Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Inversiones en helicópteros en la Fuerza Aérea Salvadoreña

El Ministerio de Defensa de El Salvador recibirá un total de 248 millones de dólares en el 2021, o sea un aumento de 27,6 millones de dólares del año anterior, y con lo que se esperan mejoras adicionales a la FAS.  Ya el en el 2020 se había anotado un aumento en un 52% en comparación al 2019, pasando de 145 a 220 millones de dólares (75 millones adicionales). Se entiende que una buena cantidad de ese aumento se había utilizado para la recuperación de medios aéreos, a incluirse algún Huey-II, y se ha ordenado la recuperación de cuantos medios navales se pueda.  Lo cierto es que poco queda hoy de lo que fuera una impresionante flota de 85 UH-1H y UH-1M entregada en la década de los 80 y principios de los 90 por los EE. UU.

Al momento de nuestra visita a Ilopango (1ª Brigada Aérea) meses atrás el FAS215 y el FAS283 se encontraban en mantenimiento mayor, reservando el FAS208, y el FAS300 en línea de vuelo, y a lo que se sumaba solo un sobreviviente UH-1M (FAS228).  
 
Con ello, la Cambridge Helicopters Ltd, un proveedor probado de servicios de aviación, logística y capacitación, se ha adjudicado un contrato por $5,12 millones, por una orden de entrega para proporcionar motores de helicóptero UH-1H, repuestos, manuales técnicos y apoyo a la Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS).  El contrato se realizó bajo el IDIQ del Centro de Gestión e Integración de Adquisiciones del Comando de Combate Aéreo (ACC) (AMIC) Contra los Narcóticos y Amenazas Globales (CN>), teniendo como período de ejecución a finalizar el 29 de septiembre de 2021, y con posibilidad de extensión por tres años más.  
 
Bajo este contrato, Cambridge brindará al Comando Sur de los EE. UU. (USSOUTHCOM) apoyo para el mantenimiento y sostenimiento de los cinco helicópteros UH-1H/UH-1M de la FAS. La empresa proveerá un representante de servicio de campo UH-1H certificado por OEM (Experto en la materia del motor turboeje T53-L-13B), para brindar asistencia de mantenimiento intermedio y a nivel de campo al personal de la 1ª Brigada Aérea de la FAS en procedimientos de inspección, prueba, resolución de problemas y realización de reparaciones programadas y no programadas.
 
A principios de noviembre de 2020, El Salvador despachó sus dos UH-1H a Guatemala a asistir en misiones de rescate al paso del huracán Eta, además de un convoy de 54 camiones de ayuda a Guatemala y 60 camiones a Honduras.  A comparación, cuando el huracán Mitch golpeó la zona en octubre de 1998, la FAS logró movilizar hasta 25 UH-1H en apoyo a su populación, y hasta extendió su ayuda a Honduras, montando un tren aéreo de asistencia hacia Choluteca.  Eran otros tiempos, cuando se podría haber recuperado la flota de hasta 30 UH-1H a Huey-II por unos $40 millones, pudiéndose haber dejado 15 operacionales y 15 en reserva. En lugar de eso, se gastaron $40 millones en 2001 en la compra de cinco Bell 412EP para uso de la FAS con las matrículas FAS250 – FAS254.  Durante la administración Saca se aprobó un préstamo de $13 millones para convertir seis UH-1H a Huey-II [1].  Luego, en septiembre del 2008 el gobierno Saca anunció la repotenciación de 15 helicópteros, a incluirse tres Bell-412, seis UH-1H y los “helicópteros presidenciales” [2] y se maquillaron los fuselajes FAS208, 214, 215, 220, 261, 262, 268, 278, 283, 290, 292, y 297 y prepararon para su restauración a Huey-II y UH-1-Plus, pero todo quedó en cuento, y en los bolsillos de algunos funcionarios.  Los EE. UU salieron adelante [3] financiando la reparación de los modelos FAS208, 215, 283, 292, y 297.  Los contratistas también repararon dos UH-1M (FAS 228 y 323), mientras que el FAS 261 seria reparado por la misma FAS en el 2011.
 
