Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Isla Serranilla: la Armada de Colombia en la soberanía del territorio mas septentrional de Colombia

Más cerca de Jamaica y de Honduras que de Colombia, esta isla, a 244 km de la isla de San Andrés y a 1.400 km de Bogotá, está reconocida como el territorio insular mas septentrional de Colombia y donde se ejerce soberanía de manera permanente con un contingente de 15 militares pertenecientes al Batallón de Policía Naval Militar Nº 11, el cual es relevado aproximadamente cada 60 días, momento en el cual también se aprovecha para aprovisionar de víveres y hacer mantenimiento a todos los equipos que hacen posible la vida en este lugar, como el generador eléctrico, planta de agua potable, planta de aguas residuales, equipos de comunicación y paneles solares, además de establecerse los planes de mantenimiento de las instalaciones y la isla en general como la reforestación de áreas afectadas por los fuertes vientos presentes en ciertas épocas del año.

Siendo la protección de la vida en el mar la principal misión de este grupo de hombres, tienen a su cargo monitorear cualquier embarcación, solicitar los permisos de navegación y de ser necesario coordinar con otros países centroamericanos y del Caribe las operaciones necesarias para salvaguardar los intereses conjuntos en estas aguas. La ARC destina unidades navales para tal fin, siendo las fragatas misileras FS-1500 de la clase Padilla y las patrulleras oceánicas OPV-80 los buques que permanentemente patrullan estas aguas, ayudados de unidades aeronavales de la Armada y la Fuerza Aérea de Colombia.

Los proyectos de repoblación de tortugas marinas son otro de los pilares de la protección de la vida marina, monitoreando y vigilando todos los procesos de desove, eclosión y salida al mar de estas crías, que en esas primeras horas de vida son vulnerables ante cualquier depredador, incluyendo aves marinas que con sus afilados picos destrozan los aun blandos caparazones.

La pesca ilegal es uno de los principales flagelos en estas aguas, donde embarcaciones de diferentes banderas ejecutan faenas sobre especies en vía de extinción, embarcaciones que en el momento de avistar unidades navales de la ARC dejan abandonados a los pescadores menores que con equipos de buceo practican la pesca submarina de especies protegidas, convirtiéndolos también en naufragados que a pesar de estar cometiendo un ilícito se les debe garantizar el derecho a la vida y el debido proceso ante las autoridades colombianas.

Serranilla fue en el 2012 reconocida como colombiana por el fallo de la Haya dentro del litigio con Nicaragua, el cual también estableció la soberanía en las islas de Alburquerque, Bajo Nuevo, Sureste, quitasueño, Roncador y Serrana, pero adjudicándole a Nicaragua una importante porción de zona marítima al oriente del meridiano 82, decisión que el gobierno de Colombia “acata pero no aplica” hasta que la delimitación definitiva se haga de manera consensuada entre las dos naciones y aprobada por el congreso de Colombia, como lo establece la constitución en cuanto a tratados limítrofes, razón por la cual la Armada de Colombia patrulla de manera permanente estas aguas en defensa de los derechos de pesca ancestrales de los “raizales”, como son llamados los pobladores históricos de las Islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, quienes habitaron estos territorios insulares desde antes de la colonización europea en las Américas, teniendo estos unas fuertes raíces afro-anglo-antillanas, incluso con lengua propia parecida al ingles denominada “Criole”.

El Ministerio Defensa de Colombia,  a través del Comando Especifico de San Andrés y Providencia que comanda unidades de la Fuerza Aérea, el Ejercito y la Armada de Colombia, tiene establecido planes de protección de la vida en el mar, recordando que en el año 2.000 la UNESCO estableció la reserva de biosfera “Seaflower” en estas aguas, con una área total de 180.000 km cuadrados y encargando a Colombia su protección, razón por la cual y a pesar del fallo de la Haya, la responsabilidad de salvaguardar no solo la reserva marina si no la integridad de quienes navegan en estas aguas es ejercida por Colombia, estableciéndose también tratados internacionales con otros países centroamericanos para combatir el trafico de drogas, la pesca ilegal, la piratería, la trata de personas, el contrabando y cualquier tipo de amenaza transnacional que ponga en riesgo esta zona del caribe, donde Colombia también comparte fronteras marítimas con Panamá, Costa Rica, Haití, Honduras, Jamaica y Republica Dominicana.

Como dato histórico y haciendo referencia a otra de estas importantes islas, Serrana es un atolón que debe su nombre al capitán español Pedro Serrano, quien en 1.526 naufragaría en estas aguas cuando su embarcación sufrió el embate de un huracán en su viaje de la Habana a Cartagena de Indias, sobreviviendo y permaneciendo en este inhóspito lugar por cerca de 8 años, inspirando la novela Robinson Crusoe del escritor Daniel Defoe. (Carlos Vanegas, corresponsal de Grupo Edefa en Colombia)

Foto de portada: Fragata FS-1500 ARC Caldas durante procedimiento contra la pesca ilegal.

Pescadores ilegales con equipos de buceo abandonados por su embarcación principal y rescatados por la ARC.

Instalaciones de la ARC en la isla de Serranilla donde permanecen 15 militares del Batallón de Policía Naval Militar Nº 11

Proyecto de repoblación de tortugas marinas llevado a cabo en la isla de Serranilla

Trabajos de reforestación de la Isla Serranilla afectada por vientos fuertes durante algunas épocas del año.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.