Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La opción coreana de los KAI FA-50 Golden Eagle en la mira de la Fuerza Aérea argentina

Informaciones publicadas en redes sociales y algún medio periodístico indican, que fruto de conversaciones entre los presidentes surcoreano Moon Jae-In y su par argentino, Mauricio Macri, se daría luz verde para la adquisición de unos pocos reactores KAI (Korean Aerospace Industries) FA-50 Golden Eagle. Desde los comienzos del actual Gobierno de Buenos Aires se habla de la adquisición de un medio que permita paliar la desesperante situación,  tal cual es la virtual desaparición de la aviación de caza del país del Plata. Otros fueron los tiempos en que la presencia fuerte a nivel regional de un elemento multiplicador de fuerzas y nivelador en la región daba una capacidad de disuacion aceptable, con posibilidad de proyectar a distancia su poder de ataque, como qued-o demostrado en los hechos.

Hoy día, solo un puñado de A-4AR quedan en vuelo y no por mucho tiempo más y se hace perentoria la necesidad de resolver esta falencia por el bien de los intereses de la Nación. En esta novela por partes, que ya tuvo muchos actores como los Mirage F1 usados españoles, franceses y jordanos, F-16 de los primeros modelos, los chinos-paquistaníes F-17 y otros varios modelos, como el Kfir con el que casi se firma un acuerdo con IAI (Israel Aerospace Industries) para su compra, anulándola horas antes de la rúbrica del contrato en un vergonzoso acto, ahora se habla sobre la posibilidad de comprar de esos aviones  de procedencia coreana, que, siguiendo la moda actual, no dejan de ser unos entrenadores avanzados  con una capacidad armada limitada que los convierte en adiestradores con esteroides.

Obviamente con las necesidades presentes, todo es bien recibido y más si es de nueva producción, con sistemas electrónicos actualizados y que permitan que los aviadores nacionales ingresen a un mundo tecnológico superior con costos aceptables. Hace un par de años, pilotos de la FAA (Fuerza Aérea Argentina) volaron en esta aeronave y también en la italiana Leonardo M-346, satisfaciendo ambas a esos pilotos argentinos. El silencio de la aeronáutica y del Ministerio de Defensa sobre el tema no presume nada, ya que también existió esta misma actitud ante la compra de los Texan II o de los OPV (Off-Shore Patrol Vessel) de la francesa Naval Group. Nos preguntamos si ahora ocurrirá lo mismo y veremos si en el final del mandato del Presidente Macri hay una sorpresa (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Buenos Aires).

Fotografía: El entrenador coreano KAI FA-50.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.