Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Primera visita a FADEA del presidente de Argentina, asegura se superarán los 8.000 millones de pesos de inversión en 2022

El presidente de la República Argentina, Alberto Fernández, junto al ministro de Defensa, Agustín Rossi, participaron en la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín” SA (FADEA) de una importante visita, la primera para el presidente, donde pudo recorrer las amplias instalaciones, los trabajos en ejecución, conversar con parte del personal y apreciar  un avión IA-63 Pampa III Bloque II, perteneciente al Centro de ensayos existente en la compañía, equipado este  con un novedoso sistema de entrenamiento y de comunicación entre aeronaves en vuelo que permitirá la formación de pilotos capacitados en sistemas de aviones de cuarta generación.

Según los funcionarios de la cartera de Defensa, este  proceso de reequipamiento de las Fuerzas Armadas y de desarrollo de la industria nacional es posible gracias al financiamiento del Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF), recientemente aprobado por el Congreso Nacional.

“Me pone contento que otra vez la industria para la defensa vuelve a tener un lugar central en la estrategia argentina porque la defensa nacional es un tema central”, dijo el mandatario en el predio de la empresa estatal, ubicado en la capital de la provincia de Córdoba, acompañado también por el gobernador anfitrión, Juan Schiaretti. Y destacó: “Estamos poniendo en valor la importancia de la defensa nacional y el desarrollo industrial y tecnológico de la Argentina”.

El primer mandatario señaló, además, que la sanción del Fondo para la Defensa “no fue en vano, ya que permitirá garantizar la profesionalización al máximo de nuestras fuerzas y ser capaces de desarrollar una industria en torno a la defensa nacional”.

“La capacidad tecnológica hace a una sociedad fuerte y pujante; a mayor producción, mayor trabajo, y garantizar el empleo es el objetivo final de nuestro proyecto y el modo de lograr el progreso social”, afirmó Fernández.

Por su parte, el titular de Defensa inició su alocución expresando su satisfacción al Presidente por esta visita. “Para FADEA  y para el Ministerio de Defensa es una enorme alegría que hoy esté visitando esta empresa emblemática para el desarrollo de la industria aeronáutica argentina, que es una industria estratégica y su impulso tiene un efecto multiplicador enorme en la economía”.

“En FADEA  estamos en ese camino. Tenemos el sueño de consolidar un desarrollo nacional fortalecido, sistemático y permanente que nos permita tener una matriz exportadora”, aseveró el ministro, y agregó: “Sabemos que se necesita permanentemente de divisas que se logran exportando y sustituyendo importaciones, y eso se consigue a través de la industria para la defensa”.

En esa línea, el titular de la cartera de Defensa, destacó la importancia del Fondo Nacional de la Defensa, al ponderar la decisión del Presidente de impulsar esta ley que permite el reequipamiento de las Fuerzas Armadas argentinas. “Se necesita lograr un horizonte de producción. Y esto lo podemos hacer y sostener por el apoyo que le dio a la Ley del FONDEF. Por primera vez las Fuerzas Armadas tienen un fondo específico para su reequipamiento, que además también indica cómo se tiene que implementar: reutilizando todos los sistemas operativos existentes”.

En ese sentido, el ministro equiparó la importancia del FONDEF que permitirá reequipar a las Fuerzas Armadas, con el impulso que significará para las diferentes Pymes relacionadas a la industria de la defensa. “Necesitamos darle a las Pymes de la industria aeronáutica un horizonte de producción, sustituyendo componentes que se compran afuera”, dijo al manifestar su grata sorpresa por “la capacidad que tiene el sector privado con la industria aeronáutica en las provincias que con capacidad tecnológica y muchas ganas pueden participar del desarrollo de la industria de la Defensa. Por eso, queremos articular fuertemente una cadena de producción con las pequeñas y medianas empresas donde FADEA  aporte la ingeniería y el ensamble”.

“La inversión que hacemos este año en esta planta  es de 5.600 millones de pesos,  más de cincuenta millones de dólares al cambio oficial, el año que viene esperamos superar los 8.000 millones de pesos, que significará un impacto directo en la economía del país”, detalló el funcionario.

Por otra parte, el ministro también hizo un repaso sobre otros desarrollos aeronáuticos que fueron retomados, como el desarrollo del avión Pucará Fénix o el IA -100 Malvina, que se había hecho el prototipo que luego quedó descontinuado, y que ahora se retomó con la financiación del IAF (Instituto de Ayuda Financiera). Además, el ministro mencionó la modernización de los Hércules C-130, que implicó un contrato con Estados Unidos, donde técnicos de FADEA participaron de esa puesta en valor y luego los cuatro aviones restantes se repotenciaron en el país, con transferencia de tecnología. Y también se refirió al avión de patrulla marítima  P3 Orión, de la Aviación Naval, que está en los hangares de la empresa y   cuya modernización permitirá mejorar el control sobre las 200 millas del Mar Argentino.

“Hemos tenido momentos difíciles, pero a pesar de ello todos nos arremangamos para seguir manteniendo los niveles de producción y la esperanza de construir esa Argentina grande”, concluyó el funcionario.

