Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Fuerza Aérea Argentina compra pods para las ametralladoras de sus T-6C Texan II

Se trata de 4 (cuatro) pods para ametralladoras calibre 12,7 mm modelo HMP400 producidos por FN Herstal. Estarán destinados a los aviones Beechcraft T-6C Texan II, aunque obviamente pueden usarse en otros tipos de aeronaves de la institución.  El pod dispone de una capacidad de 400 cartuchos de 12,7x99 mm, con su correspondiente caja recolectora para vainas y eslabones ya disparados, sistema de sujeción o cáncamos estándar OTAN de 14” o 355 mm, un peso máximo de 200 kg, sistema de rearme en vuelo, posibilidad de utilizar todo tipo de munición ya sea perforante, perforante incendiaria (API), perforante explosiva e incendiaria (APEI).

Posee un sistema de absorción del retroceso muy eficaz, que además permite un mejor mantenimiento de todos los elementos, también el diseño adecuado de las piezas logra la eliminación de los atascamientos de vainas, algo muy común en otros pods, en cualquier oscilación o movimiento brusco del avión o helicóptero portador.

Un dispositivo de ajuste de elevación y azimut logra que el arma coincida con la línea de visión óptica de la aeronave portadora. Evidentemente, la calidad de los productos desarrollados por esta antigua empresa europea garantiza un eficiente sistema de arma, al que también se les puede agregar cohetes guiados o no de 2,75” o 70 MM, en el mismo contenedor, lo que supondría un refuerzo interesante de sus capacidades.

En el convenio se integran un lote de herramientas y accesorios, así como manuales y documentación técnica. Asimismo, se realizarán cursos para mecánicos armeros y especialistas.

La Fuerza Aérea Argentina está realizando el desarrollo de pods autóctonos en calibre 7,62 y 12,7 mm, pero lleva un cierto retraso. Mucho tiempo atrás, la industria privada nacional, la extinta empresa MATENSA, desarrollo y produjo pods similares a los que ahora son adquiridos para dos ametralladoras MAG de 7,62 mm. El programa fue exitoso y estos contenedores de  ametralladoras fueron entregados a la Aviación Naval para su montaje en los aviones de entrenamiento y ataque liviano T-34C y también fueron exportados a Bolivia y Uruguay, entre otros países.

Otra muestra palpable de las pérdidas de capacidad de desarrollo y producción, a las cuales fue sometida la industria nacional. Hoy se adquiere en el exterior, algo que se producía en el país tres décadas atrás y que incluso se comercializo internacionalmente. Paradojas de la desinversión en la Defensa del país. (Luis Piñeiro)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.