Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Colombia y El Salvador estrechan sus vínculos militares

Se ha consolidado una alianza por medio de un Memorando de Entendimiento entre el ministro de Defensa de El Salvador, Vicealmirante René Francis Merino Monroy, y su homólogo colombiano, Diego Molano, con el propósito de fortalecer la cooperación entre las dos naciones en materia de industria militar, además de luchar mancomunadamente contra el narcotráfico y el crimen transnacional.  Con ello, la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) podrá recibir productos y servicios de las instituciones militares de Colombia.  Entre otras cosas, se aseguró un intercambio académico de cadetes entre las escuelas navales de ambos países.

La Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador ya se equipa con más de 2.000 fusiles Galil ACE de varios tipos.  Ya anteriormente, el ministerio de Defensa salvadoreño había mostrado interés en algunos productos militares de manufactura colombiana.  Entre otras cosas, se examinaban productos de la filial de la británica Jankel en Colombia, considerándose a la serie Fox de vehículos tácticos que usan la plataforma Toyota Land Cruiser-Serie 79, en su variante RRV – por Vehículo de Reacción Rápida.  También se habría observado el Jankel Hunter, un vehículo de patrulla blindado liviano en la clase GVW de 3,500 - 4,200 Kgs para transportar 6 personas.

El vehículo de personal protegido Hunter (PPV) fue concebido en respuesta al requerimiento de un vehículo protegido polivalente para misiones de seguridad interna, orden público, escolta, antiterrorismo y patrulla.  Se basa también en el Toyota Land Cruiser con un monocoque de protección blindada que protege contra proyectiles OTAN 7,62 x 51mm (Nivel Cenn B6), y con blindaje complementario de protección contra rondas API de 7,62 x 39mm y minas antitanques debajo de la rueda.  Tiene una capacidad de combustible de 140 litros.  Su motor diésel Toyota de 4,5 litros, V8 cilindros, turboalimentado y con refrigeración intermedia (202 CV a 3800 rpm / 430 Nm a 2200 rpm), y su caja de cambios manual de 5 velocidades con embrague de servicio pesado, permiten velocidades de hasta los 120 km/hr.

Se habló también de la modernización de hasta seis fuselajes UH-1H a Huey-II, y de interés por los cuatro BT-67 de la Policía Nacional de Colombia (PNC).  Sin embargo, ninguno de estos planes fue concretado, a pesar de disponerse las finanzas para ello.  Los Huey-II, o Super Huey como se les conoce en Colombia, son ensamblados en Colombia partiendo de moldes suplidos por la Bell Helicopter Textron (TXT).  Los BT-67, por otro lado, hubiesen sido excesos de la PNC.

Es notable que hoy en día la  Fuerza Armadas de El Salvador (FAES) ha notificado requerimientos por blindados ligeros, helicópteros en la línea de los Super Huey, y de aviones de transporte tácticos ligeros.  Sin embargo, es poco probable que se busquen los BT-67 ya que no se planifica por la restauración de los BT-67 propios de la Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS), pero si podrían buscarse los Super Huey.

Hay que recordar también que la colombiana Cotecmar ha puesto a disposición sus productos navales.

El presupuesto del Ministerio de Defensa de El Salvador aumentará de $220 millones a $256,7 millones en 2022.  Además de estos $36.7 millones adicionales se prevé un gasto adicional de $57,8 millones como parte del Plan Control Territorial, Fase III: “Modernización”.  Esto incluye equipamiento para movilidad estratégica, táctica y de vigilancia. Entre otras cosas, esto permitirá la incorporación y equipamiento de otros 5.600 efectivos en apoyo de la Policía Nacional como parte de la Fase IV: Incursión, del mismo Plan Control Territorial.  Al cierre de 2021, la Fuerza Armadas de El Salvador contará con 2.400 nuevos soldados.

Anotamos que una de las deficiencias encontradas por los consejeros Militares estadounidenses en la década de los 80 sería una falta de suboficiales que pudiesen liderar las pequeñas unidades.  Esa responsabilidad caería inicialmente sobre los jóvenes cadetes, hasta que con el tiempo se pudo contar con un cadre veterano que pudiese conducir las escuadras. Con esto en mente, se anunció también el ingreso de 1.533 nuevos cadetes, pero de nuevo, se hará necesario el reforzamiento de un cuerpo de suboficiales para que puedan conducir las pequeñas unidades en las tareas que se les encomiende.

Como parte de la modernización institucional se distribuyeron 1.100 cascos balísticos y 956 chalecos de protección, todo por un monto de más de $1 millón, anunciándose además la incorporación de más de 1.500 reclutas, entre ellos 280 mujeres. (Julio Montes)

Fotografías:

-Los BT-67 de la PNC (J. Montes)

-El Jankel Hunter (J. Montes)

-El Fox en Colombia (J. Montes)

-Policia salvadoreno con un MLG de Indumil (J. Montes)

PNC de El Salvador con fusiles Galil ACE de Indumil (J. Montes)

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.