¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 15 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Una potente Fuerza de Tarea de la Flota del Norte rusa navega hacía el Mar Caribe para ejercitarse con países aliados de Moscú

Fragata de misiles guiados Almirante Gorshkov (417). (Foto: TASS)

De acuerdo con lo informado por el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, una Fuerza de Tarea de la Flota del Norte de la Federación de Rusia, estaría arribando al puerto de La Habana el próximo miércoles, 12 de junio, para participar en ejercicios navales con la Marina de Guerra Revolucionaria de Cuba.

La Fuerza de Tarea naval rusa se encuentra integrada por la fragata de misiles guiados Almirante Gorshkov (417), embarcación cabeza de clase y designada como Proyecto 22350, el submarino de misiles de crucero de propulsión nuclear Kazán (K-560), clase Yasen designación rusa Proyecto 885-M Yasen-M, el buque petrolero de la flota Academic Pashin, unidad cabeza de clase y designación Proyecto 23130 y el remolcador de salvamento Nikolai Chiker, designación Proyecto P-5757.

La visita de esta Fuerza de Tarea naval rusa a Cuba se prolongará hasta el lunes 17 de junio, y de acuerdo con el boletín oficial cubano se enmarca a las históricas relaciones de amistad entre la República Cuba y la Federación de Rusia, además, se precisa que “ninguno de los navíos es portador de armas nucleares, por lo que su escala en el puerto de La Habana no representa amenaza alguna para la región”.

Las fragatas del proyecto 22350, tienen un desplazamiento de cerca de 5.000 toneladas y su sistema de propulsión de turbinas de gas le permiten alcanzar una velocidad aproximada de 29 nudos. La tripulación estos buques está compuesta por 179 tripulantes en tanto que su armamento está compuesto de misiles crucero P-800 Oniks y 35M4-1 Kalibr, misiles hipersónicos 3M22 Zircon (el submarino Kazán también puede ser armado con todos estos misiles) y transporta un helicóptero Ka-27M.

Submarino de misiles de crucero de propulsión nuclear Kazán (K-560) de la clase Yasen designación rusa Proyecto 885-M. (Foto: TASS)

Durante la estadía de la fuerza naval rusa en la isla de Cuba, algunos medios de Estados Unidos han señalado, basándose en una fuente no identificada del gobierno estadounidense, la posibilidad de que se podrían realizar algún ejercicio naval con la participación de embarcaciones de superficie de la Marina de Guerra Revolucionaria, sin embargo, esta información no ha sido confirmado por el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que solo ha tachado esta visita como institucional.

Igualmente, la prensa estadounidense señala que, luego de su partida de La Habana, la Fuerza de Tarea rusa es probable que se dirija hacía otros países aliados del Kremlin en el Caribe, como son Nicaragua y Venezuela, puesto que en otras oportunidades unidades navales y aéreas de la Flota del Norte que han operado en la zona del Caribe, han realizado visitas en ambas naciones con las que Rusia tiene estrechas relaciones políticas, comerciales y de seguridad.

La presencia de estos 4 buques de guerra rusos en el Mar Caribe es considerada por Washington como una respuesta de Moscú, por conceder permiso a Ucrania para utilizar armas occidentales contra objetivos dentro del territorio ruso.

Sin embargo, esta fuerza naval que está siendo rastreada por aviones y buques de la OTAN desde que zarpó el pasado 17 de mayo de la base naval de la Flota del Norte en Severomorsk, península de Kola, continuará siendo monitoreada por las fuerzas de la Alianza Atlántica desplegadas en la zona, entre las que se incluyen aeronaves y buques del US Navy, la Armada Real de los Países Bajos (Koninklijke Marine), la Marina Nacional francesa (Marine Nationale) y la Royal Navy del Reino Unido. (Douglas Bravo)
 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.