Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Un marino Chileno en el Cuerno de África junto a la Armada Española

Respondiendo a una invitación de la Armada Española, la Armada de Chile designó al Teniente 1° Karl-Heinz Brand Hennicke como observador de una operación conducida por la Unión Europea en el Cuerno de África. El marino chileno pudo conocer el trabajo de seguridad marítima que se desarrolla en el marco de la Operación Atalanta, y tras concluir su participación de tres meses a bordo de la Fragata española F-86 "Canarias", y después de haber navegado más de 12 mil millas náuticas realizando patrullajes para evitar piratería, ha relata su experiencia en l digital Revistavigía.

"En lo profesional conocí como trabajan otras armadas y en especial la española, porque a diferencia de los ejercicios internacionales en los que he participado, éstos se desarrollan con parámetros controlados. Atalanta es una Operación real y el escenario puede variar en cualquier minuto, a pesar que los riesgos han disminuido en los 10 años que lleva funcionando esta Operación", señala el Teniente Brand.

En relación a la operatividad de Atalanta, el Oficial detalla que es una misión que está bajo el control de España desde marzo del 2019, que cuenta con un Comandante de Operaciones emplazado en la Base Naval de Rota, donde se encuentra el Cuartel General de Atalanta (QHQ) y un Comandante de Fuerza, el que se encuentra embarcado en una unidad en el área de Operación. 

"El trabajo que se desarrolla está marcado por el factor meteorológico que se presenta en el océano índico, como son los periodos monzónicos e intermonzónicos. Es decir, en el primero las condiciones de mar son muy malas principalmente frente a las costas de Somalia, por lo que la piratería disminuye. Pero el segundo presenta condiciones más favorables para cometer este ilícito. Como consecuencia de ello, las tareas de operación también varían, por lo que se genera un área común para todas las fuerzas participantes, tanto de Atalanta como para las unidades militares que patrullan el sector de manera independiente, protegiendo los intereses marítimos de sus países, como Japón, China, Irán, Inglaterra, Estados Unidos, entre otros. De esta manera ante cualquier llamado de auxilio se determina con mayor exactitud a que área acudir y quien puede llegar con mayor rapidez a alguna de las 37 áreas de patrullaje, las que considera el Golfo Pérsico, Mar Rojo, Golfo de Adén, Mar Arábigo y parte de importante del océano índico", comenta.

El Teniente Brand agrega que para uso exclusivo de las unidades de Atalanta se crearon áreas de patrullaje en las costas de Somalia, destacando una longitud total de 3.025 Km, pudiendo ingresar hasta 2 millas náuticas de costa y realizar con énfasis en las cercanías de las ciudades donde se evidencia mayor probabilidad que ocurran incidentes de piratería. Además agregó que durante los tres meses que participó, no se registró ninguna situación de conflicto durante las fiscalizaciones a los barcos, "procedimientos en los que realizamos abordajes de cooperación con las partidas de Fuerzas Especiales, en los que se verifica la documentación del buque y de la tripulación, puerto de zarpe y recalada, revisión de bodega y cargamento", Concluye.

Como antecedente la Operación Atalanta, que tiene como escenario el Cuerno de África. Desde el 2008, unidades navales y aéreas de países de la Unión Europea, de forma conjunta, despliegan sus esfuerzos para proteger de la piratería a los barcos del Programa Mundial de Alimentos (WFP), a los buques de la Misión de las Naciones Unidas Africanas en Somalia (AMISOM) y mantener la seguridad del tráfico marítimo que navega por el Océano índico, el Mar Rojo y el Golfo de Adén, pasos obligados para las principales rutas comerciales marítimas entre Asia y Europa.  (Luis Andres Lautaro)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.