Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército salvadoreño será el más grande de Centro América

El ejecutivo salvadoreño lanzó la Fase IV del Plan Control Territorial (PCT) con la incorporación de 1.046 elementos de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES).  A esta fase se le denomina “Incursión” y pretende duplicar la capacidad humana,  alcanzando los 40.000 efectivos militares en los próximos cinco años. 

Actualmente la FAES cuenta con 19.186 efectivos activos, y de ellos 9825 se encuentran en función del Control Territorial. El presidente Bukele aseguró que con el incremento “habrá una persona brindando seguridad por cada pandillero. Así vamos a ganar esta guerra con las pandillas, con medidas valientes. El día de mañana veremos los resultados de estos 1,046 hombres y mujeres que se suman a la Fuerza Armada, que estarán patrullando las calles, abordando las unidades de transporte colectivo, en las paradas de buses, en los centros históricos dándole seguridad a nuestra población”.

Con los graduados en los últimos días se contarán con 20.100 efectivos y cada 15 semanas entrará un grupo de nuevos reclutas para completar el Programa de Adiestramiento Regular de 15 semanas (PAR-15).  Con ello se pretende apoyar a la Policía Nacional Civil (PNC), incursionando en los territorios con presencia de grupos criminales.  La intención es brindar 20.000 nuevos empleos para jóvenes.  

Soldado con lanzador Instalaza  (J. MONTES)

Los reclutas atienden el PAR-15 antes de su juramento e incorporación a las filas.  De los 1.046 nuevos elementos militares incorporados, 857 son hombres y 189 mujeres.  Del total, 980 serán destinados al Ejército; 37 a la Fuerza Naval y 29 a fortalecer a la Fuerza Aérea.  Quizás una estrategia óptima sería la de graduarlos, después del PAR-15, en el Curso de Policía Militar para Tropa y el Curso de Policía Militar para Oficiales y Suboficiales, antes de incorporarlos a las tareas en apoyo a la seguridad pública.

Aunque no se ha mencionado nada, cabe dentro de lo posible que se mejore el transporte táctico del Ejercito, por ejemplo con el traslado de las tanquetas UR-416 a la Policía Militar, a usarse junto con los J8 APV y los M240 Storm, por esa misa unidad. 

Los Humvee han probado ser bastante costosos en su mantenimiento y operación, particularmente porque se ha fallado en adquirir números adicionales a los 21 M1151 y 4 M1165 para abaratar costos.  Ambos modelos son vehículos sofisticados y modernos,  lo que requiere una mayor inversión – aunque de paso nos hubiese gustado ver los M1152 TTP, como aquellos usados en Afganistán, en remplazo ya completamente obsoletos Cashuat.  Una alternativa que se deslumbra quizás en excesos de blindados de países amigos, como podrían ser un par de decenas de los pendientes a retirarse MOWAG-Famae en Chile, que de paso podrían usarse en misiones de paz, o los UR-416 igualmente a retirarse en Perú.  Al ser maquinas análogas, son más económicas de adquirir, y operar, si bien necesitarían adecuación antes de su traspaso. Indudablemente el transporte de patrulla, dentro y fuera de camino, esta mas que asegurado con los Toyota Hilux, de los que se han incorporado en números.  Nada quita que pudiesen incorporarse modelos Toyota LUV (light utility Vehicle) o aun 6x6 FOX o blindados ligeros HUNTER de los desarrollados por Jankel en Gran Bretaña.

Jeep M240 Storm con un  CSR-106 (FAES)

Se ha hablado de la adquisición de medios aéreos de transporte adicionales, como podrían ser helicópteros y aviones de ala fija tácticos.  La naval también se dotará de su patrullero oceánico, después de recibir su propio NCPV Desafiante 85 (PM-15), y el que podría en su momento expandirse a incorporar un servicio de guardia costera.  En ese aspecto se podría también dotársele a la naval de nuevas instalaciones en Acajutla como parte de la expansión hacia el mar.

Desde la implementación del Plan Control Territorial, El Salvador ha contabilizado una reducción significativa y sostenida de los homicidios y otros delitos que afectaban el desarrollo económico y social de los salvadoreños. (Julio Montes)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.