Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

No hay Quinta mala: Incombustibles “Sea King” de la Armada Española


(defensa.com) Uno de los símbolos más conocidos de la Armada, sus veteranos helicópteros Sikorsky SH-3D/W “Sea King”, ha superado las 100.000 horas de vuelo, una cifra mítica para una unidad de ala rotatoria, que da idea del gran trabajo realizado con este aparato. Si muchas veces la Armada no ha llegado debidamente preparada a algunas de sus citas históricas, como en Trafalgar o Santiago de Cuba, no se puede decir lo mismo de los marinos que eligieron en los años sesenta al helicóptero del diseñador ruso Sikorsky, asentado en Estados Unidos, para equipar la Flotilla de Aeronaves (FLOAN).

 

En aquella época el Sea King era un helicóptero en fase de pruebas, pero, incluso antes que la US Navy, se dio cuenta de la potencialidad del sistema. Hoy, casi cincuenta años después, sólo podemos admirar la visión de futuro de aquellos profesionales. La llegada del Sea King puso a la Armada en la vanguardia de la lucha antisubmarina, justo en el momento en que los sumergibles eran la punta de lanza naval de la fenecida URSS. Tras la el fin de la Guerra Fría, los Sea King se adaptaron de una manera muy satisfactoria a su nuevo rol de asalto anfibio, justo cuando surgía la amenaza terrorista islámica y las guerras asimétricas, tan profusas en el Siglo XXI. Actualmente la Armada alinea una discreta, pero muy eficaz, fuerza de helicópteros, encuadrados en cuatro escuadrillas, que, junto a las dos de aviones (Harrier y Citation) y otros elementos, componen  la  FLOAN, que tiene sede en la base aeronaval de Rota (Cádiz).

Una de éstas, la 5ª Escuadrilla, es la encargada de operar la flota de Sea King, que alinea oficialmente 7 de los SH-3D destinados a misiones de transporte, más 3 SH-3W de alerta temprana, teniendo aparte algunos helicópteros más destinados a la canibalización, de los que luego hablaremos. La Armada es uno de los principales instrumentos de acción exterior de España, sobre todo cara a escenarios donde se debe realizar un rápido despliegue en zonas sin infraestructuras amigas, siendo un elemento esencial de su acción los helicópteros de transporte. Así, la FLOAN tiene permanentemente desplegada buena parte de sus efectivos en las múltiples operaciones de la Armada.  

A pesar del esfuerzo de sus miembros, sería muy necesario reforzar sus efectivos, especialmente en el referenciado campo de los helicópteros de transporte táctico y logístico. En este sentido, y tras la reducción por parte del Ministerio de Defensa del encargo inicial de helicópteros NH-90 de 45 a 22 unidades, queda claro que la posible incorporación de este material a la Armada está muy lejana. En este panorama, sólo la modernización de los AB-212 y la adquisición de seis Sikorsky SH-60F de segunda mano serían las únicas noticias.

100.000 horas de vuelo
No hay Quinta mala reza el lema de la Escuadrilla que figura en su insignia. El hecho de que se haya convertido en una de las pocas unidades aéreas españolas en rebasar la barrera de las 100.000 horas de vuelo da plenamente la razón a la afirmación de la heráldica. Ese hito tuvo lugar el 26 de julio de 2012, pero, por motivos diversos, se retrasó la celebración a abril del presente año. La 5ª Escuadrilla es la única de la Armada que ha logrado ese record. Las demás unidades que han volado tantas horas son del Ejército del Aire y normalmente realizadas con varios tipos de aeronaves.

La expuesta cifra da buena idea de la profesionalidad de los miembros de la 5ª, donde están destinados alrededor de una veintena de pilotos, entre ellos un oficial de intercambio de la Marina Militare italiana, un grupo de controladores de intercepción y alrededor de 120 hombres y mujeres entre dotaciones de vuelo, mantenimiento y el resto de destinos. La Escuadrilla está al mando del capitán de corbeta Alejandro Sánchez García de Leonardo. Su principal misión es poner en vuelo día a día los poco aerodinámicos Sea King, una masa volante de 22 m. de longitud por 5,18 de altura, cuyo rotor principal tiene un diámetro de rotación de casi 19 m. Estas dimensiones, junto a un peso en vacío de 5.600 kg., le permiten llevar, una dotación completa (dos pilotos y dos dotaciones) y hasta quince pasajeros, normalmente miembros de la Infantería de Marina (IM), y/o otras fuerzas incluidos aliados como los italianos del Batallón San Marco, con todo su equipo de combate.

