Sábado, 3 de diciembre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

La falta de combustible provocó el accidente del Black Hawk de la Armada de México en que murieron 14 marinos

El helicóptero UH-60M Black Hawk de la Armada de México (SEMAR), en el que perdieron la vida 14 marinos de Fuerzas Especiales el pasado 15 de julio, se estrelló debido a la falta de combustible para completar la misión de apoyo en la captura del narcotraficante Rafael Caro Quintero.

Luego de dos meses de investigación y peritajes realizados en México y en los Estados Unidos, la Fiscalía General de la República (FGR) dio a conocer en un pequeño comunicado de apenas tres párrafos y sin mayores detalles, que el Black Hawk ANX-2307 de la Armada de México se accidentó debido a la falta de combustible.

De acuerdo con un breve comunicado de apenas tres párrafos, la FGR ha señalado que, tras analizar la caja negra de la aeronave, la empresa fabricante del UH-60M matrícula 2307 determinó que la falta de combustible fue la causa del accidente.

El comunicado de la FGR señala textualmente: “El 15 de julio del presente año, se inició carpeta de investigación respecto al accidente de un helicóptero de la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR), cerca del aeropuerto de Los Mochis, Sinaloa donde hubo 14 elementos de la Marina fallecidos y un lesionado.

“En la carpeta de investigación se cuenta con el dictamen en materia de incendios de explosión, que indica que no hubo ningún ataque de carácter externo, ni ninguna explosión por algún artefacto ajeno a la aeronave. Por lo que toca a la caja negra, la empresa fabricante, después de haberla recibido y analizado, ha señalado que fue la falta de combustible la causa de la caída”, refiere de manera escueta el comunicado.

El 22 de julio, una semana después del accidente fatal, la Secretaría de Marina-Armada de México fijó su postura al respecto debido a los rumores y versiones en las que se aseguraba que la aeronave había sido derribada por disparos de sicarios que intentaron impedir la captura de Caro Quintero. La Marina señaló que sería la Fiscalía General de la República la encargada de las investigaciones sobre el accidente del helicóptero Black Hawk de esta Institución, ocurrido el 15 de julio en Los Mochis, Sinaloa, para determinar las causas que lo originaron.

Honores y duelo

La muerte de los 14 marinos de Fuerzas Especiales hizo que el alto mando naval decretara 10 días de luto y ordenara a todo el personal portar un listón negro en señal de duelo por lo ocurrido.  Tres días después del accidente se efectuó una  ceremonia luctuosa de cuerpo presente en la sede la SEMAR, encabezada por el secretario de Marina Rafael Ojeda Durán, su Plana Mayor, Jefes, Oficiales, Pilotos y marinería.

El acto tuvo lugar alrededor de las 12 del día en las instalaciones del hall principal de la Marina, en donde los mandos y el personal naval hicieron guardia de honor a los 14 compañeros caídos en un hecho que sería investigado por la Armada y del que senadores y diputados federales demandaban fuera esclarecido, ya que dos versiones difundidas en redes sociales mencionaban supuestas fallas mecánicas en la aeronave que, según se comentó, no debía volar más.

 La otra versión indicaba que el Black Hawk ANX- 2307 habría sido atacado desde tierra y que, si bien no se habría precipitado como consecuencia directa de disparos, sí pudo haber perdido sustentación tras el supuesto ataque.

En el Black Hawk Matrícula ANX- 2307 caído, viajaban desde Choix -en la sierra de Sinaloa, lugar de la captura- hacia la ciudad de Los Mochis, cerca de la capital del estado, 15 marinos encabezados por el Capitán de Navío Piloto Helicopterista (PH) Javier Aurelio “N”, con el cargo de Coordinador Aéreo del Personal de Apoyo.

Le seguían el Capitán de Fragata PH, Sergio “N”, como Piloto y Comandante del 2307; el Capitán de Corbeta PH, José Francisco “N”, como Copiloto del 2307, el Primer Maestre de Aeronáutica Naval Técnico Mecánico de Aviación, Erick Octavio “N”, el Cabo de Aeronáutica Naval Mecánico de Aviación, Leonardo Daniel “N”, como Segundo Mecánico del 2307, el Teniente de Fragata de Infantería de Marina (IM) de Fuerzas Especiales (FES) Alfredo “N”, como Coordinador de Grupo de Tarea, el Segundo Maestre IM Fabián Vicente “N”, de Fuerzas Especiales, el Segundo Maestre IM del Batallón de Comandos Número 2, Víctor “N”, el Segundo Maestre IM del Batallón de Comandos Número 1, David “N”, el Tercer Maestre IM del Batallón de Comandos Número 2, Armando Mateo “N”, el Tercer Maestre del Batallón de Comandos Número 1, Elmer “N”, el Tercer Maestre IM de Fuerzas Especiales, Julio Adrián “N”, el Tercer Maestre IM de Batallón Comandos Número 1, Noe “N”, y  el Cabo IM de Fuerzas Especiales Luis Donaldo “N”.

El marino sobreviviente es el Tercer Maestre de Infantería de Marina de Fuerzas Especiales, Luis V “N”. El Vicealmirante Gilberto Carballo es el Coordinador General de Aeronáutica Naval y responsable del funcionamiento de las aeronaves de ala fija y ala rotativa de la Armada de México. (Jorge Alejandro Medellín, corresponsal del Grupo Edefa en México)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.