Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Cómo perder en el suelo el rotor de cola de un M-17

Uno de los helicópteros Mi-17 de la Aviación Naval de la Armada de México sufrió un accidente en un aeropuerto civil cuando el piloto realizaba maniobras de taxeo y terminó partiendo el fuselaje trasero del aparato y destruyendo el rotor de cola.

El percance sucedió en el Aeropuerto Internacional de la ciudad costera de Villahermosa, en el estado de Tabasco, ubicado en el Golfo de México el 16 de octubre. El Mi-17 regresaba de una misión de reconocimiento en las zonas afectadas por el paso del huracán “Delta” y por las lluvias torrenciales que habían afectado a ese estado. Ya había aterrizado y se dirigía a la posición designada por los controladores de vuelo cuando comenzó a realizar maniobras cerca de varios postes de alumbrado eléctrico. En uno de los movimientos la cola del rotor chocó contra un poste derribándolo y partiendo además el fuselaje trasero de la nave. 

Tres elementos de la Marina estaban en la plataforma cuando el piloto maniobraba. La ruptura del rotor de cola lanzó varias piezas por todas partes, alcanzando a los marinos y lesionando a tres de ellos.   La Marina informó en comunicado que el accidente ocurrió en el interior del Aeropuerto Internacional de Villa Hermosa, Tabasco, “Carlos Rovirosa Pérez”, resultando personal con lesiones aparentemente leves, por lo que se realizó su traslado inmediato a un hospital para recibir atención médica especializada, señaló la secretaría. 

Los hechos ocurrieron durante el taxeo de la aeronave (rodaje por la pista) al aterrizar, posterior a que la tripulación regresaba de realizar un vuelo de reconocimiento por la zona, debido a las lluvias intensas presentadas, esto en el marco de la implementación del Plan Marina en fase de Apoyo a la Población Civil, señaló la secretaría. 

Esta Institución dará seguimiento puntual al hecho para determinar las causas que originaron el accidente, agregó la SEMAR al señalar que sus miembros asumen los riesgos que implica apoyar a la población en caso de desastre o emergencia, añadió. La SEMAR aseguró que “ante este tipo de hechos desafortunados, la Institución respalda y apoya completamente a su personal y a sus derechohabientes, brindando la seguridad de recibir una atención integral, igualmente cuando personal civil resulta lesionado”.

Asimismo, los daños materiales ocasionados por este evento serán enmendados a fin de mantener la estabilidad del lugar y los servicios que en éste se brindan, precisó la Marina.  Hasta antes de este accidente la Marina refería contar con una flota de 138 aparatos, de ellos 75 aviones y 63 helicópteros. De estos últimos, 21  (ahora 20) son Mi-17. (Jorge Alejandro Medellín)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.