Ver despegar un Sea King, a los que los de la variante SH-3W se les denomina popularmente como paqueteras por su similitud de color con las furgonetas de la Armada, es impresionante y da idea de la gran potencia de las dos turbinas General Electric T58-402. No es de extrañar que sus tripulaciones afirmen que un “Sea King” no vuela, apalea el aire hasta que se rinde. La impronta internacional ha acompañado siempre a la 5ª, ya que parte de sus pilotos obtienen su titulo de aviador naval con la US Navy, aunque también otra parte realizan su formación básica en la Escuela de Helicópteros del Ejército del Aire, sita en Armilla (Granada).

Tras incorporarse a la Escuadrilla efectúan el curso de adaptación al modelo y son nombrados copilotos. Con alrededor de 3 ó 4 años de experiencia en las misiones especificas y un mínimo de horas de vuelo pasan un examen y se les nombra comandante de aeronave. Con posterioridad a ese entrenamiento como piloto acudían a adiestrarse una vez al año a un simulador de vuelo, primero a Jaksonville (Florida) y posteriormente a Novra (Australia). Sin embargo, como ambos dieron de baja sus flotas de Sea King por haber llegado al final de su vida operativa, los pilotos españoles viajan actualmente a Canadá, realizando esas mismas prácticas en la base de Shearwater (Halifax).

Superar las 100.000 horas de vuelo y tener los aparatos en servicio durante casi cincuenta años se traduce, además, en una total amortización económica de los costes de compra y modernización. Sikorsky estimó que por cada hora de vuelo de un Sea King son precisas otras treinta de mantenimiento. Esta proporción, en el caso de la 5ª, ha sido mantenida con éxito, a pesar del creciente envejecimiento de la Flota, constituyendo otro excelente logro de la Flotilla. Destaca la gran labor de los mecánicos de la Escuadrilla, cuyo trabajo diario y la gran experiencia acumulada han posibilitado que tras 47 años de servicio sigan operando día a día, tanto desde Rota como desde los navíos de la Armada, donde son desplegados en el seno de una Unidad Aérea Embarcada (UNAEMB).

El rol de la unidad se ha transformado, a medida que evolucionaban las amenazas. Durante su primer periodo su función fue la de aparatos de lucha antisubmarina y de búsqueda y rescate, o SAR (Search and Rescue). Posteriormente, tras desmontarse sus voluminosos equipos antisubmarinos, fueron modificados para cumplir las actuales funciones las de asalto helitransportado en operaciones anfibias, llevando principalmente fuerzas de IM, además del apoyo a las misiones de operaciones especiales de  la denominada Fuerza de Guerra Naval Especial (GNE). Como dijimos, también cuenta con 3 helicópteros de alerta temprana. Como tareas secundarias, la Escuadrilla está preparada para actuar como plataforma SAR, logística, de evacuación médica (MEDEVAC) y en operaciones de seguridad marítima (lucha contra la piratería y el narcotráfico, entre otras).

La 5ª participa en maniobras anfibias, tanto nacionales como internacionales; ejercicios de operaciones especiales, tanto con unidades de la Armada como de los otros ejércitos; apoyo logístico al destacamento naval de la isla de Alborán y un sinfín de ejercicios de adiestramiento especifico de la Escuadrilla. En total vuela 1.500 horas al año, habiéndose acumulado hasta el momento de escribir estas líneas un total de 100.800. En esta ardua y arriesgada labor se han perdido 8 helicópteros y, lo que es más grave, la vida de nueve miembros de la Escuadrilla.

Los reyes del mar nunca mueren
Está claro que los helicópteros más veteranos de la FLOAN son los Sikorsky SH-3 Sea King. El más antiguo de los que todavía la componen, el numerado 01-501, llegó a Rota a principios de 1966 a bordo del portaaviones norteamericano USS Independence. Es de señalar que éste fue el primer ejemplar del modelo SH-3D, especialmente concebido para la lucha antisubmarina, lo que significa que la Armada puso en servicio el primer aparato de esa variante, ya que ni la US Navy ni ninguna otra Armada contaban por aquel entonces con Sea King especializados en tal cometido. Desde aquel lejano año, las vacas sagradas, como eran designados en los años setenta en la FLOAN,  han prestado múltiples servicios, perdiendo el rol antisubmarino, al pasar a realizar misiones de asalto anfibio y transporte.

