Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Uruguay licita un radar costero, sensores para embarcaciones y equipamiento aeronaval

Tras años de lucha para dotarse de un sistema de vigilancia marítima VTS - obligatorio en poco tiempo a nivel internacional- las numerosas gestiones de la Armada al respecto pueden quedar acotadas a la llegada de un solo radar costero con tecnología de estado sólido, lo que se desprende de sus exigencias de cobertura para 30 millas, más que del texto del piego, aunque no necesariamente homologado por las normas IALA actualmente imprescindibles para una verdadera certificación.

Se trata de un radar nuevo- sobre cuya tecnología no se explicita demasiado, pudiendo eventualmente tratarse de una unidad de "pulso, estado sólido, onda continua, etc."- a ser instalado en la  base de la Armada y  Prefectura Nacional Naval de La Paloma (PRELA), localidad oceánica a unos 210 kilómetros de Montevideo, en cuyo entorno portuario pretende instalarse la controvertida empresa pesquera china ShanDong BaoMa .

En la redacción del pliego no quedan claros algunos aspectos, como por ejemplo en que banda operarán (se alude a Banda S en el pliego y luego el Radar Banda S en el mismo pliego solo como opcional, cuestión a especificar, ya que para algunos especialistas se está solicitando banda S  con X  como alternativa  o viceversa) y si existe financiamiento completo para la obra civil necesaria- una  ineludible torre de 30 metros de altura, pues La Paloma está a solo 4 metros sobre el nivel del mar- dentro de una más amplia convocatoria que también cubre la solicitud de 5 anemómetros, 5 GPS, 5 radares de navegación-de 4 Kw y con radomo- 5 AIS y 5 ecosondas para lanchas Boston Whaller Vigilant, además de 5 GPS(de navegación y portátiles) para aeronaves y un girocompás, también para aeronaves, así como dos anemómetros para unidades mayores de la Armada.

Se trata de una licitación abreviada, cuyo límite máximo de erogación, para la totalidad de los ítems licitados es inferior a 1.700.000 dólares, lo cual, si incluye la obra civil- de cierta complejidad- estaría significando solo un pequeño paso en la imprescindible obtención de una red VTS, dado el aumento del tráfico marítimo en la región y los convenios marítimos que Uruguay ha firmado, e inclusive los reclamos y quejas de muchas líneas de crucero o cargueras al respecto de la seguridad marítima en aguas territoriales uruguayas.

Los requerimientos propuestos por la Armada Uruguaya para este radar costero nada hablan de "Polarización", variable según la cual el alcance y la precisión del sensor cambia en condiciones de buen o mal tiempo (frecuente en estas latitudes), de acuerdo a la especificación solicitada, pudiéndose fabricar-a pedido del cliente- radares con dos tipos de polarización. (Javier Bonilla)

Fotografía: Base de La Paloma


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.