Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Almirante Kuznetsov se convertirá en una base antiaérea flotante

Dentro de su proceso de modernización, el único portaviones ruso, el Almirante Kuznetsov, recibirá sistemas antiaéreos de largo alcance. Anteriormente, el buque insignia de esa Armada rusa solo poseía sistemas de corto alcance, pero con los nuevos sistemas se convertirá en un potente elemento de disuasión aérea. La renovación de los equipos del veterano buque ruso, que realizó recientemente su primera operación de combate durante su despliegue en Siria, no solo abarcará los motores, componentes radioelectrónicos y sistemas de aterrizaje, sino que también se instalarán esas nuevas armas antiaéreas a bordo.

La mayor novedad será el sistema antiaéreo Poliment-Redut naval de Almaz-Antei, que representa una evolución del S-400. Emplea los mismos misiles que el terrestre y es capaz de lanzarlos contra blancos hostiles situados a distancias de entre menos de 1 y 150 km. Los sistemas Kortik y Kinzhal usados hasta ahora tienen un alcance máximo de entre 8 y 12 km., es decir, son aptos únicamente para la defensa a corta distancia.

Estos últimos sistemas también serán sustituidos: según anunció el vicecomandante de la Armada de Rusia, Viktor Bursuk, con los Pantsir-M y la versión naval del Pantsir-S, de desarrollo reciente y ya en fase de instalación en los nuevos buques de guerra de esa nación. Al combinar el Poliment-Redut con el Panstir-M, el Almirante Kuznetsov dispondrá de unas capacidades antiaéreas comparables a las de toda la base aérea rusa de Hmeymim, que también combina S-400 y Pantsir-S1 para contrarrestar tanto los ataques a larga distancia, como las amenazas en las inmediaciones del recinto. El portaviones va a preservar su considerable potencial ofensivo, ya que no está previsto que se deshaga de los misiles antibuque Granit, el arma emblemática de los cruceros portamisiles soviéticos y rusos, pues los planes iniciales de sustituirlos por los más modernos Kalibr todavía no han sido confirmados. La Armada rusa espera reincorporar su buque insignia renovado en 2021.

Fotografía: El “Almirante Kuznetsov”


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.