Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Más de 20 millones de dólares de pérdidas al crimen organizado tras la instalación de base policial fluvial en la Amazonia Occidental

La Base Fluvial de la Policía de Arpão cumple un año este mes y ya ha dado resultados significativos en la represión del crimen organizado. Se incautaron más de cuatro toneladas de droga, 30 barcos, 86 armas de fuego, casi 200 personas detenidas en fraganti y más de 240.000 litros de combustible transportados de forma irregular.

Inaugurada en agosto de 2020, la Base Arpão es la primera Base Fluvial de la Amazonía Occidental y forma parte del Programa Nacional de Seguridad Fronteriza y Fronteriza (VIGIA) del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública. La embarcación está amarrada en el río Solimões, entre los municipios de Coari y Tefé, una de las principales rutas para el flujo de drogas, como cocaína y skank, producidas en países vecinos, principalmente en Colombia y Perú.

Las acciones para combatir el narcotráfico se desarrollan en alianza con el gobierno local, un esfuerzo conjunto de suma importancia, como explica el secretario de Operaciones Integradas, Alfredo Carrijo. “Los resultados alcanzados durante este primer año son fruto del trabajo integrado entre agencias federales y estatales, que además de combatir los delitos transnacionales, refuerzan la seguridad en una zona sensible del estado, brindando más tranquilidad a la población ribereña”, él dijo.

Además de combatir el crimen y acercar a la población ribereña a la policía, Base Arpão también redujo la tasa de delitos ambientales cometidos en la localidad. En un año se incautaron más de 42,5 toneladas de pesca ilegal. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.