Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Bristol «BULLDOG»

La llegada de estos aviones a España es un tema todavía hoy muy oscuro, pero parece que fueron adquiridos en plena guerra civil por el Gobierno autónomo vasco a Estonia, por intermedio de una empresa checoslovaca, en número no determinado. Se asegura que en la ofensiva de las fuerzas republicanas contra Vitoria del 30 de noviembre de 1936 intervinieron siete Bristol Bulldog Mk.II, con base en el campo de Lamiaco, mandados por José González Feo y tripulados por españoles y mercenarios extranjeros.

Los escasos supervivientes de esta batalla, ganada por los nacionales, constituyeron la amalgama de aviones conocida como Circo Krone y se batieron esporádicamente durante la gran ofensiva nacional en el Norte de mediados de 1937. El último de los Bristol Bulldog de que se tiene noticia fue capturado en Santander y exhibido en la Exposición de Material de Guerra que se celebró en el Gran Kursaal de San Sebastián. Ninguno de ellos llevó numeración de código.

El 17 de mayo de 1927 la empresa constructora aeronáutica británica Bristol Aeroplane Co. hizo volar el primer prototipo de su caza biplano Bristol Bulldog llamado a constituir la punta de lanza de la RAF a partir de 1936. Ese primer aparato fue seguido menos de un año después, el 21 de enero de 1928, por un nuevo prototipo que contaba ya con las mejoras necesarias que faltaban en el anterior. Al poco del vuelo inicial de este segundo prototipo comenzó la producción en serie por un total de 360 aviones, de los que 302 serían monoplazas de caza y 58 biplazas de adiestramiento. De los primeros se construyeron 48 unidades de la variante Mk.II y 254 de la Mk.IIA que tenía reforzados el tren de aterrizaje y la estructura con el fin de potenciar la unidad motriz. Los 58 de enseñanza fueron denominados Bristol Bulldog TM.
El Bulldog estaba propulsado por un motor Bristol Jupiter VhF, de nueve cilindros en estrella, refrigerad o por aire y 445 CV, construido en Inglaterra con licencia Gnome Rhone francesa, que movía una hélice bipala de madera. Su envergadura era de 10,31 m., con una longitud de 7,67 y una altura de 2,99 m. Su peso en el momento del despegue era de 1.587 kg. Con un techo operacional máximo de 8.930 m. lograba una velocidad punta de 280 km/ hora a 3.050 m. de altura, siendo la mínima de sólo 90 kilómetros/hora. La autonomía máxima le permitía recorrer 440 kilómetros.
Como armamento portaba dos ametralladoras Vickers de 7,7 mm. sobre el capó, sincronizadas con el paso de la hélice.

(Texto y dibujos de Juan ABELLÁN)
 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.