Viernes, 1 de marzo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El Ejército Mexicano tendrá su línea aérea comercial para fortalecer sus finanzas, asegura López Obrador

Será a finales de 2023 cuando el Ejército Mexicano ponga en marcha su propia línea aérea comercial con el objetivo de fortalecer sus finanzas y lograr un amplio nivel de autonomía presupuestaria en el mediano o largo plazo.

Esto deberá darse en un esquema operativo que incluirá la construcción de aeropuertos, de líneas ferroviarias y cadenas hoteleras, entidades comerciales que también controlará y administrará por completo.  Será a través de la empresa de participación estatal denominada Olmeca-Maya-Mexica, creada en febrero de este año como funcionarán las atribuciones civiles que el presidente Andrés Manuel López Obrador le ha encomendado a las fuerzas armadas, de manera especial a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Los detalles fundamentales de esta ambicioso plan fueron reiterados por el presidente Obrador en su conferencia de prensa mañanera del lunes 5 de diciembre efectuada en el estado costero de Campeche, en la que también la asignó al Ejército y a la Marina-Armada de México (Semar) el control y administración de otras dios terminales áreas ubicadas en el Golfo de México.

El mandatario ratificó que el Ejército Mexicano tendrá su propia línea aérea comercial denominada Mexicana de Aviación, nombre que le será comprado a los antiguos empleados y cooperativistas de esa compañía quebrada y disuelta en 2011.

En Campeche, durante su intervención, el presidente aprovechó para reiterar que la línea aérea comercial controlada por militares será un hecho para el próximo año: “Quiero aprovechar para informar, que ya lo he hecho, de que sí va a haber una línea aérea nueva, que va a ser manejada por la misma empresa que va a manejar el Tren Maya y el aeropuerto ‘Felipe Ángeles’ y el nuevo aeropuerto de Tulum, pero se va a agregar también el manejo del aeropuerto de Chetumal, Palenque y Campeche. Ya tomamos la decisión”, insistió y confirmó López Obrador.

Se refería entonces a la empresa Olmeca-Maya-Mexica, creada con autorización de la secretaría de Hacienda para que la Sedena controle y administre el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), construya, controle y administre y los aeropuertos civiles turísticos de Tulum, Palenque y Chetumal, asi como el de Campeche y seis hoteles que los ingenieros militares edificarán en la ruta del Tren Maya, en el Golfo de México. 

En este punto, Obrador agregaba en la mañanera: “Y como Campeche tiene de todo, es un estado muy importante, sobre todo por su gente, también informarles que el aeropuerto de Ciudad del Carmen lo va a manejar la Secretaría de Marina (Semar). Ciudad del Carmen, Marina; y la Secretaría de la Defensa, (el de) Campeche”..

En el caso de Campeche, agregaba el mandatario, (será) para la Defensa, es por el Tren Maya; el caso de Ciudad del Carmen, (será para) Marina, “porque son los encargados de atender todo el mar de Campeche y la zona petrolera de nuestro país”.

Pero López Obrador fue más allá y habló de un plan integral en el que su gobierno contempla permitir los vuelos de cabotaje (de transporte de carga) entre terminales aéreas, algo que no está permitido por la ley pero que podría ser modificado para consolidar el proyecto presidencial.

Entonces, precisaba el presidente, “con la nueva línea, con el manejo de los aeropuertos ya en un plan integral, seguramente va a haber más viajes, va a bajar el precio del pasaje, y si se hace falta, si hace falta, vamos a permitir lo que se llama el cabotaje, que las empresas extranjeras puedan llegar a Cancún y se les permita pasar a Campeche y a la Ciudad de México, o sea, liberar todo lo que tiene que ver con el transporte aéreo”.

Yo espero no llegar hasta allá (sic), dijo, “pienso que con la nueva línea y con el apoyo de las líneas existentes, que ayuden, logremos mejorar todo el sistema de transporte de aviación en México. Pero ya lo estamos viendo”, advirtió. La nueva línea va a estar en un año, ese es el plan, a finales del año próximo. Va a estar junto a la entrada en funcionamiento del tren”.

Obrador adelantó que ya se está haciendo el avalúo sobre la marca de Mexicana, que ya aceptaron los trabajadores de Mexicana, a cambio de una recompensa que se va a fijar de acuerdo a un avalúo que ya se está realizando para que esos ingresos se distribuyan entre los trabajadores de la antigua Mexicana, añadía el presidente.  (Jorge Alejandro Medellin, corresponsal del Grupo Edefa en México) 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.