Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Helicópteros MD 530F y blindados para las Fuerzas Armadas de El Salvador

Estados Unidos ha entregado  8 helicópteros MD 530F a El Salvador, quedando pendiente otro lote de cuatro aparatos.  Durante el conflicto interno, la Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS) recibió seis MD 500D y eventualmente hasta 12 MD 500E.  Estos serían reforzados por tres MD500E en 2012,  de ellos seis fueron emplazados a Malí.  Allí se perdió uno en un accidente en 2019.

El MD 500 es adaptable para apoyar tanto misiones de entrenamiento como de combate.  El helicóptero es capaz de realizar misiones de búsqueda y rescate (SAR), vigilancia aérea, extinción de incendios, aplicación de la ley en el aire y otras misiones de seguridad pública.

El paquete otorgado a la FAS incluye también equipo logístico para apoyo aéreo y la formación de pilotos.  Estos aparatos serán complementados con un helicóptero Schweizer S300c, adquiridos por medio de la Caza S.A de C.V, que apoyará el entrenamiento de pilotos.

El costo del S300c es de 672.635,75 dólares, desembolsados del presupuesto regular en base a la Resolución No. 01CD-72C-MDN-2021.  Este se suma a los dos viejos TH-300c entregados en la década de los 80, y por los que la empresa El Salvador Partex S.A de C.V suplirá 79.733,43 dólares en repuestos. Caza S.A de C.V suministraría otros 6.042,62 dólares en partes.  El entrenamiento de los pilotos también contará con un nuevo Cessna, y se esperan dos C-208B Caravan que reforzaran los dos IAI-202 Arava en uso en el vuelo de ala fija de transporte táctico.

Se ha mencionado que se presentaron voluntarios aerotécnicos a la FAS, ofreciendo asistencia para la recuperación de dos BT-67 Basler, pero que esta ayuda no sería aceptada, al parecer, debido a que se considera que la edad de las máquinas las hace ya inviables.

Otros pertrechos

El Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada (EMCFA) había oficializado el requerimiento de adquisición de blindados a través del oficio No. 228 JEFATURA/UCP, de abril 2021.  La solicitud apunta a modelos multipropósito todo terreno, con tecnología ultraligera y de alta resistencia balística, en lo que se esperaba gastar 1.922.030,96 dólares.

Al parecer, el asunto se aceleró y se volvía urgente después de un choque fronterizo entre contrabandistas, que se transportaban en vehículos SUV blindados, y elementos del Comando Sumpul.  Así, a principios de agosto, un matutino salvadoreño reportaba que se habían adquirido de forma directa diez carros blindados, dos de ellos equipados con un dron pequeño de vigilancia y otros dos con un sistema de mástil con cámara tipo mini-bala, y todos para equipar a dicho Comando Sumpul.

El mismo reporte del matutino informaba que EE. UU suministrará 15 blindados del tipo ATV, en referencia probablemente a modelos Oshkosh M-ATV, y lo más probable que sean la versión ligera J-ATV, que llegarían a reforzar el Regimiento de Caballería.  Esta unidad ya opera modelos M1151, y M1165, y por lo que todavía es aconsejable hacerse de los M1152 TTP, y con ellos conformar una formación homogénea de reconocimiento ligero, de patrulla, plataforma de armas de apoyo y de transporte, desprendiéndose de una vez todos los Storm y Cashuats.

El Escuadrón Blindado salvadoreño utiliza dos diferentes tipos de vehículos, con las tanquetas alemanas UR-416 funcionando como transportes y los carros franceses AML-H90 con cañón de 90mm como medios de reconocimiento de combate.  La llegada de los J-ATV prometería remplazar las UR-416, por lo que racionalizando la logística de la formación podría pensarse en adquirir J-ATV adicionales en versión tipo picop, y acomodarle en la cama una estructura para acomodar y reciclar la torreta H90 del AML.  Esto dejaría una batea común compartiendo el 90% de sus componentes mecánicos, a las que, al removerles las torretas y armas, podrán usarse como transportes comunes.

Los 10 blindados recién adquiridos servirán para dotar al Comando Sumpul, que serán adquiridos por un monto de 3.458.830,56 dólares.  Idealmente, estos serían complementados con las seis u ocho UR-416 ya en inventario, pero plenamente actualizadas y reacondicionadas con nuevos asientos de impacto, cinturones de seguridad y detalles interiores.  La FAES ya había detallado un requerimiento para adquirir 9 vehículos de doble cabina, por un monto de 227.700 dólares, para equipar a dicho Comando fronterizo.  Sin embargo, el requisito fue parcialmente cubierto por una donación de cinco Hilux doble cabina que se recibieron como parte del Programa de Cooperación Bilateral entre las Fuerzas Armadas de los EE. UU y la FAES en junio.

El Comando Sumpul está a cargo de vigilar 195 puestos de Paso Fronterizo No Habilitado (PFNH) situados a lo largo del país, usando como núcleo la Brigada Especial de Seguridad Militar.  Esta unidad debía motorizarse con todos los Jeep M240 y J8 ya en inventario, pues 50 M240 fueron adquiridos en Israel en 1998, mientras que los EE. UU ha estado supliendo modelos J8 APV y “Troopie” de transporte. (Julio Montes)

Fotografía:  Recepción de nuevos helicópteros (Embajada de los EEUU en El Salvador)

Los dos TH-300c sobrevivientes  de 4 entregados en la decada de los 80 (FAES)

M-ATV en Londres (J   Montes)

El M1152 TTP debio remplazar al  Cashuat en El Salvador com otransporte simple de tropa (US Army Times)

Oshkosh J-ATV Picop

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.