Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Entrevista al Almirante Edmundo González Robles, Comandante en Jefe de la Armada de Chile

 

La Armada de Chile aborda ya la construcción de un tercer OPV, está ejecutando el “estudio de perfil” de un nuevo buque  rompehielos, evaluando la sustitución de sus  antiguas unidades de transporte auxiliar, avanzando  proyectos como la incorporación de helicópteros y lanchas rápidas, destinados a proteger y asegurar la normalidad de las actividades realizadas, además, su Aviación Naval  cuenta ya en operación con  tres C295. De todo ello, nos habló el Almirante Edmundo González Robles, Comandante en Jefe de la Armada de Chile, quien nos detalló los retos y proyección internacional de esta Fuerza.

 

¿En su cuarto año al mando de la Armada de Chile, como ve Ud. la institución que lidera en el aspecto humano y material?

En lo fundamental, observo a la Armada como una Institución moderna, adaptada  a los  escenarios de hoy y readecuándose para enfrentar los desafíos del mañana. La modernización aludida, está caracterizada por la plena incorporación de la mujer a las diferentes funciones institucionales; el énfasis en la acreditación educacional, la gestión por competencias y la enseñanza superior en reemplazo de la técnica; mayores exigencias en el dominio del idioma inglés; y nuevas soluciones que cada vez satisfacen con mayor realismo, las expectativas de vida que demanda la carrera naval. Los valores y conocimientos cultivados en la institución, complementados con los períodos de entrenamiento de gran exigencia, como los desarrollados en instancias internacionales, constituyen los ejes alrededor de los cuales estructuramos un capital humano de excelencia, capaz de enfrentar adecuadamente los cambios que la dinámica nacional e internacional impone.

Respecto a los recursos materiales, culminamos una etapa trascendente, al estructurar una fuerza balanceada y equipada apropiadamente para interactuar con otros medios civiles y militares, nacionales y extranjeros. Hemos continuado  fortaleciendo nuestro apoyo a las políticas de estado y al desarrollo nacional, con énfasis en la protección la vida humana en el mar y los cada vez más crecientes  intereses marítimos de Chile.

La sinergia resultante entre los avances humanos y materiales descrita, me produce un sentimiento de orgullo y optimismo, al apreciar la Armada que dirijo en condiciones de proveer las opciones de empleo adecuadas, para cumplir cabalmente las funciones asignadas.

¿Con el presupuesto 2013 aprobado por el gobierno, cuales son la prioridades que tendrá que enfrentar la Armada el próximo año?

Prioritariamente, estamos comprometidos en completar la recuperación de la Base Naval de Talcahuano, dañada severamente por el terremoto y posterior maremoto del año 2010. Los programas que se están ejecutando, incorporarán aquellas capacidades que demanda una base logística moderna para las próximas décadas.

Paralelamente, continuaremos consolidando las capacidades brindadas por los medios en servicio, por medio de la búsqueda de un mayor rendimiento de los sistemas y un aprovechamiento de todas las instancias que nos permitan optimizar el entrenamiento de quienes los operan. En este sentido, seguiremos empeñados en maximizar el empleo de todas las unidades adquiridas, como es el caso del Buque Multipropósito "Sargento Aldea" y también, de la Brigada Anfibia Expedicionaria (BAE). Además de las posibilidades de empleo en el rol militar que les compete, estos medios potencian el apoyo al desarrollo nacional en zonas de difícil acceso, y a las tareas originadas por las catástrofes que con relativa frecuencia afectan a Chile.

Por último, una preocupación especial la constituye el elevar las condiciones de vida de las dotaciones y sus grupos familiares, reconociendo en ellos el principal activo con que cuenta la Armada de Chile. Lo anterior, bajo el criterio de otorgar continuidad a los esfuerzos por lograr una mayor cobertura y calidad de las viviendas, una ampliación de los servicios de bienestar y una paulatina optimización de las prestaciones de salud.

¿Cuáles son las necesidades de modernización prioritarias que tiene que enfrentar la Armada hoy?

Constituye una prioridad, concretar la puesta en servicio del Buque Científico “Cabo de Hornos”, unidad que vendrá a satisfacer una aspiración no sólo de la Armada, sino de un sector relevante de la comunidad, que aportará significativamente al progreso del país. En esta misma dirección, contar con un Rompehielos es una necesidad relevante, a fin de otorgar apoyo logístico y reaccionar oportunamente, ante eventuales emergencias marítimas que afecten a quienes operan en nuestra zona de responsabilidad en la Antártica. Dado que el actual Rompehielos “Viel”, cumple su vida útil el año 2015, se está ejecutando el “Estudio de Perfil” para identificar la mejor opción de reemplazo.

Por otra parte, iniciamos la construcción de un tercer OPV, modelo de excelente rendimiento, que posteriormente podría ampliarse hasta una cantidad que permita distribuirlos a lo largo de las costas de Chile y operar en cada una de nuestras cinco zonas navales jurisdiccionales. A esto también podemos agregar, la evaluación que conduzca a sustituir antiguas unidades de transporte auxiliar, a fin de mejorar la conectividad y complementar el  apoyo logístico en la zona austral, el área de Puerto Montt y en el Norte de nuestro país.

