Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


DEWOITINE D-510 TH

Después de la cancelación turca y del rechazo del Ejército del Aire francés, las autoridades galas se inventaron una falsa venta de dos de estos aviones a Arabia Saudita bajo la designación de Hedjaz, lo que explica la letra H, cuando la verdad es que estaban destinados al Gobierno republicano español. 
El 15 de noviembre de 1936 estos dos aparatos iniciaron su vuelo hacia Barcelona totalmente desarmados, pues tanto el cañón como el motor fueron considerados por los franceses como secreto militar, celebrándose, incluso, un debate en la Asamblea Nacional sobre la conveniencia de exigir al Gobierno de Madrid la inmediata devolución de los motores. 

Provenían estos Dewoitme de la famosa serie D-510 especiales, fabricados por encargo del Gobierno de Turquía, de donde viene la T de su designación, pero finalmente este país canceló el contrato y los devolvió, siéndoles ofrecidos a L’Ármée de l’Air, que los rechazó por diferenciarse mucho a los D-510 de serie que tenía en servicio. 
Avión totalmente metálico, monoplaza, de ala baja, estaba propulsado por un motor Hispano Suiza 12 Xbrs de 12 cilindros en línea que le proporcionaba una velocidad máxima de 402 km/h. Su armamento original lo constituían dos ametralladoras Colt en los planos y un cañón montado en el interior del motor. Capaz de alcanzar un techo de 10.500 m, medía 7,94 m de longitud y 12,10 de envergadura.

 

Trasladados a la capital de España, se les desproveyó —en efecto, de los motores, quedando arrumbados en un hangar hasta que en 1937 fueron dotados con motores rusos M-100 (licencia Hispano-Suiza HS-l2Ibrs). 
Nuevamente en servicio, se les destinó a la Escuela de Caza de El Carmolí, siendo después transferidos al Grupo 71, encuadrados en una escuadrilla con los Dewoitine D-37, en la que formaban una patrulla junto con un Chirri capturado. 
Una noche, en misión de interceptación sobre la costa levantina uno de ellos, guiándose por el relampagueo de los escapes apuntó y disparó todos sus proyectiles logrando derribar a un Heinkel-59 Zapatones. El piloto no supo de su victoria hasta horas después. 
En España se le montaron dos góndolas bajo las alas para acoger sendas ametralladoras Vickers de 7,7 mm., careciendo de carenas en las ruedas, buje de la hélice, que era bipala de madera, y de radio. 
Sin pintar inicialmente tenían el color metálico del aluminio, y una vez dispusieron de los nuevos motores fueron pintados de verde ruso, por encima, y de azul celeste, por debajo, llevando como código las letras CW con un 1 y un 2 respectivamente. 
El CW-2 desapareció en un accidente ocurrido a finales de 1938 mientras que el número 1 fue destruido, juntamente con todo el Grupo 71, en febrero de 1939, durante un ataque por sorpresa de la Aviación nacional realizado contra Bañolas. 

(Texto y lámina de Juan ABELLAN) 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.