Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

F-5000, la fragata presentada por Navantia para la Royal Australian Navy

El astillero español Navantia, a través de su filial Navantia Australia Pty. Ltd., ha entregado oficialmente su propuesta para el programa Sea 5000 de la Royal Australian Navy. En respuesta a la fase Request for Tender convocada por la Commonwealth, Navantia Australia ha presentado la fragata F-5000 en el marco de un plan amplio de desarrollo de un buque para guerra antisubmarina (ASW) que además sirva para desarrollar la industria naval de Australia.

La propuesta de Navantia Australia pasa por la continuidad y el bajo riesgo tecnológico, ya que es una evolución del diseño de los destructores AWD de la clase Hobart construidos para la Royal Australian Navy, pero adaptados a los requerimientos del nuevo programa y materializados ya en Adelaide.

La F-5000 también incorpora lecciones aprendidas del desarrollo y construcción de las fragatas antisubmarinas F-310 para Noruega. Se trata de un diseño flexible al incorporar 48 celdas verticales para misiles, un cañón Mk45 de 5 pulgadas, sensores avanzados de superficie, integración del helicóptero MH-60R y una aeronave no tripulada.

El Sistema Integrado de Control de Plataforma (Integrated Platform Management System o IPMS por sus siglas en inglés) es el resultado de la colaboración entre Navantia y SAGE Automation Group (NSAG). Se trata de un sistema ya en servicio con el que están familiarizados 1.5000 marineros de la Royal Australian Navy ya que está en servicio en plataformas como los destructores antiaéreos AWD, los buques anfibios LHD y los futuros buques de reaprovisionamiento AOR, todos basados en diseños de Navantia. Este aspecto supone un ahorro de costes en términos de formación del personal y logística derivada del apoyo al ciclo de vida de las plataformas.

Al estar basado en los AWD clase Hobart, la integración de las F-5000 en la Royal Australian Navy debería realizarse con facilidad, ahorrando de nuevo importantes recursos en términos de economías de escala tanto de construcción, formación, mantenimiento y el ya citado apoyo al ciclo de vida. Por todos estos motivos, la propuesta de Navantia Australia se caracteriza por un bajo riesgo tecnológico, aspecto destacable en el marco del objetivo de desarrollar una industria naval nacional en torno a este programa. En este sentido Navantia se encuentra en negociaciones con socios locales para el programa.

Algunas de las características técnicas de la propuesta fueron analizadas en abril del año pasado, después de que se confirmara la selección del astillero español para la lista corta de candidatos. ( José María Navarro García)

Foto:

La propuesta de la F-5000 para la Royal Australian Navy (Navantia)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.