Considerando que por las características de nuestro país, los recursos e intereses marítimos nacionales constituyen una especial preocupación, avanzamos en ciertos proyectos, tales como la incorporación de helicópteros y lanchas rápidas, destinados a proteger y asegurar la normalidad de las actividades realizadas.

En síntesis, los procesos normales en la Institución, consideran un ciclo de análisis continuo de las unidades que llegan al límite de operación. Permanentemente evaluamos alternativas que abarcan, desde la construcción o repotenciamiento de los medios en servicio, hasta la adquisición de material de reemplazo. Cualquier decisión al respecto, está sujeta a la disponibilidad de financiamiento, bajo la premisa de al menos mantener las capacidades que proveen dichos medios.

La incorporación del LSDH Sargento Aldea y la formación de la Brigada Anfibia Expedicionaria son dos eventos significativos. ¿Que implicancia tienen como medios de inserción de Chile a nivel internacional en futuras misiones de Imposición y Mantención de Paz?

La incorporación del LSDH "Sargento Aldea" permitió a nuestro país no sólo recuperar las capacidades disminuidas con la baja de la

LST "Valdivia", sino también concentrar en una misma unidad, otras capacidades que la Armada de Chile no poseía. En su rol fundamental, el "Sargento Aldea", junto a la BAE, conforman el núcleo de la capacidad de proyección del poder militar de Chile desde el mar. Pero adicionalmente, por su condición de Buque Multipropósito, presta importantes contribuciones de apoyo a la comunidad, por ejemplo en el ámbito de la asistencia médica a la población, actividades que ya se han ejecutado con mucho éxito. Estamos muy satisfechos de lo que hemos logrado con esta unidad y paralelamente efectuamos los ajustes en nuestra forma de operarlo, a fin de lograr el máximo provecho de sus capacidades.

La integración de los medios que componen el “Sargento Aldea” y la BAE, indudablemente han fortalecido las funciones tradicionales asociadas al rol internacional de la Armada, tales como la asistencia humanitaria, el apoyo ante catástrofes naturales o las operaciones de paz que usted alude; sin embargo el empleo de ellos, dependerá de la decisión política que el nivel superior determine en su oportunidad.

Respecto a la Aviación Naval, ¿en qué punto está el programa EADS C-295 MPA/ASW?

En el caso de La Aviación Naval y como parte del potenciamiento de las capacidades de la Escuadra, iniciamos la renovación del material de exploración, adquiriendo diferentes versiones de la aeronave C295, tres de las cuales ya se encuentran operando.

Con el inicio de la construcción del 3er OPV en ASMAR, ¿se puede decir que las capacidades industriales de la planta están recuperadas tras el maremoto de 2010?

Efectivamente, tras un enorme esfuerzo, puedo expresar que nuestro principal astillero ha recuperado sus principales capacidades industriales. La construcción del tercer OPV, el pronto término del “Cabo de Hornos” y las innumerables reparaciones mayores que la planta realiza a unidades navales y comerciales, nacionales e internacionales, dan cuenta de la preparación de nuestro personal y el compromiso con que afrontaron el enorme desafío que el destino nos impuso.

¿Considera que la Armada dispone de los medios y estructura necesarios para enfrentar las futuras amenazas que pueda enfrentar Chile en ésta década?

La estructura de las fuerzas alcanzada por la Institución, se ha fundamentado en un proyecto nacional sustentado en los conceptos de cooperación y disuasión, lineamiento que ha recogido la Armada en su concepción estratégica.

En efecto, nuestro desarrollo está basado en un proceso de modernización que conjuga capacidades navales y marítimas.

Privilegiando la defensa de la integridad territorial, intentamos equilibrar necesidades y recursos con medios balanceados, de mayor autonomía y versatilidad, que multipliquen las opciones de empleo conjuntas, marítimas, combinadas e inter-agencias.

Por la amplitud, complejidad y las particularidades de los espacios donde debemos cumplir nuestra misión, constituye un imperativo incrementar las instancias tendientes a lograr una seguridad cooperativa internacional, en áreas como la vigilancia marítima, la salvaguarda de la vida humana en el mar y el entrenamiento combinado, por citar sólo algunas. Estas iniciativas, adicionalmente, conducen a elevar los estándares de entrenamiento y lograr un alto rendimiento operacional del material incorporado, lo cual produce un círculo virtuoso que genera el efecto disuasivo perseguido en el modelo estratégico nacional, que en su conjunto permite enfrentar adecuadamente los desafíos, oportunidades, riesgos y amenazas que razonablemente pudieran presentarse.

¿Cuáles son las proyecciones internacionales que la Armada espera enfrentar a futuro, tales como participación en 2013 en Ejercicios Combinados y Operaciones de Paz?