Gracias a una modernización, y sobre todo a la magnífica labor de los mecánicos de la Escuadrilla, siguen dando excelentes servicios a la Armada. El Sea King es una plataforma veterana, pero bastante fiable y prueba de ello es que un buen número de marinas de nuestro entorno siguen operando con este modelo de helicóptero, empleándolo en misiones similares a las de la 5ª. Ejemplo de la apuesta por mantener en servicio el sistema, al menos durante unos años más, fue la llegada al puerto de la base de Rota en un barco mercante de 4 helicópteros SH-3H Sea King fuera de uso, desprovistos de turbinas. Estas aeronaves, que se están usando para obtener el mayor número posible de repuestos, fueron dadas de baja por la US Navy el lejano año de 1995.

Posteriormente los trasladaron al desierto de Arizona, donde, junto a otros miles de aviones y helicópteros de las Fuerzas Armadas estadounidenses dados de baja, esperan durante decenios en el seco ambiente, que ayuda mucho a retrasar la corrosión de las células. El cuarteto en cuestión estaba almacenado en el grupo aeroespacial de mantenimiento y regeneración 309th Aerospace Maintenance and Regeneration Group (AMARG), con sede en la Base de Davis-Monthan, sita en el citado Estado de Arizona. El acuerdo de adquisición prohíbe ponerlos en vuelo, bajo ningún concepto, en caso de adquirir turbinas, relegándolos a la canibalización. En palabras de un oficial de la Escuadrilla, fueron adquiridos para obtener repuestos y no en condición de vuelo, han servido para suplir en parte la dificultad de adquirir repuestos que se estaba empezando a dar, sin suponer además, una gran carga económica.
En lo que respecta a los 3 SH-3W de la variante Airborne Early Warning (AEW) de alerta temprana aerotransportada, también conocidos como los Whisky, nombre alfabético en inglés aeronáutico de la última letra de su designación, han vuelto al servicio activo a finales del año 2010. Estuvieron varios años parados por problemas de certificación de vuelo y a  la espera de una modernización, que entrañaría la instalación de un nuevo sistema para sustituir su radar Searchwater, de origen británico. La Armada ha trabajado durante estos años con la empresa española Indra Sistemas para definir las capacidades de su nuevo sensor, el Horus. Actualmente está desarrollado y solo faltaría la asignación de fondos para ponerlo en marcha. Desgraciadamente, los tiempos que corren harán muy difícil su puesta en servicio, al menos en los próximos años. Por ese motivo la Armada ha considerado que era mejor contar con las capacidades que otorga el sistema, con sus limitaciones, que no tenerlo.

Una larga experiencia en misiones internacionales
La 5ª ha estado, en los últimos años, en varios escenarios internacionales, participando en numerosas operaciones reales. La primera misión exterior les llevó al Océano Índico con la Operación Libertad Duradera, que es la lucha encabezada por Estados Unidos contra el terrorismo internacional, a la que la Armada se incorporó en otoño de 2002. En el marco de ésta destacó la brillante actuación durante la denominada Operación Socotora. Corría el 10 de diciembre de 2002, cuando un Sea King abordó el buque mercante norcoreano So San, posibilitando a los IM tomar el hostil mercante, el cual se encontraba realizando contrabando de misiles tierra-tierra.

En marzo de 2003, la 5ª Escuadrilla se desplegó en Irak durante 4 meses a bordo del Castilla, en el marco de la Operación Libertad Iraquí, a fin de dar apoyo humanitario a la población afectada por la guerra. En el desarrollo de la misión, los Sea King volaron hasta el aeropuerto de Bagdad, denominado en aquella época como Sadam Hussein, para transportar miembros de la delegación española. Posteriormente intervino en el Líbano, tras la decisión del Ejecutivo español de reforzar a la misión de paz de la ONU en el país, tras el sangriento conflicto entre Israel y los terroristas de Hezboula, que dominan el Sur del país. Así, en septiembre de 2006, la Escuadrilla participó en el despliegue, mediante un desembarco, de efectivos  de IM, que formaron la primera fuerza de paz española en la zona integrada en la FINUL.