En tanto el gobernador Schiaretti, quien dio la bienvenida a los funcionarios la provincia, expresó que FADEA  “es la cuna de la industria cordobesa, donde se formaron miles de trabajadores y trabajadoras que le dieron a Córdoba esa impronta productivista”. Por ello, celebró la implementación del FONDEF y “la chance de que haya más trabajo y más desarrollo de los aeropartistas”. “Bienvenida sea la ejecución de este fondo y el desarrollo de la industria de la Defensa porque significa más trabajo. Para nosotros no hay mejor política social que un buen empleo”, afirmó.

A su turno, la presidenta de FADEA, Mirta Iriondo, manifestó que “esta nueva entrega es un hito que demuestra que pese al difícil contexto de pandemia, la empresa sigue avanzando, mejorando sus productos y servicios”. Y agregó: “El FONDEF y la firma de contratos plurianuales constituyen las dos claves que nos permitirán avanzar en forma sostenida en la producción de esta fábrica estatal”.

En esa línea enumeró algunos de los programas que actualmente están en ejecución “favoreciendo el reequipamiento de nuestras Fuerzas Armadas y potenciando el desarrollo tecnológico industrial de nuestro país”. Entre ellos mencionó la fabricación del avión Pampa; la recuperación del Pucará Fénix; el desarrollo del nuevo avión Malvina, dándole continuidad al programa IA-100, para la formación de pilotos; la recuperación el P3 Orion de la Armada y de los helicópteros AB-206 del Ejército para su vuelta a servicio; la modernización de los aviones Hércules; y la producción de paracaídas para el Ejército y la Fuerza Aérea.

Con relación a la  aeronave desarrollada sobre la estructura del avión S/N 1027 se encuentra en configuración Pampa III Bloque II, sistema que mejora las capacidades de análisis de vuelo, a través de la incorporación de un software de entrenamiento virtual, que contribuye a la formación de los pilotos, e incorpora un sistema de comunicación entre las aeronaves en vuelo con tecnología de última generación que mejora  su capacidades.

Se trata de una jet  de entrenamiento básico-avanzado, con capacidad para misiones ligeras y/o tácticas, con un destacado diseño, versatilidad y performance de vuelo. Indiquemos claramente y a diferencia de la mayoría de los medios que han equivocado la noticia, esta aeronave vista en la ceremonia en cuestión, es una máquina que integra el CEV –Centro de ensayos en Vuelo- que opera en la misma fabrica y nunca formara parte de las filas de la Fuerza Aérea.

Son aparatos específicos para proceder a las misiones de homologación, certificación y pruebas y no pertenecen al inventario de la institución castrense, en este caso es el primero de serie en configuración Pampa III Block II, que está recibiendo el datalink y un sistema EVA –Emedded Virtual Avionics- y otras mejoras, que deben ser probadas y luego integradas a los aparatos de producción o a los que están en servicio en la FAA.

Este jet matriculado EX04 junto a su hermano, el EX03 permanecerán en la fábrica porque a allí pertenecen y sus labores son específicamente de ensayos y pruebas de equipos y sistemas. Esto quiere decir que no hubo una entrega cierta de un avión a la fuerza castrense, como rápidamente  signaron otros medios, sino que es la presentación una vez más, de un Pampa a un primer mandatario.

Las declaraciones del presidente sobre que la empresa estatal estuvo inactiva durante la gestión anterior, fue desmentida rotundamente por ex funcionarios de la misma, que expresaron que los contratos de mantenimiento de aer onaves comerciales  AIRBUS de LATAM-ETIHAD, la producción de equipos para energía eólica, la entrega de piezas y partes para el programa EMBRAER KC-390, el acuerdo con AIRBUS para el mantenimiento de los bimotores de carga CASA C-212 de la Prefectura Naval y de la Aviación de Ejercito al igual que la entrega de cinco maquinas Pampa a la institución aeronáutica, más el intento de aumentar la participación de proveedores propios nacionales en la construcción del Pampa que logró superar por vez primera el diez por ciento de integración en la máquina , el inicio de los trabajos de puesta a punto y  actualización sobre los helicópteros AB-206 y otros trabajos, más una evidente reducción del déficit económico de la misma,  indican que FADEA no estuvo inactiva durante el gobierno anterior.

Previo al inicio del acto en sí, las autoridades hicieron un recorrido por los pabellones que integran la fábrica estatal y dialogaron con personal especializado para interiorizarse sobre los programas en desarrollo.

Estuvieron presentes los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y del Interior, Wado de Pedro; los secretarios general de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; la secretaria de Investigación, Política Industrial y Producción para la Defensa, Daniela Castro; el subsecretario de Coordinación Administrativa, Leonardo Garay; la subsecretaria de Planeamiento Operativo y Servicio Logístico de la Defensa, Lucía Kersul; el titular del IAF, Guillermo Carmona.

También participaron los jefes del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de División Juan Martín Paleo; del Ejército, general de División Agustín Humberto Cejas; de la Armada, vicealmirante Julio Horacio Guardia; y de la Fuerza Aérea, brigadier Mayor Xavier Julián Isaac.

Fotografias: MINDEF


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.