¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 15 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El 60% de las aeronaves militares y policiales de Colombia no vuela, se registra además una alta siniestralidad

En un debate de control político en la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes de Colombia, llevado a cabo el pasado 28 de mayo, se abordó un tema de suma importancia: el número de accidentes de helicópteros pertenecientes a las Fuerzas Militares y de Policía del país. El ministro de Defensa, Iván Velásquez, destacó datos significativos y políticas actuales que influyen en la seguridad aérea nacional y develó que apenas el 40% de las aeronaves están operativas.

Durante su intervención, el ministro Velásquez aseguró que durante el mandato del presidente Gustavo Petro no se han registrado accidentes de aeronaves de la Fuerza Pública debido a problemas de mantenimiento. Destacó que los protocolos del Ministerio de Defensa se basan en manuales de mantenimiento proporcionados por los fabricantes y en certificados de aeronavegabilidad.

Sin embargo, los datos revelados en el debate son preocupantes. En los últimos 10 años, se han producido 43 accidentes aéreos, un promedio de 4,3% por año. El 2015 fue especialmente problemático, con 7 siniestros registrados. Estos accidentes se han cobrado la vida de 26 personas.

Un aspecto preocupante en este periodo de tiempo es la incidencia de sinestros en los helicópteros UH-60 Black Hawk, un total de 9 accidentes, 6 registrados en el Ejército de Colombia y 3 en la Policía. Sin embargo, ninguno de estos incidentes, según el ministro, ha sido atribuido a problemas de mantenimiento, insistiendo en la efectividad de los procedimientos de inspección periódica implementados, que incluyen inspecciones cada 120 horas de vuelo y mantenimiento de fase cada 480 y 960 horas de vuelo. Queda en el aire, no obstante, la preocupación por los altos índices de siniestralidad.

Baja operatividad

Un indicativo a analizar con detenimiento es la situación de las aeronaves en servicio. De las 731 aeronaves pertenecientes a las Fuerzas Militares y de Policía de Colombia solo el 40,76% están operativas, mientras que 223 se encuentran fuera de servicio debido a diferentes razones, incluyendo el mantenimiento.

Velásquez quiso destacar que, dentro de los planes actuales, se ha priorizado asignar recursos al mantenimiento en lugar de adquirir nuevos equipos, haciendo énfasis en los helicópteros, dejando en el limbo cualquier adquisición cercana de este tipo de aeronaves. Además, se ha señalado que el porcentaje de aeronaves en proceso de alistamiento promedia el 59,2%, pero aclarando que no se debe a una disminución en el presupuesto de Defensa, sino más bien a la coincidencia de los tiempos de mantenimiento programado y a factores externos, como la afectación de la cadena de suministro por la pandemia de COVID-19 y los conflictos internacionales en Europa oriental.

Adicionalmente se manifestó que el conflicto entre Ucrania y Rusia ha generado demoras en el transporte de suministros desde Europa hacia América, afectando la disponibilidad de componentes necesarios para el mantenimiento. Esta situación se agrava con las sanciones impuestas a Rusia, lo que dificulta aún más el suministro de piezas y equipos en el caso de los helicópteros Mi-17.

A pesar de las aclaraciones del ministro de Defensa de Colombia, algunos sectores políticos apuntan como causas de la baja disponibilidad de aeronaves a la lentitud con la que el ministerio destina los recursos y a la reducción en 800.000 millones de Cops en el presupuesto de funcionamiento e inversión, decisión que ha respaldado el propio ministro de Defensa, quien manifestaba en su momento que: “Es necesario acopiar recursos para el desarrollo de los programas sociales que este Gobierno ha ofrecido y está decidido en sacar adelante”. (Carlos Vanegas)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.