Jueves, 19 de mayo de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Un general argentino renuncia porque el Gobierno financia proyectos del Ministerio de Defensa con fondos de militares retirados

El general de brigada (r) Gustavo Fernando Booth, representante del Ejército en el Instituto de Ayuda Financiera (IAF) para el pago de Retiros y Pensiones Militares, renunció a ese puesto en el organismo y cuestionó al presidente designado por el ministro de Defensa, Jorge Taiana, que aceptó la dimisión, pero consideró improcedentes e injuriosas sus expresiones, provocando una fuerte repercusión en el ámbito castrense.

Ese organismo recauda fondos para contribuir al pago de haberes a los militares retirados. El trasfondo del conflicto es la decisión de otorgar préstamos al Ministerio de Defensa para financiar proyectos del Gobierno, como los 2,5 millones de dólares acordados para la construcción de un avión de entrenamiento militar. Con tono enérgico, algo inusual en las formalidades de los textos de renuncia, el general Booth se dirigió a Taiana e hizo pública su discrepancia con el presidente del IAF, el abogado Agustín Colombo Sierra, puesto en funciones por Taiana en octubre .

Carmona, que mantiene una amistad con Tatiana, sucedió a Guillermo Carmona, actual secretario de Malvinas y de fuerte alineamiento con el kirchnerismo. Colombo acompañó a Taiana durante su gestión como canciller, siendo jefe de Gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores y luego subsecretario de Asuntos Latinoamericanos.. Fundamento la misma [la renuncia] en discrepancias de forma y de fondo con el nuevo presidente del Instituto. Considero que no cumple la única condición que cita la Constitución nacional en su Artículo 16 para ocupar un determinado cargo público, ser idóneo para el mismo, afrimó el general Booth en su despedida, en una carta remitida al ministro, con copia al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Juan Martín Paleo, y al jefe del Ejército, general de división Guillermo Olegario Pereda.

La respuesta llegó mediante la resolución 43/2022, firmada por Taiana, en la cual acepta la renuncia y rechaza en forma contundente los términos expresados por el militar, sosteniendo que son improcedentes para un funcionario de su cargo y jerarquía y resulta infundada e injuriosa al referirse en esos términos al presidente del Instituto de Ayuda Financiera para el pago de Retiros y Pensiones Militares.

El ministro afirma sobre Colombo que su carrera en los ámbitos académicos, profesionales y laborales en el sector privado y en la Administración Publica Nacional han sido destacados y reconocidos por su calidad y contribución. El IAF fue creado en 1946 por el presidente Juan Domingo Perón como una caja complementaria de aportes para que el personal militar contribuya al pago de haberes a los retirados.

Una de sus finalidades es financiar el otorgamiento de créditos personales e hipotecarios a tasas más accesibles que en el mercado, con la intención de facilitar el acceso a la vivienda. Todos los militares, en actividad y retirados, aportan el 11 por ciento de sus ingresos para sostener esa caja de previsión. Incluso una vez fallecidos realizan aportes sus viudas. Más allá de los aportes del personal militar, el organismo tiene asignado un presupuesto propio, que ronda los 400 millones de euros.

El malestar por las políticas del IAF comenzó a manifestarse en la gestión del ex ministro Agustín Rossi, cuando en agosto de 2020 dispuso que con los recursos del organismo se financiara ese préstamo de 2,5 millones de dólares al Estado para la construcción de un avión en la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), con sede en Córdoba.

De 62 años, Booth pertenece al Arma de Caballería e integró la promoción 111ª del Colegio Militar de la Nación, de donde egresó en noviembre de 1980. Reconocido y respetado en la fuerza, fue comandante de la II Brigada Blindada de Paraná y director general de Logística del Ejército. Pasó a retiro en 2018. Designado para representar al Ejército en el directorio del IAF, se desconoce qué actitudes tomarán los delegados de las otras fuerzas, el vicealmirante Jorge Roberto González, por la Armada, y el briadier mayor Alejandro Gabriel Amorós, por la Fuerza Aérea. Completan el directorio Mabel Nora Martin, por el Ministerio de Economía, y César Justo Blasco, por el Ministerio de Trabajo.

Fotografia: La Carta de renuncia del general Gustavo F. Booth al IAF.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.