Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Patrullero Oceánico Multipropósito OPV ARA P-52 “Piedrabuena” ya está en Argentina

Botado ya el ARA P-53 “Storni”, mientras que el cuarto y último de la serie, el ARA P-54 “Bartolomé Cordero” salió del taller de fabricación de cascos y está en proceso de armado, arribó a Argentina el nuevo Patrullero Oceánico Multipropósito (OPV) ARA P-52  “Piedrabuena”, con una tripulación de 47 personas al mando del capitán de Fragata, Patricio Gastón Vega, quienes unieron Francia y Argentina en una travesía de más de 20 días de navegación.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, acompañó a la Armada Argentina en el recibimiento del ARA P-52  “Piedrabuena”, que se incorpora a la fuerza para ampliar las capacidades de vigilancia, control y defensa de los recursos marítimos nacionales, además de contar con aptitudes para misiones de búsqueda y rescate en el mar. La embarcación ha sido construida por Naval Group en el Astillero Kership, en la localidad francesa de Concarneau.

"Estamos incorporando estos buques muy modernos que están destinados a mejorar el control en nuestras 200 millas. Son patrulleros ágiles, con más autonomía y menor gasto de combustible. Es una muy buena noticia para la Armada Argentina", señaló el ministro, acompañado por el intendente Guillermo Montenegro, al recibir en la Base Naval Mar del Plata esta segunda unidad de una serie de cuatro patrulleros oceánicos multipropósito que serán sumados a la Armada. En tal sentido, detalló que “a diferencia del ARA P-51  “Bouchard” (unidad que desde febrero del año pasado realiza patrullas de control del Mar Argentino) que se trató de una embarcación refaccionada, el patrullero oceánico Piedrabuena es un buque absolutamente nuevo.

El titular de Defensa indicó también que de los 4.150.000.000 millones de pesos, equivalente a cuarenta y cinco millones de dólares al cambio oficial,  que se abonan este año por los cuatro patrulleros están imputados al FONDEF, y su financiación continuará siendo imputada a ese fondo de financiamiento. “Es un motivo de mucha alegría para los marinos, en particular, y para las Fuerzas Armadas, y también para el Ministerio de Defensa, ver que la Armada pueda seguir con este proceso de reequipamiento”, aseguró el titular de la cartera.

A casi cuatro décadas, sin la incorporación de buques el titular de defensa afirmó que desde el inicio de su gestión “uno de los principales objetivos era lograr el reequipamiento de las Fuerzas Armadas, para cumplir con su misión principal, y con todas las misiones secundarias que tienen y que asumen con muchísima responsabilidad”, como ha sido el la Operación Belgrano I y II de asistencia humanitaria y sanitaria a lo largo y ancho de todo el país.

“Para tener una política de Defensa se necesita tener un instrumento militar lo suficientemente equipado con un nivel de medios que permita cumplir claramente con esos objetivos. Esto genera expectativas en el personal militar, especialmente en los jóvenes de las fuerzas, que ven que se incorporan nuevos sistemas de armas, en este caso un nuevo buque”, concluyo el ministro.

Asimismo, el Jefe del Estado Mayor de la Armada Argentina, vicealmirante Julio Horacio Guardia, expresó que "este esfuerzo de todos los argentinos nos incentiva a continuar con la misión encomendada de asegurar el control de nuestros espacios marítimos como una medida primordial de soberanía". Previamente al arribo del flamante patrullero oceánico, a la altura de Cabo Corrientes, se llevó a cabo una revista naval con la presencia del Patrullero Oceánico ARA "Piedrabuena", el Patrullero Oceánico ARA "Bouchard", la Fragata ARA "Libertad" y la Corbeta ARA "Granville".

La entrega formal del ARA “Piedrabuena” por parte de la firma Naval Group se concretó el pasado 13 de abril. Las maniobras de adiestramiento en el mar en cercanías a Concarneau comenzaron el 27 de ese mes y se extendieron por espacio de 10 días, durante los cuales la dotación afianzó los conocimientos de los equipos y sistemas del patrullero oceánico, supervisados por personal de la empresa constructora. Recordemos que tienen como armamento principal una torre Leonardo MARLIN-WS1 con un cañón de 30 mm teleoperado y como armamento secundario  dos ametralladoras calibre 12,7 mm. Además, transporta en su popa dos botes semirrígidos Zodiac que permiten llevar a una dotación de presa rápida y eficazmente, regresando al buque e ingresando por medio de un sistema de rampas.También tiene la capacidad de operar con un helicóptero de hasta diez toneladas.

El ARA “Bouchard” y el ARA “Piedrabuena” pertenecen a la División Patrullado Marítimo dependiente del Área Naval Atlántica, y compartirán su asiento en la Base Naval Mar del Plata. Además de las tareas mencionadas con anterioridad, estos buques están preparados para brindar tareas de apoyo a la comunidad, ya que poseen una cámara hiperbárica multiplaza y elementos de apoyo,  en zonas del litoral atlántico. Asimismo, participarán de los operativos encabezados por la Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC), que realizan conjuntamente las Armadas de Argentina y Chile durante el período estival en aguas antárticas. Destaquemos que la fuerza no incorporaba un navío desde 2004, cuando puso en servicio a la corbeta MEKO 140 ARA Gómez Roca.

Acompañaron al ministro el subsecretario de Coordinación administrativa, Leo Garay; el presidente de Tandanor, Miguel Tudino; y el subsecretario de Investigación Científica y Política Industrial, Mariano de Miguel, además de VGM, y otras autoridades civiles y militares.

Estuvieron presentes en el acto los jefes del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general de División Juan Martín Paleo; de la Armada, vicealmirante Julio Horacio Guardia; del Ejército, general de División Agustín Cejas; y de la Fuerza Aérea, brigadier Mayor Xavier Julián Isaac. (Luis Piñeiro)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.