Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El destructor ARA Sarandí y el ARA Bouchard de la Armada de Argentina en Ushuaia

Un destructor de la Armada Argentina llegó a la ciudad del “Fin del Mundo” tras una navegación de adiestramiento junto a unidades aeronavales y de la División Patrullado Marítimo. El destructor Clase MEKO 360 ARA “Sarandí” llegó al muelle de la ciudad de Ushuaia tras varios días de navegación por el Mar Argentino. El buque, comandado por el Capitán de Fragata Claudio Otero, desarrolló tareas de adiestramiento en técnicas y tácticas, tanto de manera individual como en operaciones con otras unidades de la institución.

Durante su derrota, conjuntamente con el desarrollo de tareas de control de tránsito marítimo, el destructor cumplió acciones de exploración con un helicóptero Fennec de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros, embarcado en la unidad. De tal modo, pudo concretar ejercitaciones aeronavales de anavizaje y despegue (PAYD) y cubiertas cruzadas (Cross deck) junto con el patrullero oceánico ARA “Bouchard” de la División Patrullado Marítimo.

También junto a esta unidad, se llevaron a cabo formaciones, maniobras de pasaje al habla con tendido de línea de distancia, comunicaciones por morse visual y banderolas, tras lo cual ambas unidades continuaron juntas su derrota a Ushuaia. En el transcurso de la navegación, un tripulante del “Bouchard» requirió atención médica especializada, por lo que el comando decidió efectuar una evacuación médica (MEDEVAC) con el helicóptero Fennec hacia la ciudad de Ushuaia, donde se le efectúan las atenciones médicas correspondientes.

El Comandante del Grupo de Tareas y Comandante de la División Destructores, Capitán de Navío Damián Orgiazzi, embarcado en el “Sarandí”, expresó: “permanente realizo un análisis del estado de adiestramiento de la Unidad con vistas a ejecutar con éxito las misiones que se impongan. El balance de estos días de navegación ha sido altamente satisfactorio”.

Luego, el Capitán Orgiazzi remarcó que “la práctica incesante de roles, las clases impartidas, el adiestramiento específico junto al patrullero “Bouchard” y las vivencias en el mar, posibilitaron continuar con el ajuste de los distintos conjuntos operativos, amalgamándolos entre sí y con la unidad para que el binomio buque – personal sea uno solo” y afirmó: “Esto es lo que la vocación nos impone y lo que el espíritu elevado del personal de a bordo demuestra; todos en un conjunto donde no solo se adiestran en diferentes tipos de ejercitaciones sino, y más importante aún, en un tema fundamental del marino militar que es la toma de decisiones”.

El navío de la Flota permanecerá algunas jornadas en la ciudad patagónica  realizando tareas de reaprovisionamiento logístico, mientras que el patrullero ARA “Bouchard” relevará al aviso ARA “Teniente Olivieri” como buque en estación. Las extensas superficies oceánicas del Atlántico Sur deben ser recorridas por las escasas naves de la institución, está claro que la fuerza naval está requiriendo los medios que el superior gobierno nacional no le da.

La depredación de la riqueza ictícola en los mares del sur continua sin parar, ha ocurrido por años y a un mar gigantesco y desguarnecido es presa fácil de las flotas pesqueras que pululan por doquier. Ya hemos mostrado en estas páginas, las imágenes de centenares de buques poteros y factorías operando tranquilos en su diaria labor.

Un simple cálculo y no muy ajustado, nos muestra que los montos obtenidos por los ricos cardúmenes hubieran alcanzado sobremanera para tener una flota de patrulla que cumpliera con su deber de proteger los bancos de peces, impedir la depredación y mantener en alto la presencia nacional. Un cuarteto de patrulleros oceánicos son escasos para la tarea, hace falta más. (Luis Piñeiro/ Fotos ARA)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.