Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


El Ejército estadounidense listo para equipar sus Abrams con sistemas de protección activa israelí

El Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra estadounidense, el general Mark Milley, acudió al Congreso para explicar las iniciativas de protección paras las unidades acorazadas del Ejército de Tierra. Milley respondió a preguntas de distintos congresistas sobre la capacidad de los carros de combate estadounidenses para soportar ataques con misiles de adversarios, como por ejemplo Rusia.

El general Milley confirmó que el Ejército de Tierra ha decidido equipar sus vehículos acorazados con la tecnología israelí de protección activa, calificando esta tecnología de protección como una “necesidad crítica”. Para Milley solo hay dos países que poseen industrias capaces de desarrollar sistemas completos, uno es amigo, en referencia a Israel, mientras que el otro no lo es tanto, en referencia a Rusia.

“Por ello se está trabajando con este país amigo para adquirir sistemas de protección activa”. Se trataría del sistema Trophy de la empresa israelí Rafael Advanced Defense Systems que está en servicio en los carros de combate Merkava y está siendo implantado en los vehículos de transporte acorazados Namer y que es el único sistema de protección activa que ha entrado en combate hasta la fecha y ha sido capaz de enfrentarse a los más modernos misiles anticarro.

El plan contempla equipar las unidades de primera respuesta en un primer momento para luego generalizar el empleo en otras unidades, incluso de la Guardia Nacional. De hecho ya existe un carro de combate M1 Abrams dotado del Trophy realizando pruebas. Mientras tanto, empresas estadounidenses están trabajando en desarrollos propios que más pronto que tarde serán adoptados por el Ejército de Tierra y la Infantería de Marina, que también ha mostrado su interés en equipar sus carros con esta tecnología.

El Departamento de Defensa contempla la posibilidad de desplegar tropas en tierra a gran escala en Siria o Irak si la situación no mejora, sin embargo el gran número de misiles anticarro incluso de última generación que se ha visto en estos escenarios resulta preocupante, sobre todo en manos de grupos terroristas como el Daesh. Tampoco se pierde de vista el incremento de belicosidad rusa en el Este de Europa, que motivó al Pentágono a incrementar el armamento de los Stryker por ejemplo.

El programa Modular Active Protection System (MAPS) planea tener antes de 2019 un sistema de protección activa listo para ser empleado en los principales medios blindados como el carro de combate Abrams, el vehículo de combate de infantería/caballería Bradley o el 8x8 Stryker. El MAPS parte de una arquitectura abierta en torno a un controlador modular o MAC (Modular APS Controler) que permitirá instalar distintos sistemas de los que están actualmente en desarrollo hasta que se llegue al modelo definitivo.

El presupuesto para 2017 ya incluyó partidas para realizar ejercicios con sistemas como los que ya se realizaron en 2006 con el Trophy en el Naval Surface Warfare Center de Dahlgren. En Estados Unidos Rafael colabora en el Trophy con su socio DRS Technologies, ahora integrada en el grupo Leonardo como Leonardo DRS. (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·El Abrams seguirá en servicio más allá de 2030 (Army)

·La torre del Abrams podría tener esta apariencia con el sistema Trophy (Leonardo DRS)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.