En 2009 se decidió que la Escuadrilla debería apoyar la ya finalizada misión de las  Fuerzas Armadas españolas en Bosnia-Herzegovina, que se remontaba a 1992 y que, a partir de la mitad de la primera década del siglo, tenía como principal componente a la IM. Así, la Armada preparó una fuerza compuesta por 2 Sikorsky SH-3D y 26 efectivos de la 5ª. El teniente de navío Arcay, que fue uno de los jefes del Destacamento, nos comentó acerca de la región: Sobre todo las misiones nocturnas son especialmente exigentes, debido a la montañosa  orografía, a la severa meteorología, a la gran cantidad de cables de alta tensión y a que se trata del país con mayor densidad de minas del mundo, un 60 por ciento de las cuales no están localizadas, lo que imposibilita la toma en cualquier lugar no asegurado.

La aportación española a la misión estuvo encuadrada en una fuerza de la Unión Europea, por lo que los Sea King lucieron la rotulación EUFOR (European Force) a ambos lados del fuselaje del helicóptero. Dado que la fecha en la que el personal y material de la 5ª debía efectuar el relevo en la zona era el día 1 de septiembre de 2008, se anticipó el traslado a los Balcanes del Destacamento. Así, los 2 helicópteros salían de la base aeronaval de Rota el 18 de agosto camino de la base de operaciones. El viaje de ida duró dos días, realizando cinco escalas para repostar combustible, antes de llegar a la base Archer, sita en Camp Butmir, situado en las cercanías de Sarajevo, capital de Bosnia-Herzegovina.

Para realizar la misión asignada, la 5ª Escuadrilla, y por primera vez la Armada, contó con helicópteros medicalizados con plena capacidad para evacuar a un paciente con todos los medios de última generación. Tras efectuar el relevo con los helicópteros UH-1H de la FAMET (Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra), se empezó a cumplir la misión MEDEVAC, que consistió en cubrir a las fuerzas de la EUFOR y de la OTAN en Bosnia- Herzegovina en un radio de acción de 125 millas a la redonda del Cuartel General de éstas, sito en Sarajevo. El destacamento de la misión denominada ALTUHEL-MEDEVAC III incluyó tres dotaciones completas, dos de ellas calificadas para volar con dispositivos de visión nocturna GVN (Gafas de Visión Nocturna) estadounidenses AN/AVS-9.

La misión requirió tener un helicóptero preparado las 24 horas del día, siete días a la semana y 365 días al año. Una segunda aeronave fue necesaria como reserva, para hacer los vuelos de reconocimiento y toma en los puntos HLS (Helicopter Landing Site), únicos sitios libres de minas garantizados, y para los períodos en los que el primero debía de ser inmovilizado para mantenimiento programado. El éxito en la misión se debió en buena parte a la preparación de vuelo en montaña que realizan parte de los pilotos de la 5ª Escuadrilla. Este exigente curso se efectúa en el Pirineo, siendo los profesores los pilotos del BHELMA (Batallón de Helicópteros de Maniobra) III de FAMET, que tienen en ese ámbito geográfico su principal escenario de trabajo diario.

La preparación ha permitido, por primera vez en la Armada, realizar misiones nocturnas sobre tierra y en un paisaje muy montañoso, utilizando GVN, cuando la calificación de tipo de la Flotilla con éstas era solo para volar sobre el mar. La misión se daba por terminada el día 9 de enero de 2009, tras completar 315,2 horas de vuelo, de las que 45,3 fueron de noche con GVN. También de un marcado  carácter humanitario fue la misión realizada por el LPD Castilla en 2010 en apoyo de las víctimas del terremoto de Haití. Se desplegó en el navío anfibio una UAEMB compuesta por un 5ª y 3 AB-212 de la 3ª Escuadrilla.  

Desde Septiembre de 2010, la Escuadrilla también participa en el dispositivo antipiratería de la Unión Europea (Operación Atalanta) en aguas del Índico, desplegando en cada misión de 2 a 3 helicópteros a bordo del Galicia y el Castilla y en el Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC) Patiño. Destaca la acción de asalto a una skiff (lancha pirata), acaecida en septiembre de 2011, realizada por parte de un Sea King y las fuerzas de GNE, durante la cual se liberó a la ciudadana francesa Evelyne Colombo, secuestrada previamente por estos criminales. Tampoco se debe olvidar su participación en las operaciones que en 2002 dieron como resultado la desocupación, tras ser reducidas, de las fuerzas marroquíes que  habían invadido la isla de Perejil, un territorio de soberanía española sito junto a Ceuta.

