Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


APM Terminals Callao pagará por dañar severamente un SH-2G Super Seasprite de la Marina de Guerra del Perú

El Tribunal de Solución de Controversias y Atención de Reclamos de OSITRAN (Organismo Supervisor de la Infraestructura de Transportes) ha declarado a APM Terminals Callao (APMT) responsable de los daños estructurales causados a un helicóptero antisubmarino y ataque Kaman SH-2G Super Seasprite de la Marina de Guerra del Perú, por lo que deberá asumir los gastos de la reparación de la aeronave y un pago por lucro cesante, lo que asciende a casi 1,5 millones de dólares.

De acuerdo a la información que publica el diario Gestión, el incidente tuvo lugar el pasado el 8 de enero, cuando el SH-2G (Matrícula NZ-3606) recibió el impactó de un carro de remolque propiedad de APMT cuando era descargado del Buque Falstaff – de bandera sueca – que lo transporto desde Auckland (Nueva Zelanda) al Callao. A consecuencia del impacto, la nave sufrió daños estructurales, que fueron evaluados por especialistas de Kaman Aerospace, en el botalón de cola y sistema eléctrico. Tras el fallo, que agota la vía administrativa, se procederá de inmediato a la reparación del SH-2G.

La Marina de Guerra del Perú adquirió en octubre de 2014, a través de la Corporación Comercial Canadiense (Contrato DIRCOMAT N° 371–2014), 5 Helicópteros Kaman SH-2G (NZ) Super Seasprite mediante una inversión 117,3 millones de dólares.  Esta adquisición fue autorizada el 23 de noviembre de 2013, al emitirse el Decreto Supremo N° 013, suscrito por el entonces Presidente de la República, Ollanta Humala,  mediante el cual se declaraba de interés nacional el Proceso de Contratación – con código SNIP Nº 251575 - para la ““Recuperación de las Capacidades Operativas de Superficie de los Helicópteros Ligeros en la Base Aeronaval del Callao” y autorizaba al Ministerio de Defensa a emitir los actos necesarios para la formalización de la contratación.

En junio de 2015 una Comisión de la Marina de Guerra del Perú viajo a las instalaciones de General Dynamics Canadá (Ottawa, Canadá) a fin de supervisar el diseño final, implementación y pruebas de aceptación del primero de los cuatro Helicópteros Kaman SH-2G (P2). La primera unidad, matrícula NZ-3604, arribo el 19 de mayo de 2015 a la sede de Kaman Aerospace (Bloomflied, Connecticut), encargada del overhaul y modernización de sus sistemas. Las otras 3 unidades – matrículas NZ-3601, NZ-3602 y NZ-3603- seguirán el mismo proceso. La entrega del primer SH-2G (P2) está prevista para marzo de 2017. La quinta aeronave (matrícula NZ-3605), denominada SH-2G (P1) y que no fue sometida ni a overhaul ni modernización, es precisamente la del incidente y la que debe asumir tras su reparación el Programa de Entrenamiento de Tripulaciones del Escuadrón Aeronaval N° 21.

Los Kaman SH-2G (NZ) Super Seasprite son helicópteros antisubmarinos (ASW) y de ataque, tienen una longitud de 15,9 m, altura de 4,5 m. y un diámetro de rotor de 13,4 m. Están propulsados por 2 motores General Electric T700-GE-401/401C de 1.723 HP que les confieren una velocidad máxima de 256 km/h. y una de crucero de 220 km/h. El peso máximo al despegue es de 6,120 kg. y la carga útil de unos 1,990 kg. Su alcance es de unas 890 millas náuticas y el techo de servicio de 3,000 m.  Disponen, entre otros, de “glass cockpit” con pantallas multifunción, de radar Telephonics APS-143(V)3 Ocean Eye de 220 mn de alcance, Sistemas FLIR StarSafire III (AN/AAQ-22), de Alerta (RWR)  LR-100 y de Protección Bae ALE-47, así como GPS Trimble TASMAN y Radios Rockwell-Collins VHF-UHF ARC-210. Están equipados con 16 sonoboyas del tipo DIFAR (Directional Frequency Analysis and Recording) y DICASS (Directional Command Activated Sonobuoy System). El armamento comprende dos Torpedos ASW MK-46 o dos Cargas de Profundidad MK-11, o bien dos Misiles AGM-65D Maverick de 25 km. de alcance. (Alejo Marchessini, Corresponsal de Grupo Edefa en Lima).

Fotografía: Helicóptero SH-2G Super Seasprite


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.