Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Reino Unido selecciona Aquila para transformar la gestión del tráfico aéreo de todos sus aeropuertos militares

(defensa.com) Aquila, una joint venture entre Thales y NATS, firmó un contrato para proveer al Ministerio de Defensa de Reino Unido el programa Marshall, que transformará la gestión del tráfico aéreo en los aeródromos militares del país. El valor del contrato asciendo a unos  1.500 millones de libras y se prolongará durante  22 años.

Marshall busca garantizar un servicio seguro, eficiente y sostenible de la  Gestión de Tráfico Aéreo (ATM) para las Fuerzas Armadas del Reino Unido. Modernizará la gestión en más de  100  estaciones, dentro y fuera del país, incluyendo más de 60  aeropuertos.  Aquila proveerá un servicio flexible de ATM ,que cumpla con los requisitos  legales actuales y a la vez válido en el futuro para atender a cualquier eventual cambio en el escenario regulatorio y tecnológico.

La empresa proporcionará nuevo equipamiento, actualizaciones del sistema, mantenimiento, servicios de soporte y entrenamiento. La solución introduce cuatro nuevos centros ATM, permitiendo que los servicios sean centralizados, racionalizando la entrega y mejorando la utilización de nuevas tecnologías. Los campos aéreos extranjeros, las Royal Navy Air Stations y los geográficamente más aislados en el Reino Unido van a continuar operando “stand-alone” pero con un enfoque totalmente modernizado y dotados de salas de control visual.

Los equipos regionales serán apoyados por un servicio de atención permanente ubicado en el Centro de Control NATS en Hampshire. Aquila asumirá la responsabilidad de los servicios Marshall el 1 de abril de 2015. El programa de sustitución para instalar el equipo avanzado de ATM se dividirá en varias etapas, que incluirán radares de vigilancia nuevos y actualizados, sistemas de navegación y control.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.