), desarrolla una velocidad máxima de 85 nudos (unos 157 kilómetros por hora) y su techo de operaciones efectivo y recomendado es de entre 4 mil y 8 mil pies de altitud (hasta 2 kilómetros y medio de altura).

Hydra Technologies es una empresa mexicana con sede en Guadalajara, Jalisco, y desde 2004 trabaja con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) dotando a la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) con una veintena de aparatos no tripulados de diversos modelos. En su momento vendió UAVs  a la Policía Federal, material que luego pasó a la Guardia Nacional en 2019.

Los UAV en las Fuerzas Armadas mexicanas

Los registros de la Fuerza Aérea Mexicana  indicaban que en 2018 se contaba con un estado de fuerza de al menos 21 aparatos no tripulados que integraban el Escuadrón 601 ubicado en Atlangatepec, Tlaxcala, sede de la Estación Aérea Nº 9. 

A esos 21 aparatos se sumaron dos más, entregados por Petróleos Mexicanos (PEMEX), dos Hermes 900 israelíes de Elbit Systems adquiridos para vigilancia estratégica de ductos e instalaciones de la paraestatal.

Las 21 unidades del listado son tres Hermes 450 y 18 UAVs de Hydra Technologies, con modelos que van desde el G2-T y el G-1 Guerrero, hasta los S-4 Ehécatl, S-45 y S-45-T Baalam, los más avanzados de la firma mexicana.

En tanto, la Guardia Nacional cuenta también cn una flota de 21 aeronaves no tripuladas, de las cuales siete son fabricadas por Hydra Technologies. Los 7 drones Hydra de la Guardia Nacional son un Ehécatl S4 y seis Guerrero G1 y a todos se les da un uso de inteligencia.   También tiene dos Phantom 4, un Phantom 5 y un Phantom 6, todos del fabricante chino DJI, que son usados para vuelos de reconocimiento. Finalmente cuenta con 10 DJI Mavic Pro Drone, cuyo uso no es especificado por la corporación de seguridad. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal del Grupo Edefa en México)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.