Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

EADS negocia exportar el avión de transporte militar A400 M, fabricado en Sevilla, a Oriente Medio

 

Airbus Military logrará cerrar en un año el primer contrato del A400M con un cliente de exportación. Según explican a este periódico fuentes solventes de la filial de EADS que engloba los activos de la antigua Construcciones Aeronáuticas (Casa) el comprador provendrá, casi con toda seguridad, de un país de Oriente Medio y supondrá el inicio de la campaña de exportación del aparato que se ensambla en San Pablo (Sevilla).

 

El primer avión de transporte militar A400M fue ayer entregado de manera oficial (de manera oficiosa ya se traspasó el pasado 1 de agosto) a la Fuerza Aérea Francesa, un hito que supone el pistoletazo de salida del programa, que ha sufrido retrasos superiores a los tres años y que al final ha alcanzado un coste de 20.000 millones de euros, 7.700 millones más de lo previsto en un primer momento.

Para intentar compensar esa inversión y rentabilizar el programa lo antes posible, el objetivo de EADS es captar el mayor número de unidades sobre un mercado potencial que oscila entre los 300 y los 400 aparatos de esas características. Ello supone un reto que fuentes de la compañía reconocían ayer "algo más sencillo de lograr" tras la retirada del mercado del C-17, el avión de transporte militar que fabricaba su rival Boeing y que competía con el A400M en la gama de mayor capacidad.

No obstante, un proveedor del gigante aeronáutico europeo consultado por elEconomista era bastante más conservador en su previsión y fijaba un objetivo de fabricación de otros 126 pedidos más los 174 que ya han ordenado los siete países socios de lanzamiento. Aunque ayer era un día para celebraciones -la presencia del Príncipe de Asturias así lo corroboraba-, Tom Enders, el presidente de EADS, fue muy crítico con el programa, un proyecto que ha dado muchos quebraderos de cabeza al gigante aeronáutico europeo y que tiene que servir para no cometer en el futuro los errores del programa europeo. Recordó cómo hace siete años estuvo a punto de acabarse y agradeció a los siete clientes su compromiso con el avión de transporte militar tras su esfuerzo económico adicional.
Nueva agencia militar

El primer ejecutivo de EADS aprovechó la ocasión para pedir una agencia conjunta militar en la Unión Europea, de la misma manera que ya existe la EASA en el terreno de la aeronáutica civil. Francia ha pedido 50 aviones y todos los usará, algo que no harán otros socios europeos. España ya ha dicho que de los 27 aparatos que ha adquirido, 13 se venderán a terceros y algo similar harán Alemania y Reino Unido.

M. Á. Gavira/C. Pizá SEVILLA.

Publicado en El Economista, el 1 de octubre de 2013


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.