Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La POLA ARM Juárez 101 de la Marina de México decomisa una tonelada cocaína en su primera operación antinarcótica

En su primera misión de intercepción antinarcóticos, la Patrulla Oceánica de Largo Alcance ARM “Juárez” (ARM POLA-101) incautó 1.100 kilogramos de cocaína frente a las costas de Colima. La droga era transportada por siete personas en una lancha con motores fuera de borda. 

El aseguramiento fue producto del seguimiento de inteligencia de la Marina al detectar el desplazamiento, a una velocidad inusual, de una lancha que se movía a unas 130 millas náuticas de las costas de Colima (unos 240 kilómetros del puerto de Manzanillo). Las Sexta Región Naval señaló que este aseguramiento, representa el cuarto evento exitoso en los últimos 10 días, en los que la Armada de México, a través de sus unidades operativas, ejerce el Poder Naval de la Federación para mantener el Estado de Derecho en nuestros mares, sumando aproximadamente cuatro toneladas de presuntas sustancias ilícitas aseguradas. 

La ARM POLA-101 “Juárez” es el buque más avanzado de la flota de 270 unidades de superficie con las que cuenta la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR) y es también el buque más avanzado en su tipo en tipo en Latinoamérica. Fue construido entre 2017 y 2018 y botado originalmente con el nombre de “Reformador” al final del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto. 

La nave está dotada con sistemas de misiles, lanzacohetes y radares avanzados. Lleva un helicóptero embarcado AS 565 Panther y puede alojar dos lanchas interceptoras de alta velocidad. En el caso del aseguramiento de los 1,100 kilos de cocaína se empleó una interceptora Polaris II, artillada con una ametralladora Browning calibre .50, para detener a los traficantes una vez localizados desde el aire y por radar. 

La SEMAR informó sobre este aseguramiento, detallando que la operación de intercepción naval ocurrió el pasado 20 de octubre y fue el resultado de trabajos de vigilancia marítima que permitió el decomiso de 1,100 paquetes, los cuales contenían en su interior producto con características similares a las de la cocaína, así como una embarcación menor y la detención de siete presuntos infractores de la ley, al suroeste de Manzanillo, Colima.  

Esta acción se realizó tras efectuar trabajos de vigilancia marítima con personal operativo perteneciente a la Sexta Región Naval y Fuerza Naval del Pacifico, con la participación conjunta de unidades de superficie tipo Patrulla Oceánica de Largo Alcance (ARM “Juárez” POLA-101), Patrulla Oceánica e interceptoras, así como aeronaves tipo Persuader y King Air, además de personal de Infantería de Marina; se logró la detección, seguimiento e intercepción de una embarcación menor desplazándose a alta velocidad de manera inusual, aproximadamente a 130 millas náuticas (240 kilómetros) al suroeste de Manzanillo, Colima, indicó la SEMAR. 

El personal naval realizó la inspección a la embarcación menor y aseguramiento de 1,100 paquetes que en su interior contiene producto con características similares a la cocaína, con un peso aproximado de un kilogramo cada paquete, lo cual arroja un conteo inicial de poco más de una tonelada, mismo que será corroborado por las autoridades correspondientes a través de la determinación del peso ministerial, detalló.  

Los paquetes asegurados, la embarcación, así como los presuntos infractores de la ley fueron puestos a disposición de las autoridades competentes al arribo a puerto, para realizar las pruebas correspondientes, determinar el peso ministerial e integrar la carpeta de investigación respectiva. 

Un comunicado emitido por la comandancia de la Sexta Región Naval con sede en manzanillo, Colima, indica que esta operación se realizó con base en el Protocolo de Actuación del Personal Naval en Funciones de Guardia Costera, donde se atribuye la participación del personal de la Secretaría Marina en el desempeño de sus funciones, el cual cumple con los requisitos necesarios para actuar de manera coordinada con las autoridades competentes, en estricto respeto a los Derechos Humanos y lo establecido en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común a las Tres Fuerzas Armadas.  “Asimismo, las operaciones de vigilancia marítimas, aéreas y terrestres que efectúa esta Institución, se realizan con el fin de inhibir la acción delincuencial, garantizar la seguridad y mantener el Estado de Derecho en las costas mexicanas”, añade el comunicado. 

La ARM POLA -101 “Juárez” de la Marina de México está equipada con radares y sistemas de comunicación de las firmas Thales, Indra y Hermesys, que le ha vendido a la Armada todo un equipo de comunicaciones encriptadas de alta seguridad. La nave tiene montado un cañón Bofors que usa municiones Dart/Strales, como las que utilizan las 31 patrullas oceánicas con las que cuenta la Marina. 

También ha sido equipada con un lanzador de misiles RAM Block 2 de Raytheon, que vendió el equipo con 23 proyectiles subsónicos con capacidades para interceptar otros misiles. A este armamento se suman torpedos ligeros MK54 avanzados y misiles Sea Sparrow Evolved.  

Este material tuvo un costo aproximado de 138 millones de dólares y su venta fue anunciada en abril de 2018 por la Agencia de Cooperación y Seguridad en Defensa (USCA).  (Jorge Alejandro Medellín)

Foto: La ARM POLA-101 “Juárez” de la Marina de México

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.