Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Regimiento de Caballería Alcántara, España 1815

La Orden Religiosa-Militar de Alcántara, de índole castellano-leonesa, fue instituida en 1156 y, sin duda, lo que dio lugar a ello fue la existencia de un primitivo grupo de Caballería que, en 1147, fundó el primer rey lusitano Alfonso Enríquez con el propósito de combatir a los infieles. Compuesto por cruzados de Avis y conducidos por el monje Armando tomaron a los musulmanes, tras una valerosa acción, la plaza de Alcántara, hecho que sirvió para que adoptaran este nombre y portaran, a partir de entonces, una enseña blanca con una venera verde junto a la imagen de San Benito. Pero en 1350, el Papa de Aviñón, mediante bula pontificia, les prohibió el ejercicio de las armas, así como el recluirse monacalmente bajo la Orden del Císter. 

A comienzos de 1656, el mando supremo del Ejército de los Países Bajos lo ejercía —en ocasión de estar al servicio de España— el príncipe de Condé, que solicitó permiso de Felipe IV para levantar un cuerpo de Caballería. Una vez concedido, Condé encargó al maestre de campo don Juan Francisco Nestien de su organización, haciéndolo éste en pie de ocho compañías de a 45 plazas montadas procedentes de una saca de ramos del cuadro total de su Ejército. Así que fue organizado, habría de figurar como Tercio de Caballería Nestien, siendo recibido a sueldo en la ciudad de Bruselas el día 19 de febrero de 1656. 
De inmediato, encuadrado en el Ejército de don Juan José de Austria, regente de los Países Bajos, Nestien intervino en su primera contienda y entre las batallas a que dio lugar figuran la de Valenciennes y la final de Las Dunas, a la que siguió la paz de los Pirineos (1659). Combatió luego en Douai y Ath, con el pacto de Aquisgrán (1668); después en Maaestricht y en Naerden, con la paz de Nimega (1679) Mas tarde en Fleururs, Dixmude y Namur y en la defensa de Barcelona, campaña que finalizó con el tratado de Riswick, en 1697.  
Con los albores del s. XVIII comenzó la guerra de Sucesión, luchando nuestro tercio en Italia. Le vemos en Lúzzara (1702), siguiendo por Chivasso y Turín (1706). Pasa al Norte europeo y actúa por Oudenarde y Malplaquet (1708). Viene a España en 1710 y demuestra su experiencia bélica por tierras de Aragón y Cataluña hasta la paz de 1714. En 1718 vuelve a pelear en la campaña de Sicilia. Más tarde lo hará en la de Nápoles (1734). Y por último, como misión cumplida impuesta por el solio hispano, lo hará en la postrera campaña de Lombardía (1743-46).  Es de resaltar que en ésta, por la R. O. en 5 de julio de 1739, se llamó Regimiento de Caballería Alcántara n° 7. 
Tras una larga pausa, el regimiento tomó parte en una breve operación en Portugal, con intervenciones en Braganza, Chaves y Almeida (1762). Reinaba por entonces Carlos III y la calma hubiera sido completa de no ser por algunos episodios de última hora: Argel (1774), reconquista de Menorca (1781), último sitio de Gibraltar (1783), Orán y Ceuta (1793), ya en el reinado del sucesor, Carlos 1V. 
Fue precisamente en ese período cuando tuvo lugar la irrupción de los revolucionarios franceses por los Pirineos Orientales, haciéndoles frente Alcántara en Port-Vendres, Collioure y Castellfullit (1795).  Al poco tiempo estalló la Guerra de la Independencia, en el curso de la cual hace armas en Somosierra (1808), Arenas de San Pedro, Escalona, Aranjuez,  Almonacid  y Medina del Campo. Luego en Cataluña y la zona valenciana hasta el final de la contienda, en 1813. Luego, tras un largo intervalo harto confuso, el Alcántara reapareció en la tercera guerra carlista (1872-76) combatiendo por el Maestrazgo contra las fuerzas de Cabrera. Después tomó parte en la guerra de Cuba (1896-98) y luego en África operando por Melilla, Monte Abarrán, Zeluán y Monte-Arruit donde, con ocasión de la tristemente célebre retirada de Anual, pondría la nota épica de acometer briosas cargas, quedando prácticamente aniquilado salvando a las tropas en retirada y pereciendo en ella su jefe, el teniente coronel Fernando Primo de Rivera. 
El Regimiento de Caballería Alcántara nº 7 quedó disuelto a causa de los acontecimientos políticos habidos durante el trienio liberal, no volviendo a reaparecer hasta mucho más adelante. Con motivo de una organización del Ejército se tomó al Regimiento de Caballería Borbón para constituir en 1851 el Regimiento de Lanceros Alcántara, 16 de Caballería. En 1861 pasó a ser Regimiento de Lanceros Alcántara, 16 de Caballería. En 1866 simplemente Regimiento de Caballería nº 2. En 1874, quedó como Regimiento de Cazadores Alcántara, 14 de Caballería. Luego, por R.O. en 22 de enero de 1927, los regimientos de Vitoria y Taxdir se refundieron en el Alcántara al objeto de guarnecer Ceuta. En 1930, por un D. O., el Regimiento de Caballería Villa Robledo se le integró, formando el Regimiento de Caballería Alcántara, 14 de Cazadores. Por una O. C. en 1 de julio de 1931, estando de guarnición en Badajoz, quedó extrañamente configurado como Grupo de Autoametralladoras Cañón. En 1936 fue disuelto tras pasar por amargas vicisitudes. Después, en septiembre de 1939, se creó el Grupo de Exploración y Explotación  nº 9 y en 1940 el Regimiento Mixto de Caballería n° 19, anexo a la División de Infantería nº 92, situada en Larache. Pasó a Melifia, formando como Regimiento de Caballería Independiente nº 19. Luego sería Regimiento de Caballería Mecanizado nº 19. 
Por decreto en 23 de diciembre de 1943, se transformó en Regimiento de Caballería Dragones Alcántara nº 15, Mecanizado de la Brigada de Marruecos. En 1958 se titulaba Regimiento de Caballería Cazadores de Alcántara nº 15. Por O. S. de 14 de diciembre de 1959 se denominó Agrupación Alcántara nº 15 de Caballería. En 1963, por una Instrucción General, quedó como Regimiento de Caballería Blindado Alcántara nº 15. Seguiría otra Instrucción General del EME por la que figuraría como Grupo Ligero de Caballería nº II, con dependencia orgánica de la Brigada de Infantería DOT n° IX, para inmediatamente convertirse en Regimiento de Caballería Ligero Acorazado Alcántara nº 10 y en 1974 en Regimiento Acorazado de Caballería Alcántara n° 10. 
Su estandarte era de damasco carmesí con la típica venera verde coronada con la leyenda en latín traducida por:  como el sol, disipa las nubes. En principio veneraba como patrona a la Inmaculada Concepción de María Santísima y, posteriormente, a Santiago Apóstol como patrón de la Caballería española.. 


(Texto y dibujo por Miguel Montaner) 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.