Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Fortalecer la ejecución del programa A400M, el gran reto de Airbus en 2017

Airbus ha presentado los resultados de 2016, año en que el Grupo ha registrado un 3% decrecimiento en sus ingresos, alcanzando  los 67.000 millones de euros,  en un comunicado que asegura se han cumplido las expectativas y que denota la preocupación aún latente en torno al  programa A400M. "Hemos cumplido los compromisos que asumimos hace un año y hemos logrado nuestras previsiones y objetivos, con una excepción, el A400M, pues en 2016 tuvimos que realizar otro cargo significativo por un total de 2.200 millones de euros. La eliminación de riesgos del programa y el fortalecimiento de su ejecución son nuestras prioridades máximas para este avión en 2017", afirma Tom Enders, consejero delegado de Airbus.

Enders asegura que el comportamiento comercial en helicópteros “fue bueno pese a un entorno de mercado difícil, y continuamos reforzando y reconfigurando la cartera de defensa y espacio. Estamos tomando medidas adicionales para incrementar la eficiencia por medio del proyecto de integración, mientras que nuestra competitividad mejorará más con las inversiones en transformación digital. En conjunto, los progresos que realizamos el año pasado nos dan la confianza de que tenemos los elementos básicos para que se materialice nuestro potencial de crecimiento de los beneficios y del flujo de caja".

Los pedidos netos de helicópteros ascendieron a un total de 353 ( en 2015 fueron 333 pedidos netos), incluyendo el H225M para Singapur y el contrato UK Military Flying Training System. Defence and Space logró una ratio de pedidos a ingresos (book-to-bill) superior a 1, con un fuerte impulso en los pedidos de aviones militares y satélites. Entre los pedidos clave se encontraron 16 aviones C295W para misiones de búsqueda y rescate para Canadá y los contratos de mantenimiento y soporte para el Eurofighter. Pese al mayor número de entregas, de 418 unidades (en 2015 fueron 395 unidades), los ingresos de Helicopters se vieron mermados por un mix desfavorable y menos horas de vuelos comerciales en servicios. Los ingresos de Airbus Defence and Space retrocedieron un 9%, reflejando el efecto negativo de la reconfiguración de la cartera de unos mil millones de euros, pero se mantuvieron estables en general sobre una base comparable.

En Helicopters, el EBIT Ajustado se situó en 350 millones de euros (2015: 427 millones de euros), reflejando el mix desfavorable y menos horas de vuelos comerciales en servicios así como el accidente del H225 en Noruega y algunos costes de campañas. No obstante, el rendimiento subyacente continúa respaldado por continuas medidas de transformación y esfuerzos para la adaptación a los retos del mercado. El EBIT Ajustado de Defence and Space se situó en 1.002 millones de euros (2015: 1.051 millones de euros). El buen comportamiento subyacente palió en parte el efecto del cambio de perímetro derivado de la reconfiguración de la cartera. Contó con el soporte de un fuerte mix de contratos y de la reducción de riesgos, así como de los beneficios materializados gracias a los esfuerzos de reestructuración.

En el programa A400M, las entregas aumentaron a 17 aviones en 2016 (2015: 11 aviones), dos de ellos entregados en lo que va del año 2017. La crisis de la reductora del motor (PGB) fue abordada en el segundo semestre del año con una reparación provisional para aumentar los intervalos de tiempo entre inspecciones. La capacidad se aumentó y el avión se entrega ahora con capacidades tácticas. Durante el segundo semestre de 2016 se afrontaron más retos para cumplir los requisitos de mejora de la capacidad militar y la dirección revaluó el coste industrial del programa, que ahora incluye una estimación de la exposición comercial. Como consecuencia de estas revisiones, en 2016 se registró un cargo total de 2.200 millones de euros (incluyendo 1.200 millones de euros en el cuarto trimestre). Las retenciones de dinero por parte de los clientes continuarán influyendo significativamente en 2017 y 2018 en particular. Persisten retos –que podrían ser significativos– para cumplir los requisitos de capacidad contractual, asegurarse suficientes pedidos de exportación a tiempo, reducción de costes y exposición comercial. Dado el volumen de la pérdida acumulada en el programa A400M, el Consejo de Administración ha pedido a la alta dirección que dialogue con los clientes para limitar la exposición residual.

El Beneficio Neto se situó en 995 millones de euros (2015: 2.696 millones de euros) tras los ajustes del EBIT. También se vio considerablemente afectado por efectos negativos de los tipos de cambio. El Beneficio por Acción ascendió a 1,29 euros (2015: 3,43 euros). El resultado financiero se situó en -967 millones de euros (2015: -687 millones de euros).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.