Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Área Material Río IV, clave para la Fuerza Aérea Argentina

La Unidad de mantenimiento mayor, reparación y modificación de aeronaves de combate de la Fuerza Aérea llevó a cabo una inspección mayor de rutina programada a la aeronave A-4AR biplaza. La aeronave A-4AR biplaza, fundamental para las primeras etapas de instrucción de los pilotos que se incorporan al sistema de armas A-4AR Fightinghawk, ha sido intervenida en una inspección mayor de rutina programada, establecida en los manuales técnicos de la aeronave, y destinada a chequear el estado general y asegurar de esta manera su plena capacidad operativa en el tiempo.

En esta inspección se realizaron acciones de mantenimiento referentes a controles periódicos de desgaste en diversas piezas, reemplazo de partes y componentes, control de corrosión, y ensayos no destructivos destinados a la detección de daños y desgastes que no pueden ser observados a simple vista, utilizando técnicas específicas como tintas penetrantes, corrientes inducidas y rayos X.

Se invirtieron aproximadamente 7.000 horas de mano de obra directa, que incluyen las actividades de los mecánicos especialistas del Sistema de Armas y de los Talleres Auxiliares como hidráulica, electrónica, armamento, mecánica, reparaciones metálicas, limpieza, decapado y pintura, entre otros.

En este marco de mano de obra directa, se suman las actividades indirectas de planificación, registros y seguimiento de trabajo, control de calidad y su logística asociada. Asimismo, se realizaron tareas complementarias de peso, balanceo y triangulación de la aeronave para verificar el estado integral de su estructura. También se realizaron las comprobaciones de motor y equipamiento sensible, oxígeno y asiento eyectable, entre otras.

Cabe destacar que la totalidad de los trabajos se llevaron a cabo con capacidades logísticas de mantenimiento propias, utilizando talleres de alta especificidad tecnológica y personal con demostrada capacidad técnica. Se respetaron las regulaciones establecidas en el Reglamento de Aeronavegabilidad Militar (RAM), las disposiciones de la Autoridad Aeronáutica Militar (OSRA), los manuales específicos del fabricante de la aeronave y las buenas prácticas de mantenimiento. Esto permitió no solo asegurar la calidad del trabajo ejecutado, sino también restituir la condición de aeronavegabilidad de la aeronave, y de esta manera garantizar la seguridad operacional en el cumplimiento de las tareas operativas en su Brigada de asiento natural.

Una vez más, los especialistas y técnicos de esta unidad lograron , con escasos medios presupuestarios, mantener y poner en valor a sistemas que llevan muchos años en operación.  (Luis Piñeiro)

Fotografía: Área Material Río IV, clave para la Fuerza Aérea Argentina .


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.