Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Francia podría suspender el suministro a Rusia de buques Mistral como sanción por la actuación de Moscú en Ucrania

(defensa.com) París amenaza a Moscú con la posible cancelación del contrato para la construcción de los buques de guerra Mistral para la Armada rusa, en lo que sería la medida más severa impuesta desde Europa, hasta ahora, en rechazo de la gestión rusa en la crisis de Ucrania, donde la anexión de Crimea tras el referéndum del pasado domingo es ya prácticamente un hecho.

Así lo recogió la televisión gala TF1. El ministro de Relaciones Exteriores francés, Laurent Fabius, habría confirmado que el límite sobrepasado por Rusia tendría “una reacción”, que podría ser la “ruptura”  por el lado galo del contrato para la entrega a Rusia de estos dos portahelicópteros, aun sabiendo las graves pérdidas económicas para Francia. De esta manera, Fabius deja toda la responsabilidad en manos de las decisiones que pueda tomar Putin si no se modifica “la posición sobre Ucrania y Crimea”. Rusia recibiría su primer portahelicópteros de la clase Mistral, el “Vladivostok”, en noviembre de este año.

Esta medida pertenecería al tercer escalón de las sanciones económicas que se pretenden poner en marcha desde Bruselas, y que si en un primer momento tuvieron más bien un carácter político, en el día de ayer se dio un paso más después del acuerdo de los 28 ministros de Asuntos Exteriores de la UE para aprobar sanciones a 21 dirigentes rusos y ucranianos. Francia se erige así como uno de los actores europeos más críticos con el Kremlin y su intervención en Crimea, poniendo sobre la mesa esta suspensión de un gran contrato militar firmado en 2011 por valor de 1.400 millones de euros con la francesa DCNS.

Un acuerdo que ya se encuentra en una fase muy avanzada, ya que la llegada del primer navío fabricado por DCNS a San Petersburgo, el “Vladivostok”, estaba prevista para noviembre de este año, a la vez que la Marina rusa había confirmado la puesta a punto de las instalaciones que acogerán a este Mistral ruso para septiembre de 2015. En lo que se refiere al segundo buque, el “Sebastopol”, que casualmente se incorporaría a la Flota rusa del Mar Negro, con base naval en Crimea, tiene la botadura prevista para el próximo mes de octubre, quedando su entrega programada para 2015.

En el caso de que París ejerza y lleve a cabo su amenaza, otros acuerdos militares también podrían quedar en entredicho, lo que supondría otro grave golpe para la industria militar gala. En este caso, y según recoge el portal actualidadrt, Francia habría ofrecido y enviado para probar a territorio ruso los blindados PVP y los VBL por el interés de Moscú sobre éstos, por lo que una medida de suspensión como la de los Mistral podría suponer la pérdida de contratos millonarios para su industria armamentística. (J.Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.