Tradicionalmente, no sólo participamos, sino también estamos comprometidos en una serie de actividades en directo apoyo a la Política Exterior del Estado. Nuestras representaciones en organismos mundiales; reuniones bilaterales; operaciones de paz, como por ejemplo Haití; y los diversos ejercicios internacionales que realizamos, son muestras de ello. En varias de dichas instancias, como el caso de los ejercicios “Panamax”, hemos sido precursores.

En el contexto anterior, nuestro quehacer en la Cuenca Asia Pacífico posee especial importancia y es coherente con los lineamientos superiores del país. El importante intercambio comercial desarrollado, el dinamismo de las economías y el desarrollo de las poblaciones ribereñas, se sustentan en el tráfico marítimo que nos conecta con esta importante región del mundo. A su vez, esto genera actividades que demandan una contribución institucional que se basa en aumentar  una seguridad cooperativa internacional y así asegurar su normal desarrollo.

De esta forma, iniciativas como el “Western Pacific Naval Symposium” (WPNS) y los ejercicios “RIMPAC”, son claras muestras de nuestro aporte. En el WPNS, instancia de discusión, intercambio de información y en general, fortalecimiento de capacidades marítimas entre las marinas que poseemos un interés estratégico común en la Cuenca Asia Pacífico, desde hace dos años nos hemos incorporado como miembro permanente.

Por otra parte, durante la versión “RIMPAC” del presente año, el ejercicio naval de mayor envergadura en el mundo y realizado en el Océano Pacífico, por primera vez a nuestra marina le fue asignada la responsabilidad de comandar un Grupo de Tarea compuesto por significativas unidades de diversos países. Lo anterior, en instantes que el Pacífico adquiere cada vez más un rol protagónico en el concierto mundial, no deja de ser relevante y meritorio, particularmente por el gran nivel que demostraron los Oficiales y Gente de Mar que nos representaron y que motivaron gratificantes elogios de autoridades extranjeras.

Como comentaba anteriormente, la cooperación internacional es fundamental para enfrentar los desafíos de los nuevos escenarios que nos ofrece el mundo globalizado, lo cual también incluye nuestro relacionamiento con las Marinas de los países vecinos y de la región. Las amenazas transnacionales nos afectan a todos y seguramente, nos influirán con mayor fuerza en el futuro. Si las enfrentamos de manera integrada, sin duda actuaremos con mayor efectividad, lo cual nos impone el desafío de proyectar e incrementar los niveles alcanzados, ya sea a través de la participación en las operaciones de paz que el gobierno disponga o, asumiendo mayores responsabilidades en ejercicios internacionales. Cabe destacar que lo descrito constituye un destacado reconocimiento a la Armada y al país, dado que en las instancias mencionadas previamente, se ha valorado nuestro esfuerzo y compromiso, guiados por enfrentar estos desafíos como una oportunidad de potenciar nuestra presencia, lo que en definitiva beneficiará el progreso y bienestar de la población de nuestro país.

¿Qué significancia tiene para la Armada la Exponaval, siendo tanto anfitriones y organizadores del mayor encuentro naval en toda América Latina y de los más importantes a nivel mundial?

Para la Armada de Chile, EXPONAVAL significa una instancia de convergencia para el intercambio de opiniones y el establecimiento de relaciones en lo comercial, político y social, con el propósito de lograr una mayor integración, junto a la identificación de soluciones adecuadas para los problemas de cada país o Marina. En este sentido, esta exhibición contribuye a fortalecer la conciencia marítima  nacional, la relevancia de nuestro mar en el desarrollo y bienestar de la Nación, donde la Armada de Chile es un actor relevante. Hemos renovado los  esfuerzos, de tal forma que esta feria se constituya en la exhibición marítima y naval más importante de la región latinoamericana, y un referente mundial en la difusión de los temas asociados a su ámbito de influencia.

En esta ocasión, dada la frecuencia, amplitud e impacto que las operaciones ocasionan, aspiramos a que el eje temático escogido, “Desafío de las Armadas para enfrentar situaciones de emergencias, catástrofes y de apoyo humanitario, en el marco de las Operaciones de Paz”, constituya una oportunidad de aportar y obtener valiosas experiencias. Antes, destaqué la necesidad de lograr una efectiva seguridad cooperativa y una de sus aplicaciones, quizás la más relevante, está contenida en el direccionamiento que le hemos dado a la “EXPONAVAL 2012”. En muchas ocasiones, las capacidades individuales de los países son insuficientes para satisfacer todas las necesidades que producen efectos, muchas veces devastadores. Resulta indispensable, por lo tanto, contar con una adecuada interoperatividad entre los diferentes organismos y agencias del estado a nivel nacional, como con los medios internacionales que concurren a brindar apoyo frente a este tipo de situaciones.

Finalmente, también deseamos que la “EXPONAVAL 2012”, incremente el encuentro y conocimiento entre las Marinas, fortaleciendo las confianzas mutuas de países amigos, en beneficio de la necesaria estabilidad estratégica y paz regional.

Autor: Cristián Marambio

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.