SIKORSKY SH-60F
Actualmente está en marcha un programa para reforzar los helicópteros de la FLOAN, mediante la adquisción de seis Sikorsky SH-60F, de segunda mano, procedentes de los excedentes de la US Navy. El 30 septiembre de 2010, el organismo norteamericano Defense Security Cooperation Agency/Agencia de cooperación de defensa y seguridad (DSCA) hacía público que se había solicitado al Congreso de los Estados Unidos  el permiso para la posible venta a España de seis helicópteros Sikorsky SH-60F Oceanhawk, o Sea Hawk según la US Navy, por un importe global aproximado de 155 millones de dólares.   
Según la misma nota se trata de aparatos de segunda mano, ya que proceden del material de excedentes de Defensa de los Estados Unidos.

Buena parte del importe sería pagada a la empresa General Electric, sita en Lynn (Massachusetts), por un total de 13 turbinas nuevas de T700-GE-401C, doce para reequipar a los helicópteros más una de repuesto.

La Armada definió que se emplearán principalmente sus capacidades de helicópteros utilitarios. Respecto a que Escuadrilla serán asignados, es una decisión que corresponde al Estado Mayor de la Armada, y que todavía no está tomada. El Consejo de Ministros autorizó en noviembre de 2012 la adquisición de los dos primeros por un importe de 24,5 millones de euros, esperando su llegada para finales de  2014.

Las misiones, su integración a la estructura orgánica y la formación del personal que los va a operar está en estudio por parte del Estado Mayor de la Armada, aunque todo parece indicar que se recabará el apoyo de la 10ª Escuadrilla, que opera los similares SH-60B, principalmente en los campos logísticos y de entrenamiento.

Autor: (Texto y fototografía) Julio Maíz Sanz

Fotografías por orden de aparición:

·Un “Sea King” de la 5ª Escuadrilla en un escenario poco habitual, la nevada Bosnia-Herzegovina, lo que da buena idea de la versatilidad de ésta (foto 5ª Escuadrilla).

·Una tripulación de la Escuadrilla revisando el libro del “Sea King” con el que van iniciar una misión (foto Julio Maíz).

·La 5ª Escuadrilla tiene sede en la base aeronaval de utilización conjunta de Rota (Cádiz). Al fondo del “Sea King AEW” se pueden ver las colas de 4 C-5 “Galaxy” y de 1 C-17 “Globemaster III”, justo en el medio (foto Julio Maíz).

·Llevando carga mediante el procedimiento de eslinga, o a la japonesa. El reaprovisionamiento vertical es una de las principales misiones de la unidad (foto Julio Maíz).

·El excelente mantenimiento es clave para que un material tan veterano esté todavía en uso (foto Julio Maíz).

·Infantes de Marina descienden de un “Sea King”. La Escuadrilla, junto con la 3ª, son los taxis que llevan a estos infantes hasta el campo de batalla (foto Julio Maíz).

·Los “Sea King AEW” son los ojos de la flota, aunque una necesaria revisión del sistema quedó en el tintero debido a la crisis económica (foto Julio Maíz).

·Un SH-3W es remolcado en la plataforma de la base aeronaval de Rota (foto Julio Maíz).

·SH-60F “Sea Hawk” norteamericano.

·En la parte delantera de este “Sea King” lucen todas las operaciones internacionales en las que ha participado la 5ª Escuadrilla (foto Julio Maíz).
·Con ocasión de la participación de la misión en Líbano, durante el verano de 2006 a los “Sea King” se les pintaron las siglas de Naciones Unidas (foto Julio Maíz).

·Dos “Sea King” en la pista del portaaviones “Príncipe de Asturias” (foto Julio Maíz). (este es el pie de la foto de la aparece entre la pag. 18 y 19)

·El asalto al mercante norcoreano “Son San” en 2002 fue una de las acciones más complicadas y mediáticas en las que han intervenido la Escuadrilla (foto Armada).

·La presencia femenina en la Escuadrilla es más que evidente (foto Julio Maíz).

 

 

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.