Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército Brasileño produce su propio asfalto para obras aeroportuarias en un marco de control estratégico de aeródromos fronterizos

El 9° Batallón de Ingeniería de la Construcción del Ejército de Brasil inició la producción de asfalto bajo la coordinación del 3 ° Grupo de Ingeniería (3° Gpt E), en una planta recientemente adquirida por el Sistema de Ingeniería del Ejército en beneficio de la  llamada Operación Dourados, de ampliación y restauración del aeropuerto del mismo nombre.  Con una pista de 2.000 metros, en un municipio de unos 250.000 habitantes del extremo suroeste de Brasil, sede de diversas agroindustrias, este aeropuerto  tiene especial interés para el Ejército Brasileño por su carácter fronterizo.

La ingeniería del Ejército Brasileño es una de las pocas dentro de la ingeniería militar del mundo con autorización legal para operar en todo el país. El presupuesto generalmente no proviene del Ministerio de Defensa, casi siempre proviene de otros ministerios, organismos y municipios. El presupuesto para la ejecución de las obras por parte del Ejército es responsabilidad del organismo solicitante. La institución solo realiza la intervención, para lo cual, y otras obras importantes,  mantiene inclusive una Dirección de Obras de Cooperación en el Departamento de Ingeniería del Ejército.

El Departamento Nacional de Infraestructura de Transporte (Dnit) y el Ministerio de Infraestructura (MInfra) ordenan frecuentemente misiones del Ejército en los tramos donde no hay interés del sector privado, norte, noreste y Amazonia.

Debido a la ubicación de Dourados, muy cerca de una compleja frontera con Paraguay y en un centro agroindustrial regional, este proyecto para el Ejército es estratégico, especialmente la pista del aeropuerto. El Ejército ha participado en diversas obras aeroportuarias en los últimos años, la más importante en 2014, fue la reforma del Aeropuerto de Guarulhos (S. Paulo), que debía estar pronto para el Campeonato Mundial de Fútbol, la cual se entregó antes y devolviendo 120 millones de dólares sobrantes, inclusive, incorporando elementos civiles a la misma. De forma similar, el Ejército construyó a excepción del salón de pasajeros, todo el Aeropuerto Internacional de Natal, incluyendo su pista de 3.000 metros. Además, existen organismos como la COMARA, Comisión de Aeropuertos de la Región Amazónica, que conjuga un grupo de ingenieros especializados de la Fuerza Aérea, algunos graduados en Infraestructura Aeronáutica en el célebre Instituto Tecnológico de la Aeronáutica, junto a los técnicos del Ejército , en constante desarrollo, mantenimiento, y reforma de aeropuertos en esa zona del país. (Javier Bonilla, corresponsal del Grupo Edefa en Brasil)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.