Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Noruega elige los submarinos alemanes del tipo 212 de TKMS

El Ministerio de Defensa noruego ha elegido la oferta de submarinos alemanes para modernizar su flota. Así lo ha anunciado públicamente la ministra de Defensa, Ine Eriksen Søreide, destacando que tras un amplio proceso de selección se ha decidido poner en marcha una alianza estratégica con Alemania que va más allá de la adquisición de cuatro submarinos basados en el tipo 212 de Thyssen Krupp Marine Systems (TKMS).

El acuerdo se realizará de gobierno a gobierno y se basará en la adquisición del mismo tipo de submarino por las marinas de ambos países, la cooperación en formación, realización de ejercicios conjuntos, reparto de piezas de repuesto, mantenimiento y gestión del ciclo de vida. Además las industrias de defensa de ambos países colaborarán no solo en este proyecto sino en otros internacionales en los que puedan trabajar juntas.

La ministra afirmó que técnicamente tanto la oferta alemana como la francesa de DCNS eran magníficas, pero que se han tenido en cuenta muchos más factores, sobre todo la cooperación. A partir de ahora comenzará un proceso de negociación con las autoridades gubernamentales alemanas que se materializará después en la firma de un contrato con el astillero TKMS en 2019. De esta manera las entregas de producirán entre mediados de 2020 y 2030, coincidiendo con la baja de los submarinos de la clase Ula a los que sustituirán.

Recordemos que durante años Noruega ha intentado buscar un acuerdo de cooperación con Holanda y Polonia de cara a la adquisición conjunta de sus nuevos submarinos, alternativa que sigue estando abierta. En abril del año pasado el Ministerio de Defensa noruego había reducido a dos las posibles opciones, por un lado la propuesta de DCNS y por otro la del astillero alemán TKMS, descartando otras tres propuestas, entre las que estaba una de Navantia. El propio ministerio había avanzado en varias ocasiones que no quería un proceso largo y costoso de desarrollo incierto, sino que se quería un producto maduro que pudiera estar en servicio en un breve espacio de tiempo y que fuera construido por un astillero con experiencia.

El submarino tipo 212 de TKMS está en servicio tanto en Alemania como en Italia, se trata de uno de los más modernos submarinos de propulsión convencional al estar dotado de un sistema de propulsión independiente del aire (AIP o AIS por sus siglas en inglés) que le da una elevada autonomía en inmersión en modo discreto. (José Mª Navarro García)

 

Foto: Uno de los submarinos de la clase Ula (Ministerio de Defensa de Noruega).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.