Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los UH-1ST de Costa Rica

Se han presentado los cuatro helicópteros UH-1ST donados a Costa Rica como parte de un programa de dos años de asistencia por parte de los Estados Unidos. El gobierno de Costa Rica usará estas aeronaves para mejorar su lucha contra el tráfico ilegal de drogas y aumentar la capacidad del país para atender crisis relacionadas con desastres naturales.  Los aparatos se han matrículado MSP023 – MSP-026. 

El UH-1ST es la denominación del Departamento de Estado a las maquinas Bell 214ST, un helicóptero basado en el UH-1H, pero con un fuselaje alargado y agrandado y equipado con dos turbinas.  Durante este período de dos años, los Estados Unidos estarán a cargo del mantenimiento de los helicópteros, la compra de repuestos y la capacitación de los pilotos y el personal de mantenimiento de Costa Rica. El Servicio de Vigilancia Aérea del Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica asumirá todos los costos operativos.

Según el embajador estadounidense Sharon Day, estos helicópteros representan el compromiso de Estados Unidos con su asociación de seguridad con Costa Rica, que es anterior a la llegada de estos aviones y continuará mucho después de que finalice el programa de aviación de dos años.  En la ceremonia de entrega participarían Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, Michael Soto, Ministro de Seguridad, Sharon Day, Embajadora, y Richard Glenn, y Chris Harris, ambos de INL (la Oficina de Narcóticos Internacionales y Asuntos de Aplicación de la Ley).  Richard Glenn, el subsecretario adjunto de la Oficina de Narcóticos Internacionales y Asuntos de Aplicación de la Ley, señaló que Estados Unidos continúa invirtiendo fuertemente en los servicios de seguridad de Costa Rica pues comparten el compromiso de abordar los complejos problemas enfrentados en la región.

Por otra parte, semanas atrás, la Oficina de Antinarcóticos y Asuntos de Aplicación de la Ley (INL) donó dos interceptores de 38 pies de eslora, equipados con tecnología de punta para el Servicio de Guardacostas Nacionales de Costa Rica.  Los dos buques están valorados en USD 750,000 cada uno. Estos complementan los patrulleros de la clase Libertador, matriculas SNGC 110-1 Juan Rafael Mora Porras, SNGC 110-2 General José María Cañas, y el SNGC 110-3 Rodrigo Carazo.  Con esta donación, el Servicio Nacional de Guardacostas de Costa Rica tendrá una mayor capacidad para inspeccionar las aguas territoriales de Costa Rica.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.