Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Alemania limitará sus exportaciones de armamento a regiones de inestabilidad política

(defensa.com) El Gobierno alemán quiere modificar los requisitos para exportar armamento e imponer medidas más restrictivas, sobre todo en las ventas a países que tengan cierto grado de inestabilidad política.

La propuesta la ha trasladado Berlín a través del titular de Economía, Sigmar Gabriel, que explicó a un diario alemán que el gobierno llevará a cabo una nueva política de armamento mucho más “cautelosa” subrayando que Alemania debe someterse a unos controles más “restrictivos” en lo que a la exportación de armamento se refiere. El ministro, perteneciente al partido SPD (Partido Socialdemócrata de Alemania) que forma gobierno en coalición con CDU (Unión Cristiano-Demócrata), explicó que la mayoría de los contratos que se están cerrando pertenecen al periodo de 2009 y 2013.

La polémicas ha surgido en los últimos años tras conocerse que una parte muy importante de las exportaciones se dirigen a países que no forman parte de la UE o de la OTAN, llegando a áreas con un alto grado de inestabilidad política. El gobierno alemán bloqueó recientemente la venta de 800 vehículos de combate Leopard 2 a Arabia Saudí, cuyo valor contractual podía haber alcanzado los 24.000 millones de dólares (18.000 millones de euros).

Gran parte de la culpa de la paralización de este acuerdo se debió al impacto que supuso para la opinión pública alemana que Riad enviase efectivos militares para reprimir las protestas sociales en Bahrein a principios de 2011, lo que le ha traído muchas críticas desde la comunidad internacional por actuar en contra de los derechos humanos.

Aún así, y según la agencia Reuters, la industria armamentística alemana ya habría autorizado transferencias de armamento durante los cuatro primeros meses de este 2014 por valor de 1.600 millones de dólares (1.200 millones de euros). En este periodo, el valor de las exportaciones a países que no forman parte de la UE se elevó a los 890 millones de dólares (650 millones de euros), lo que supone un 54% del total de las transferencias de armas.

De estos intercambios, las exportaciones que llegaron a Brunei estuvieron valoradas en 132 millones de dólares (97 millones de euros), por los 42 millones de dólares (31 millones de euros) de Arabia Saudí o los 39.7 millones de dólares (29 millones de euros) en los que cifraron las ventas de armas con Argelia, lo que supone que estos tres países en conjunto suponen un 13% del total de las ventas en 2014.

La clave para la industria alemana es que mientras que la mayoría de países de la OTAN han optado en los últimos años por reducir su gasto militar, la inversión en Oriente Medio ha crecido un 56% en el periodo comprendido entre 2004 y 2013, y muchos de estos países miran a Alemania a la hora de modernizar sus Fuerzas Armadas. Solamente en 2012, el 42% del total de las exportaciones se destinaron a estos países ajenos a la UE o la OTAN, mientras que en 2010 el porcentaje se quedó en apenas el 21%.

Alemania se ha confirmado como el tercer país exportador de armamento a nivel mundial, repartiéndose una cuota del 7% del total de las ventas durante el periodo comprendido entre 2009 y 2013, que tuvieron a Estados Unidos, Grecia e Israel como principales destinos.(J. Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.