En febrero 2020, un poco antes de renunciar a la presidencia del partido derechista ARENA, Gustavo López Davidson proponía que el helicóptero presidencial, con configuración VIP, pasara a manos de la Policía Nacional Civil (PNC) con el fin de realizar tareas de seguridad ciudadana.  Efectivamente, la FAS tenía esperanzas de recuperar dicho aparato a su línea operacional.  Resulta que el FAS001 254 N10418 del Vuelo Presidencial es uno de los cinco Bell 412EP que arribaron en el 2001 para reforzar la Fuerza Aérea (FAS). Seria durante la administración de Antonio Saca, quien hoy sirve una condena de cárcel, que en el 2006 requisó el FAS254 y lo modificó a modelo VIP, colocándole además un radar meteorológico de nariz Bendix-King.  En el 2001 el Vuelo Presidencial había recibido un Bell 407 (c/n 53508) específicamente para su uso y fue asignado directamente a casa presidencial utilizando el registro YS-1001N.  Un helicóptero Bell 206L-3 Long Ranger III había sido adquirido en 1991 y usado por la presidencia hasta la llegada del Bell 407 en el 2001.  El Bell 206L-3 aún se mantiene como parte del inventario de aeronaves al servicio exclusivo de casa presidencial.  Anteriormente, el FAS001 era un UH-1H que había llegado a la FAS en mayo de 1990, usando el registro FAS300, y que fue acondicionado como transporte VIP, asignándole la matrícula civil YS-1002N en 1994.  Actualmente, la FAS cuenta con dos Bell-412 funcionales, pues el 251 se estrellaría en el 2002, a seis meses de su entrega, mientras que el 253 sufría la perdida de una turbina cuando la tripulación falló en seguir los procedimientos adecuados en 2007.
 
Del préstamo de $109 millones solicitados al BCIE a finales del 2019, un 50% debía destinarse a Defensa, y lo que incluía un OPV por $13 millones y un Bell 412 por un coste similar [4].  Así también, el presupuesto de Defensa de 2019 incluía un fondo de $1,8 millones para la recuperación del FAS253. Bajo la Resolución No. 01-CD-72A-MDN-2019 se contrató a la Central American Aviation Services, S.A. de C.V. (CAAS) para que reparara el FAS253 y lo entregara en marzo/abril del 2020.  Esto significó el envío del paquete bimotor a Canadá.  A su regreso se detectaron fallas en una de las piezas, por lo que se regresó al fabricante y se retrasó el trabajo.
 
Entre otras cosas, con el presupuesto del 2021 se busca hacerse de 22 drones tácticos y tres drones de vigilancia y búsqueda y rescate, además de otros pertrechos, 15 mil uniformes y 125 radios tácticos.  La meta de la FAS es, de poderse, mantener al mínimo un cuadro de cinco Bell 412, a operar con otros cinco UH-1H, y los que eventualmente sean cinco Huey-II o similares.  Así mismo, se necesitan entre dos y cuatro aviones de transporte táctico en la categoría del C-408 (Julio Montes)

Fotografía: FAS283 y 215 en mantenimiento mayor (J  Montes)

Bell FAS250 en Ilopango (J  Montes)

Carcasas UH-1H - fuentes para conversion a HUEY-II (J  Montes)

Bell FAS252 en Ilopango (J  Montes)

FAS300 en Ilopango (J  Montes)

FAS208 en Ilopango (J  Montes)

[1]. A mediados del 2005, el viceministro de la Defensa Nacional, Ricardo Benjamín Ábrego, “dejó entrever que las naves serian adquiridas en mercado de segunda mano (refiriéndose quizás a las cabinas), las cuales podrían tener un valor de $2.2 millones por cada aparato, esperándose que en menos de dos años se podría cambiar la flota.”  El EMCFA nos verificaba el dato en noviembre del 2005, especificando que se había aprobado el presupuesto para la modificación de “varios” UH-1H a Huey-II.  Un cuadro de La Prensa Gráfica, en su edición del 16 de septiembre de 2005, lo detallaba así:  Dinero $2,2 millones, lo que costaría cada unidad aérea; 6 helicópteros serian renovados.

[2] En 2008, el matutino salvadoreño, El Diario de Hoy, recogía las declaraciones de Presidente: “Saca dijo que se están repotenciado 15 helicópteros de los cuales tres son del modelo 412, otros seis son de la versión UH1H y otros además de los helicópteros presidenciales que están para su uso en misiones oficiales.”[

[3] en el 2007 se comprometía a financiar la potenciación de seis UH-1H con turbinas nuevas, si bien del tipo original T53-L-13B, suplidas en donación por los mismo EEUU.  La embajada de EEUU en San Salvador había hecho contactos con la Helica y DynCorp International para llevar a cabo dicha reparación.  

[4] https://www.revistafactum.com/ensayo-dilema-faes/

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.